Publicidad

Supera echa el cierre en un club en Pontevedra por el alza de los costes energéticos

La gestora gallega de instalaciones ha dejado en ‘standby’ su actividad en la instalación de Rías do Sur, después de no conseguir llegar a un acuerdo con la fundación que lidera la actividad de varios clubes de natación en la zona.

piscina recurso

Supera echa el cierre a una instalación deportiva en Pontevedra aludiendo a la insostenibilidad del centro. La cadena gallega controlada por el fondo Portobello Capital ha decidido dejar de operar el Complejo Deportivo Rías do Sur, un equipamiento que ha operado en los últimos años y que ahora ha decidido dejar de gestionar por los elevados costes energéticos, informa Cmd.

A diferencia de otros clubes que opera la cadena, este centro no es propiedad de un ayuntamiento, sino de la Fundación Rías de Sur, que ampara la actividad de numerosos clubes de natación de la zona. “Con la pandemia y, ahora con los disparados costes energéticos, les planteamos la situación y ante su falta de reacción y de propuestas realistas, nos hemos visto obligados a tomar esta decisión”, explican a 2Playbook fuentes de Supera.

La empresa llevará a cabo un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) a partir de abril, momento en que el equipamiento dejará de funcionar. Ahora, la Fundación debe buscar una solución para garantizar que el centro recupere la actividad. “Veremos qué decide hacer la Fundación y qué soluciones concretas pone sobre la mesa”, explican desde Supera.

La cadena gallega ha sido una de las que ha decidido cerrar provisionalmente sus piscinas por el incremento de los costes energéticos. Además de Rías do Sur, han dejado de funcionar otras once piscinas de manera temporal: Ayora y Abastos, en Valencia, Móstoles, Parla Este, Fuentenueva (Marbella), Estepona, Burgos, Distrito 6 (Almería) Santander, León y Azcárraga (Oviedo). La compañía espera retomar la actividad de estos equipamientos en cuanto los costes de luz y gas retomen tarifas más habituales.

El caso de los dos centros de Valencia es particular, porque la gestión caducó hace tres y cuatro años, aunque Supera ha seguido operándolas por petición de la Fundación Deportiva Municipal de Valencia hasta que saque a concurso dichos contratos. La compañía está en negociaciones con la entidad para desencallar el futuro de estos dos complejos.

Supera suma pérdidas de 16 millones de euros entre 2020 y 2021, los dos años afectados por la Covid-19. Pese a las dificultades a las que ha tenido que seguir haciendo frente en 2021, cerró el año con ebitda positivo en 1,7 millones de euros. El año pasado mejoró un 16,4% su cifra de negocio, que rozó los 26 millones de euros y que, unido a los otros ingresos de explotación, generaron unos ingresos totales de 28,9 millones de euros. Hasta la pandemia, Supera había aumentado sus ventas año a año, con una única excepción, en 2013. Desde 2014 y hasta 2019 había acumulado más de 13 millones de euros de beneficios.

Publicidad

Publicidad