Publicidad

La industria del deporte en España: 15.788 millones de negocio, 37.231 empresas y 195.133 empleados

La facturación agregada de clubes, gestores de instalaciones, gimnasios, retailers y demás actividades deportivas mejoró un 8% en 2018, último año con datos agregados del INE. El reto es el tamaño, pues sólo 475 empresas superan los 50 trabajadores.

industria deporte fitness pesas

La industria del deporte transita por su momento más complicado en lo que va de siglo XXI, y uno de los pocos aspectos positivos es que ha encarado esta crisis sanitaria con un músculo económico que jamás había tenido. El volumen de negocio agregado del sector en España ascendía a 15.788,4 millones de euros en 2018, año en el que el número de empresas operando subió a 37.231 sociedades, según se recoge en el Anuario de Estadísticas Deportivas de 2021, elaborado por el Gobierno y al que ha tenido acceso 2Playbook.

Ese año se batieron todos los récords en cuanto a ingresos, demostrando que el deporte se encontró con la Covid-19 cuando más estaba creciendo la práctica y el consumo de espectáculos deportivos. Muestra de ello, y esto ya son datos de 2019, es que el gasto de los ciudadanos en la compra de artículos y servicios deportivos mejoró un 5% interanual, hasta 5.804 millones de euros, según se recoge en el estudio anual del Consejo Superior de Deportes (CSD).

El grueso del crecimiento de estos últimos años lo ha aportado LaLiga y, en parte, también la ACB, las dos competiciones de clubes que más han incrementado sus ventas en los últimos años. En concreto, los clubes deportivos generaron un negocio de 5.881 millones de euros, un 10% más que en 2017, primer ejercicio en el que superaron al comercio minorista especializado. Los retailers deportivos, eso sí, lograron crecer un 5% en 2018, hasta 4.988 millones de euros.

El tercer pilar de la industria deportiva española es el de la gestión de instalaciones deportivas, donde constan operadores como GO fit, Forus o Supera, que aportaron ventas por 2.508,5 millones de euros, un 7% más. Los operadores de gimnasios, epígrafe bajo el que operan las cadenas no concesionales, por su parte, facturaron un 1% más, con 661,9 millones de euros en 2018.

El resto de las actividades deportivas, que aglutinan distintos negocios como la organización de eventos o educación, son las que más crecieron, con un avance respecto a 2017 del 14%, hasta 1.486,8 millones de euros. En cuanto a los fabricantes de artículos deportivos, donde no se incluyen las marcas de bicicletas, subieron un 2%, hasta 261,8 millones de euros.

Este crecimiento ha ido ligado a un aumento casi idéntico en términos porcentuales, del 7%, hasta 6.870,1 millones de euros. Por el contrario, la inversión en activos materiales se recortó un 13% entre 2017 y 2018, hasta 915,2 millones de euros. Más de la mitad de este importe corresponde a los operadores de centros deportivos, que sólo contuvieron la inversión un 2%, frente al hachazo del 67% de las cadenas de gimnasios, que se situaron en 31,2 millones de euros en el último año de fuertes expansiones generales entre las cadenas low cost. En cuanto a los clubes, y pese a que su inversión fuerte es en activos intangibles como los futbolistas, destinaron 267,2 millones a bienes materiales en 2018, un 16% menos.

A su vez, los datos del INE revelan una reducción del excedente bruto de explotación, que cayó un 3,2% entre 2017 y 2018, hasta 1.800 millones de euros. Los clubes deportivos aportaron el grueso de este margen, con 559 millones, si bien son 170 millones de euros menos que en el ejercicio anterior. El fitness, por su parte, ya genera un mayor excedente que el generado por los retailers deportivos.

Una de las razones que explicarían la caída de la rentabilidad es que el gasto en personal creció a un ritmo superior al del negocio, con una subida interanual del 9,9%, hasta 5.020 millones de euros. Algo más del 50% de esta partida fue asumida por los clubes, en especial por los de LaLiga. Ahora bien, las instalaciones deportivas superaron por primera vez los 1.000 millones de euros por este concepto, mientras que los gimnasios destinaron 242 millones, las cadenas de tiendas otros 712 millones y los fabricantes 46 millones.

Y eso que el sector no es especialmente intensivo en cuanto a contrataciones, aunque se han ido dando pasos. El sector tocó techo antes de la pandemia con más de 200.000 empleados, pero los estragos de la Covid-19 se han traducido en un descenso paulatino del número de efectivos, hasta cerrar el primer trimestre de 2021 con 193.000 personas contratadas.

Es una fuerza laboral muy dispersa dentro de un tejido empresarial en el que sólo 475 empresas superaban los 50 trabajadores en 2020; de estas, sólo 251 tenían más de cien personas en plantilla. Es decir, el 1,1% de todas las empresas, donde el perfil más frecuente es el de 1 a 5 asalariados, que es la dimensión de 17.936 empresas, un 43,7% del total. Le siguen sociedades instrumentales sin trabajadores en nómina, que suponen el 41,7% del total. Las micropymes, de 6 a 9 efectivos, sumaban 2.652 empresas, por las 2.864 compañías que ya se movían en la horquilla de entre 10 y 49 empleados.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés