Publicidad

El turismo deportivo se derrumba en España y mueve sólo 1.600 millones de euros en 2020

Los turistas extranjeros y residentes en España que recorrieron el país para asistir a espectáculos deportivos movieron un negocio de 842 millones de euros en el año de la pandemia, por los más de 4.500 que gastaron en 2019.

Turismo deportivo de montaña.

Que la pandemia ha dejado al sector turístico en mínimos históricos no es una novedad, pero sí lo son las cifras que demuestran el impacto real que tuvo la Covid-19 en el sector del turismo deportivo en España en 2020. Esta industria movió un gasto turístico de 1.618,8 millones de euros en 2020, un 76,3% menos que en 2019, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) al que ha accedido 2Playbook.

A los 776 millones de euros que movió el turismo activo ya adelantados por este medio, se sumaron 842,8 millones de euros generados por los viajeros que se desplazaron por España para acudir como espectadores a eventos deportivos. Es una cifra que está a años luz de los 4.585,9 millones de euros de gasto que se generaron en 2019, un año en que todos los eventos se celebraron con público en las gradas y sin limitaciones de movilidad.

En cambio, desde marzo de 2020 se empezaron a disputar encuentros de LaLiga, la Euroliga o de las competiciones Uefa a puerta cerrada, hasta que se declaró el estado de alarma el 14 de ese mes, paralizando todos los torneos que, una vez pudieron reanudarse, lo hicieron sin público. De ahí que el gasto asociado al turismo de espectáculos deportivos haya caído a mínimos desde que se tienen registros.

La caída del negocio vinculado a este tipo de viajes fue del 81,6%, lo que significa que 3.740 millones de euros se quedaron por el camino debido a la pandemia. No es una cuestión menor, ya que los viajes para ver partidos de fútbol, tenis o grandes premios de Fórmula 1 o MotoGP son el principal driver del turismo deportivo en España. Antes de la pandemia, generaba el 67% del gasto turístico deportivo, mientras que los viajes para practicar deporte (turismo activo) movía el 33% restante.

En 2020, se ha equilibrado la balanza, pues el turismo activo generó un 47% del gasto asociado. O, lo que es lo mismo: pese a la puerta cerrada en las competiciones profesionales y a la cancelación del Mutua Madrid Open de tenis o el Godó, el turismo de espectáculos deportivos siguieron representando más del 50% del gasto.

La Covid-19 frenó en seco un sector que año a año facturaba más. En 2018, el gasto creció un 5% interanual, por el 6,3% de 2019, según la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur) y de la Encuesta de turismo de residentes.

Dejando de lado los viajes para presencia competiciones como espectadores y poniendo el foco en el turismo activo (para practicar deporte), los 776 millones de euros de gasto en 2020 suponen una caída del 65,6% interanual, un descenso sin precedentes. El motivo principal fue la bajada del turismo internacional, que antes de la pandemia suponía el 63,4% del gasto turístico deportivo en el país, según la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur). En 2020 pasó a representar un 51,1%, con un gasto total de 396,7 millones de euros, un 72% menos que en el año anterior.

La caída hubiera sido mayor de no ser por el viajero nacional. Los españoles gastaron 379,2 millones de euros en recorrer el país para practicar deporte, un retroceso del 48,8%. Si bien el turismo activo fue una opción a la que podían acogerse los viajeros nacionales, las cifras empeoraron, especialmente porque entre marzo y junio prácticamente no se pudo viajar y la Semana Santa se perdió. Además, en otoño volvieron los cierres perimetrales, y no se pudo salvar el arranque de la temporada de esquí, que también se vio afectada en marzo y abril. En cuanto a los viajes al extranjero, los españoles gastaron 143,4 millones en viajar al exterior para hacer deporte.

Eso sí: si se tienen en cuenta los viajeros internacionales que viajaron a España pro cualquier otro motivo y aprovechando su estancia practicaron deporte, el gasto total se eleva a 3.860 millones de euros en 2020. En este epígrafe se contabiliza el gasto turístico del viaje, incluyendo otras actividades más allá del las deportivas, como puede ser visitar un museo o realizar una ruta gastronómica.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés