Publicidad

Sol, playa y deporte: así son las modalidades deportivas que seducen al turista extranjero en España

El país no sólo atrae a viajeros que llegan expresamente para hacer deporte, sino también a turistas de sol y playa, gastronómicos o de cultura que se ejercitan durante su estancia. Este segmento movió 3.860 millones en gasto turístico en 2020.

Turismo golf

Viajar a España para correr un maratón, esquiar o practicar surf era una opción cada vez más elegida por los turistas extranjeros. Hasta el estallido de la pandemia. Es el denominado turismo deportivo, que engloba aquellos viajes realizados expresamente para practicar o ver deporte y que movió 1.026 millones euros en 2020 en España. Pero, ¿qué ocurre con los viajeros que visitan el país por otros motivos, como el sol y playa, la oferta cultura o gastronómica y, aprovechando el viaje practican deporte?

Según la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur), España recibió 36,4 millones de turistas extranjeros en 2020, de los que 3,25 millones hicieron deporte en algún momento del viaje. En un año normal, esta cifra hubiera superado los 10 millones de visitantes, pero la pandemia provocó una caída interanual del 68% en este tipo de turistas.

El 17,2% de los extranjeros que visitaron en España hicieron deporte durante su estancia pese a no haber venido expresamente para eso. En 2019, este porcentaje era del 12,3%, por el 11,9% de 2018. Es decir: aumentó el porcentaje de viajeros que, sobre el total, decidieron hacer deporte aprovechando su estancia en España. Esta es la nota positiva que deja 2020, un año cargado de malas noticias para el turismo: el porcentaje de viajeros.

Pero, ¿cuánto gastaron estos turistas? Teniendo en cuenta todas las actividades que realizaron (deportivas o no), el desembolso en hospedaje, restauración, movilidad y compras, este tipo de viajeros dejó en el país 3.860 millones de euros, casi un 70% menos que en tiempos prepandemia.

La actividad que más practicaron fue senderismo y montañismo, una opción que sedujo a 1,07 millones de turistas. Le siguieron los deportes náuticos, como el surf, el windsurf o el pádel surf, grupo en el que no se incluye la navegación en barco, que fue el deporte que sedujo a más de 136.000 personas, por los casi dos millones que optaron por esta posibilidad en 2019.

De los 3,2 millones de visitantes que hicieron deporte, 310.700 eligieron el golf, una opción que en años anteriores había superado el millón de turistas. Los deportes de invierno, que precisamente fueron las actividades que sortearon la crisis de la Covid-19 entre enero y febrero, convencieron a 59.400 turistas. Es una cifra inferior a la de otras modalidades en tanto que, por lo general, los turistas que deciden ir a esquiar ya visitan España por ese motivo, mientras que esta estadística recoge a aquellos que llegan al país con otra motivación y, de paso, practican deporte.

Los viajeros que además de hacer turismo practicaron golf se gastaron de media 1.282 euros por persona, mientras que la factura fue de 1.216 euros para quienes practicaron senderismo. Los más austeros fueron los que, aprovechando su viaje, hicieron ruta a caballo (1.003 euros) y quienes optaron por los deportes de invierno (1.082 euros).

 

Los viajes realizados por motivos deportivos mueven un 76% menos en 2020

Los viajes realizados por motivos deportivos movilizaron 1.618 millones de euros en España en 2020 entre los turistas extranjeros y los residentes. Fue un 76% menos que en 2019, que fue un año histórico para el turismo deportivo.

El motivo principal fue la bajada del turismo internacional, que antes de la pandemia suponía el 63,4% del gasto turístico deportivo en el país, según la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur). En 2020 pasó a representar un 51,1%, con un gasto total de 396,7 millones de euros, un 72% menos que en el año anterior.

La caída hubiera sido mayor de no ser por el viajero nacional. Los españoles gastaron 379,2 millones de euros en recorrer el país para practicar deporte, un retroceso del 48,8%. Si bien el turismo activo fue una opción a la que podían acogerse los viajeros nacionales, las cifras empeoraron, especialmente porque entre marzo y junio prácticamente no se pudo viajar y la Semana Santa se perdió.

Por tipo de viaje, a los 776 millones de euros que movió el turismo activo ya adelantados por este medio, se sumaron 842,8 millones de euros generados por los viajeros que se desplazaron por España para acudir como espectadores a eventos deportivos. Es una cifra que está a años luz de los 4.585,9 millones de euros de gasto que se generaron en 2019, un año en que todos los eventos se celebraron con público en las gradas y sin limitaciones de movilidad.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés