Publicidad

La ACB y la FEB activan el crono: nuevo convenio de coordinación antes de que acabe 2020

La Federación presidida por Jorge Garbajosa cifra en 1,6 millones de euros la ayuda económica a los clubes de LEB Oro, contando con los 500.000 euros que aporta la ACB, la reducción de la cuota de inscripción y el medio millón facilitado por la FEB.

Antonio Martín, Jorge Garbajosa y Alfonso Reyes. Fuente E. Cobos ACB Photo
Antonio Martín, Jorge Garbajosa y Alfonso Reyes. Fuente E. Cobos ACB Photo

Tensión es una palabra que bien podría definir las relaciones entre LaLiga o la Lnfs con la Federación de Fútbol. Esa tirantez también ha existido entre los clubes de rugby con su federación, y, en parte, entre la Asobal y la Real Federación Española de Balonmano (Rfebm). En este clima de discordia puesto a prueba en el contexto del Covid-19, un oasis: el baloncesto español. Con mayor o menos dificultad, la ACB y la Federación Española de Baloncesto (FEB) han resuelto sus diferencias negociando y sin necesidad de que el Consejo Superior de Deportes (CSD) tirara de la vía ejecutiva, y ahora ambas entidades quieren dar un paso más allá: elaborar un nuevo convenio de coordinación que sustituya al aprobado en 2008.

“Nos hemos puesto de plazo renovarlo a finales de este año”, afirma Jorge Garbajosa, recientemente reelegido como presidente de la FEB, a 2Playbook. Es una cuestión de vital importancia, ya que el convenio de coordinación regula las competencias, derechos y obligaciones de las ligas profesionales y las federaciones. El convenio actual fecha de 2008 y caducó en 2012, pero la falta de acuerdo entre ACB y FEB ha provocado que se ejecutara la cláusula que prorrogaba el convenio de manera automática año a año. “La situación del baloncesto actual no es la de 2008; es un documento absolutamente obsoleto que queremos renovar”, admite Garbajosa.

Con dicha renovación se daría un paso más en la voluntad de concordia de ambas partes, tras alcanzar un acuerdo para dotar de recursos económicos a los clubes de la LEB Oro. El pasado agosto, la patronal y la FEB pusieron punto y final a tensión provocada por los ascensos y descensos, y acordaron aportar al 50% un millón de euros a los equipos de la segunda categoría para mitigar el impacto del Covid-19. “Ese millón, sumado al contrato de 300.000 euros que tenemos con LaLiga y al descuento en la cuota de inscripción en el torneo supone 1,6 millones de euros para los equipos de LEB Oro, un importe sin precedentes; estamos contentos, aunque sabemos que es imposible que llueva a gusto de todos”, apunta Garbajosa.

La cuota de inscripción anual a LEB Oro es de 36.000 euros, y la FEB se ha comprometido a devolver el 25% del importe abonado en la pasada temporada y a realizar un descuento de otro 25% para la campaña 2020-2021. Los mismos porcentajes de rebaja se aplicarán en la cuota de 17.500 euros de LEB Plata. De este modo, se busca reducir los compromisos económicos de los clubes que compite en la división de oro y plata, para aliviar su economía.

La FEB cifra en 1,6 millones de euros la ayuda económica a los clubes de LEB Oro en 2020-2021

Las dos máximas instituciones del baloncesto español tradicionalmente han demostrado un mayor entendimiento que las federaciones y ligas de otras disciplinas. En 2017 incluso pactaron con la intermediación del CSD reducir de manera gradual el número de participantes en la ACB hasta 16 en 2020-2021. El Covid-19 ha provocado que justo en esa temporada la Liga Endesa gane un participante más y se amplíe a 19 equipos.

Entre junio y agosto la ACB y la FEB estuvieron negociando sobre cómo resolver la situación, pues la Federación se había comprometido a garantizar los ascensos y la ACB había evitado realizar dos descensos. Finalmente, las partes pactaron una liga de 19 en 2020-2021, una temporada en la que descenderán dos equipos y sólo ascenderá uno para garantizar el máximo de 18 clubes en 2021-2022.

Lo que está por ver es cuándo se acometerá la reducción de equipos que algunos clubes llevan años reivindicando para reducir el calendario, y que Antonio Martín deberá abordar en cuanto las exigencias del día a día provocadas por el Covid-19 le concedan una tregua.

Lo que está claro es que en su agenda y en la de Garbajosa la renovación del convenio de coordinación será prioritario en los próximos meses. “Lo que me hace ser optimista de cara al futuro es que tanto Antonio Martín como yo entendemos que el crecimiento va de la mano entre ACB y la FEB. O remamos todos en el mismo barco, o no lo conseguiremos. Si la ACB es mejor, la Federación también lo será, y viceversa, porque somos vasos comunicantes”, afirma el presidente de la FEB.

¿Qué define el convenio de cooperación?

El convenio establece una serie de pactos en materia de arbitraje y formación de colegiados, la constitución de un grupo de trabajo centrado en la formación de jugadores y la elaboración del calendario de sus competiciones teniendo en cuenta el calendario FIBA. En materia económica, también definía la colaboración entre los clubes ACB y la FEB, de modo que cada equipo abonara una cuota anual a la FEB. El organismo también recibía de la asociación de clubes un pago anual que en 2011-2012 fue de 150.369 euros. Adicionalmente, la ACB debía aportar recursos al desarrollo de programas técnicos impartidos por la Federación, con un desembolso que en 2011-2012 fue de más de 83.000 euros.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés