Publicidad

El deporte mira a Madrid: ¿cómo afecta el terremoto político a la agenda del sector?

El Ayuntamiento de la capital confía en seguir trabajando mano a mano con el Gobierno autonómico para proyectar la ciudad y la región al mundo mediante la organización de competiciones nacionales e internacionales. Copa Davis y Mundiales, en vilo.

almeida ayuso davis

La Comunidad de Madrid sufre las réplicas del seísmo provocado por la moción de censura en Murcia, y el choque de placas puede acabar afectando y alternando la apuesta por el deporte que el Gobierno madrileño ha realizado en los últimos años. Su aliado en esa hoja de ruta para atraer eventos deportivos a Madrid ha sido el Ayuntamiento de la capital, donde se ha apostado por una estabilidad y continuidad que no se ha dado en el Gobierno autonómico. ¿Puede caerse realmente algo de la agenda deportiva?

Fuentes del consistorio recalcan que la voluntad es seguir trabajando como hasta ahora. Ciudadanos está al frente del Área Delegada de Deportes, con Sofía Miranda como titular, del mismo modo que Ignacio Aguado, también del partido naranja, asumió la consejería de Deportes. Isabel Díaz Ayuso cesó a su ex socio de Gobierno y nombró en su lugar a Eugenia Carballedo, que desde que se conformó el Ejecutivo autonómico ha sido consejera de presidencia.

Ayuso, Carballedo y José Luís Martínez-Almeida comparten partido y ello es una garantía de estabilidad para que tanto el Gobierno de la Comunidad como el consistorio continúen yendo a una a la hora de levantar la mano para albergar competiciones internacionales y nacionales. “Nuestra idea es seguir trabajando juntos, y vamos a hablar con la nueva consejera, con involucración de Almeida”, reconocen fuentes cercanas al consistorio.

Ha sido esta unidad la que ha hecho posible que el WiZink Center celebre la Copa del Rey de fútbol sala y de balonmano con público en las gradas este mes; que vaya a disputarse el Adeslas Madrid open del WPT con aficionados, o que el febrero lo hiciera la Copa del Rey de ACB. Precisamente durante el sorteo de emparejamientos de ese torneo Almeida apuntó a que la organización de competiciones permitía reconciliar a la ciudad con la normalidad.

 

“Para Madrid, albergar grandes eventos nacionales e internacionales es particularmente importante para transmitir la imagen de ciudad, y un evento de estas caracteriza nos permite atisbar esa normalidad que tanto echamos de menos”, señaló. De ahí que la idea sea continuar sumando fuerzas con el Ejecutivo autonómico, especialmente ahora que la capital aspira a que todo evento que se organice en la ciudad no revierta sólo en ella, sino también en los municipios de los alrededores, como ya explicó Miranda a 2Playbook.

En los últimos años, el Gobierno de Ayuso no se ha quedado atrás su intención por proyectar Madrid al mundo a través del deporte, y la renovación del acuerdo con Kosmos Tennis para retener la fase final de la Copa Davis es un ejemplo. El Gobierno autonómico ha puesto sobre la mesa más de 5 millones de euros para celebrar el certamen en la capital en 2021, y para 2019 y 2020 aportó alrededor de 11 millones de euros más.

El Ejecutivo de Ayuso tiene previsto destinar 39,4 millones de euros al área de deportes en 2021, una cifra que se ha mantenido estable desde 2019 porque, desde entonces, se han prorrogado los presupuestos. De esta partida salen las cantidades con las que la Comunidad de Madrid financia los convenios firmados con organizadores de eventos para que se elija esa región para celebrar eventos.

Sin ir más lejos, el Gobierno tiene suscritos cuatro convenios deportivos que requieren contraprestación económica por un total de 13,4 millones de euros, según ha podido saber 2Playbook. Dos de ellos son para fomentar la actividad física en los centros escolares e institutos; los otros dos están firmados con Kosmos y con la Real Federación Española de Balonmano (Rfebm).  

El convenio más relevante es el de la fase final de la Copa Davis, por lo que se han comprometido un total de 10,8 millones de euros en 2019-2021. Por el acuerdo de la Rfebm, por el que se adjudicaba a Madrid la sede de la Copa del Rey de la Asobal y el XXVI Torneo Internacional de España de balonmano femenino, el Gobierno ha pagado 662.000 euros.

A este importe se suman los 1,6 millones de euros repartidos entre las federaciones madrileñas para el programa de Institutos Promotores de la Actividad Física y el Deporte, y los 262.000 euros del Programa Madrid Comunidad Deportiva, anteriormente llamado Madrid Comunidad Olímpica, y que está pensado para promover el deporte en los centros escolares.

Todos estos proyectos siguen su curso en 2021 para que no peligren ni la Copa Davis ni el resto de las iniciativas, insisten fuentes de la Administración. Sin embargo, dependerá de los resultados de las elecciones y del grado de heterogeneidad de la Asamblea de Madrid que se pueda mantener, o no, la apuesta por el deporte tal y como la dupla PP-Ciudadanos la ha entendido en los últimos años. 

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés