Publicidad

Evix da entrada en el capital a Amura y prevé sacar su casco con airbag al mercado en 2023

La start up, que se encuentra en fase de desarrollo de su producto, ha cerrado una ronda de financiación cuyo importe no ha trascendido y se presentará al concurso de Neotec, que concede ayudas a fondo perdido de hasta 250.000 euros a tecnológicas.

evix casco

Evix prepara el asalto al mercado de su casco con airbag integrado. La start up confía en que el producto esté listo en 2023, y no será hasta el año que viene cuando empiece a tener las primeras conversaciones con marcas y fabricantes para integrar su sistema. Por ahora, ha cerrado una ronda de financiación en la que ha dado entrada en el capital al family office Amura, aunque el importe levantado no se ha desvelado.

“Vamos a utilizar los fondos para seguir desarrollando el prototipo hasta finales de año”, explica a 2Playbook Nil Oleaga, cofundador y director de operaciones. La empresa está pilotada por Marc Millet como cofundador y consejero delegado y también incluye a Lucas Llobet como tercer fundador y director de tecnología y producto.

En su capital también se encuentran Cinto Ajram, fundador de la agencia CA Sports, y Jean-Michel Terme, inversor especializado en start ups y socio del fondo HealthTech180. Desde ahora también contarán con Amura como socio estratégico para aportar fondos en la fase clave de su desarrollo.

En paralelo, Evix se presentará al concurso de ayudas públicas de Neotec, impulsado desde el Gobierno para fomentar el emprendimiento tecnológico. Con una partida de más de 25 millones, los ganadores podrían recibir una aportación a fondo perdido de 250.000 euros, que desde Evix aseguran que será “clave para afrontar el último año”.

Evix se presentará a Neotec y, de no lograr la subvención, abrirá ronda en 2022

“La ronda que hemos cerrado con Amura nos permite llegar hasta final de 2021 y la ayuda de Neotec se desbloquea a principios de 2022, pero si no la conseguimos tendremos que abrir otra ronda para financiar el último tramo del desarrollo”, sostiene Oleaga.

En paralelo, la compañía está tramitando la presentación de patentes en Madrid, que será el primer paso para obtener la patente europea. Una vez conseguida, el objetivo es registrar su tecnología también en Estados Unidos y China para evitar que otros competidores puedan utilizarla una vez salgan al mercado.

“Actualmente hay sistemas de protección, pero son muy pesados y lo que busca un ciclista es ligereza”, destaca Marc Millet. “Nosotros apostamos por un airbag integrado en el casco que se complementa con un algoritmo capaz de detectar y avisar al ciclista de puntos negros, de prever accidentes, avisar a emergencias y que detecta el ángulo de la caída para saber cuándo se debe activar el airbag, entre otras funciones”.

La start up española ha cogido como referencia el modelo de negocio de Mips, una cotizada que apuesta por sistemas de protección parecidos. “No vamos a fabricar cascos ni tener una marca propia, sino que iremos de la mano de marcas y fabricantes para integrar el sistema de Evix en los suyos”, avanza Oleaga.

 

 

De esta forma, Evix ingresará un porcentaje de cada casco que se venda con su sistema de protección, similar al modelo de Mips, cotizada sueca que vende 1,35 millones de unidades anuales y trabaja con 121 marcas como Liv, Salomon, Cannondale, Mavic o Spectra.

En el caso de Evix, el objetivo es que el producto escale y abarque más deportes en una segunda etapa, desde el esquí y la hípica hasta otros sectores como trabajos que se realicen en altura. Por ahora, nace centrada en ciclismo en carretera y movilidad urbana, especialmente en las bicicletas eléctricas.

“Quien compra una e-bike que no solo es para uso en ciudad hace una inversión fuerte y eso quiere decir que está dispuesto a invertir más en su equipamiento”, explica Millet. “Creemos que podemos escalar a cualquier sector que use casco, deportivo o no, a excepción de disciplinas como descenso o freestyle, porque por la velocidad a la que van es casi imposible desarrollar un algoritmo capaz de predecir las caídas y la activación del airbag”.

Publicidad

Publicidad