Publicidad

La Federación de Kárate negocia traer un campeonato internacional en 2022 tras su bautismo olímpico

La Rfek ha presentado candidatura para organizar una cita de las Series A, clasificatorios para la Premier League, la ‘Champions’ de este arte marcial. La Covid ha golpeado en las licencias de la federación, que sumaba tres años con superávit hasta 2020.

karate federación competición

El kárate español aspira a estar en lo más alto en los próximos Juegos de Tokio 2020. El deporte, originario de un arte marcial japonés, se estrenará en la cita nipona y allí, España, tendrá grandes posibilidades de medalla. Así lo aseguran los rankings de Sandra Sánchez y Damián Quintero, donde son los números 1 mundiales, y lo reafirma el presidente de la Real Federación Española de Karate (Rfek), Antonio Moreno, que avanza a 2Playbook que “para el 2022 hemos presentado candidatura de cara a traer a España una cita de las Series A”.

Gestionados por la Federación Internacional de Kárate (WKF, por sus siglas en inglés), las Series A sirven de clasificatorios para la Premier League, la Champions mundial de la disciplina. “Aquí participan los mejores, o sea que conseguir traerlo a España aseguraría un cartel de Primera”, apunta Moreno, que cuenta con una notable presencia en la diplomacia internacional de este deporte como presidente de la Federación Iberoamericana y vicepresidente de la Unión de Federaciones del Mediterráneo. ¿Dónde se ubica España en la mesa del karate internacional? “Somos una federación importante”, responde el dirigente.

Por ahora, no hay lugar ni fecha. Primero la WKF debe dar su aprobación a la candidatura, y después proponer varias ciudades en las que podría llevarse a cabo la cita. Madrid es una de las opciones. La capital de España, de hecho, se consagraría como la capital nacional del kárate si fuera la elegida ya que allí se celebraron los Mundiales de 2018 y un evento de la Premier League de 2019.

Otra candidata podría ser Guadalajara, donde se llevó a cabo el Europeo de 2019. Sin duda, España vive años de esplendor en su posicionamiento como país de kárate. En ello también ha ayudado el bautismo como modalidad olímpica en Tokio. “Creo que ha traído mucha licencia, y también muchos incentivos a todos nuestros atletas”, apunta Moreno.

“Una niña pequeña acaba de hacer un anuncio con Leche Pascual. Hasta ahí llega nuestro karate…”, explica el presidente. A esta buena sintonía mediática del deporte marcial con las marcas y las televisiones le ha puesto su granito de arena Sandra Sánchez. Campeona mundial y máxima favorita al oro este verano en Japón, es una de las figuras del deporte femenino en nuestro país. Recientemente, firmó su noveno patrocinio en plena pandemia con la consultora tecnológica Metaphase07, tal y como avanzó 2Playbook. “Es nuestro buque estandarte”, reconoce Moreno.

En el caso de su federación, la Rfek cuenta actualmente como patrocinadores privados con Iberdrola, LaLigaSportsTV, Daedo y Viajes El Corte Inglés. A esta lista se sumaría también Loterías y Apuestas del Estado.

 

El paso de la Covid por el tatami

En cuanto al área económica y de gestión, la Covid, como a todas las federaciones, ha tenido su impacto en el kárate. “En nuestro caso, eso sí, he de decir que somos una de las federaciones que acabó todas sus actividades nacionales en 2020: de octubre a diciembre hicimos todos nuestros campeonatos de España y todas nuestras ligas”, destaca Moreno.

Para ello, “elaboramos un protocolo, aprobado por el Gobierno y que mantenemos”. Así han logrado que el kárate se siga “muy vivo” en tiempos de pandemia. Lo que no ha podido evitar Moreno es la caída de licencias y, también, de clubes, “que trabajan como empresas” (ofreciendo servicios de clases), que no han podido resistir la crisis y el cierre de los recintos deportivos.

En 2020, el descenso de licencias federativas fue del 12,2%, hasta 66.201 personas, según la Estadística de Deporte Federado, elaborada por el Ministerio de Cultura y Deporte. Moreno, sin embargo, cree que las cifras no son tan acordes a cierre de ejercicio, y pone el listón entre las 70.000 y las 75.000 fichas. Para este año, “todo es incertidumbre”, apunta.

Con un presupuesto de 1,5 millones en 2020, el kárate español vivió una época dorada en la década de los 70 gracias a la figura de Bruce Lee

Lo que sí recuerda Moreno es una época pasada, en la que el auge de hoy se queda corto. “En la época de Bruce Lee y salirnos del Judo en 1978 (compartían federación), ahí teníamos más de 100.000 licencias”.

En su presupuesto, de 1,5 millones de euros en 2020, copa una mayoría la partida de fondos públicos. “Para una federación como la nuestra es muy difícil crecer por la parte privada, pero estamos trabajando en ello, tenemos interés de empresas para patrocinarnos”, apunta el dirigente, sin desvelar más detalles sobre los posibles nuevos acuerdos.

Lo que sí detalla Moreno es el trabajo de la Rfek en “profesionalizar a los entrenadores” en los últimos años, gracias al superávit que han ido obteniendo anualmente desde 2017. “Cuando llegamos (2009) debíamos unos 500.000 euros a los bancos, al Gobierno, a todos… El CSD nos puso un Plan de Viabilidad, y ahora pagamos todos los préstamos y estamos en números positivos”.

Así lo refrendan las cuentas anuales, que destacan beneficios exiguos -las federaciones trabajan para cuadrar números- de entre 45.000, hace cuatro años, y casi 150.000 euros, en 2019. El 2 de julio la asamblea de la federación aprobará la liquidación del ejercicio 2020.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés