Publicidad

Miembros del Gobierno de Japón piden cancelar los Juegos y el COI lo desmiente

Algunos responsables nipones valoran la posibilidad de que la ciudad albergue la cita olímpica en 2032. El COI afirma que estas declaraciones son falsas y Thomas Bach, presidente del organismo, descarta su suspensión.

Tokio2020. Fuente: COI.

Crecen las voces contra los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. Tras Taro Kono, ministro de Administración y Reforma, quien hace una semana invitó al Comité Olímpico Internacional (COI) a buscar un plan B, ahora otro miembro del Gobierno nipón ha asegurado que la cita debería ser cancelada por la pandemia, según The Times, sin desvelar su identidad.

El miembro del Gobierno en el anonimato solicita como alternativa que los Juegos se celebren en Tokio en 2032, el primer espacio disponible tras París 2024 y Los Ángeles 2028. “Nadie quiere ser el primero en decirlo pero todos coincidimos en que es muy complicado”, ha asegurado el dirigente.

Por ahora los Juegos Olímpicos siguen previstos para que arranquen el 23 de julio. Thomas Bach, presidente del COI, ha salido al paso de la publicación asegurando una vez más que habrá Juegos este año: “En este momento no tenemos ninguna razón para pensar que no se celebrará en el estadio olímpico, así que no tenemos un plan B”. Además, el COI ha emitido un comunicado informando de que las informaciones sobre la intención de Tokio de no organizar la cita en 2021 son falsas. 

Bach ha sido el último en sumarse al rally de mensajes oficiales de las últimas semanas. Diferentes altos cargos del COI han declarado que los Juegos se celebrarán como está previsto con o sin público, e incluso el comité organizador japonés ha afirmado que “continuaremos haciendo todo lo posible para prepararnos para unos Juegos seguros”.

Son mensajes similares a los que el COI trasladó el año pasado pese a que los países ya tenían confinada a la población. Por aquel entonces Bach y su equipo también descartaron tajantemente aplazar los Juegos Olímpicos, pese a que la realidad de la pandemia y la presión de la administración japonesa obligaron al organismo a dar su brazo a torcer.

Pese a haber renovado a todos los patrocinadores locales un año más, el aplazamiento ya ha tenido un coste adicional de 2.300 millones de euros, donde no se incluye el plan antiCovid, que aún no ha acabado de ser definido a cinco meses de la prueba.

Para evitar un mayor incremento del presupuesto el comité organizador simplificó recientemente su programa de actividades para ahorrar unos 30.000 millones de yenes (241 millones de euros). En total, el presupuesto para Tokio 2020 se situaba a cierre de 2019 en 1,35 billones de yenes (10.839 millones de euros).

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés