Publicidad

La Rfef saca más ladrillo al mercado: pone a la venta tres inmuebles de su ‘imperio’ de 58 millones

Los activos, un local en A Coruña y dos oficinas en Alicante, han recibido una tasación de 277.000 euros. Se suman a otros que la federación de fútbol ha puesto en el mercado desde 2018 en Gijón, Palencia o Córdoba.

rfef luis rubiales

La Real Federación Española de Fútbol (Rfef) se quiere deshacer de ladrillo. Al menos, del de menor cuantía y más deslocalizado. Por ello, en el último año, el organismo ha sacado al mercado inmobiliario tres inmuebles con los que espera ingresar un mínimo de 276.659 euros, según la tasación externa que se refleja en los contratos públicos de la federación, a los que accedido 2Playbook. El patrimonio inmobiliario de la Rfef rozaba los 58 millones de euros a cierre de 2020.

Los activos en venta se sitúan en A Coruña y Alicante. El de mayor valor es el local que la federación posee en la ciudad gallega, valorado en 149.866 euros. Este inmueble, de 285 metros cuadrados de superficie construida –en 1976–, se ubica muy próximo a la Plaza de España.

Según explica la federación, el activo se encuentra “totalmente desocupado y sin actividad de uso”, aunque “en un estado normal de conservación“. El plazo para presentar ofertas concluyó el pasado 8 de noviembre sin que la Rfef haya notificado ningún avance o novedad al respecto.

Por su parte, en Alicante cuenta dos oficinas de las que también se quiere desprender. Estos dos activos, anexos y situados en la entreplanta de un edificio próximo al barrio de Garbinet, suman 219 metros cuadrados de superficie.

Igual que el de A Coruña, se trata de un inmueble desocupado y en “estado normal” de conservación construido a finales de los años 70. Y como el local gallego, estas oficinas también han visto expirar el plazo de ofertas en noviembre sin que se conozca comprador u ofertas formales por los activos. Todos ellos tienen la calificación urbanística de residencial.

La puesta en venta de estos inmuebles responde al plan de desinversión inmobiliaria que viene realizando la nueva junta directiva desde que Luis Rubiales accediera a la presidencia de la Rfef. Nada más entrar en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas –el gran activo patrimonial de la federación–, el máximo dirigente puso en venta dos locales, en Palencia y Córdoba, por los que solicitaba 280.000 euros.

A los pocos meses, la federación española también inició los trámites para la venta de los dos locales de la federación asturiana en Gijón, a petición del propio organismo territorial. ¿El motivo? La construcción de una nueva sede para la Real Federación de Fútbol del Principado de Asturias, estrenada en noviembre de 2020, en el barrio gijonés de Nuevo Roces.

Cabe destacar que, antes de la formalización de cualquier operación de este tipo, la Rfef requiere autorización, con mayoría absoluta, de la comisión delegada de la asamblea general del organismo.

Además, si el importe de la enajenación fuese igual o superior al 10% de su presupuesto o de 300.506 euros, los estatutos federativos exigen la aprobación también de la asamblea general plenaria, con mayoría absoluta de los presentes. “De la misma manera, en caso de bienes inmuebles que hayan sido financiados, en todo o en parte, con fondos públicos del Estado, será preceptiva la autorización del Consejo Superior de Deportes (CSD)“, detalla la Rfef en el documento.

 

Un patrimonio (a la baja) y 70 campos de fútbol

En su balance de 2020, la Rfef contaba con terrenos y construcciones valorados en 57,2 millones de euros, una cifra que ha ido a la baja en los últimos años. Apenas tres años antes era un 3% superior, con 59,7 millones. La joya de la corona continúa siendo la Ciudad del Fútbol, en Las Rozas (Madrid), con un valor en libros de 47,4 millones de euros y que, junto al museo de la Selección Española, exigió 53 millones de euros para su construcción. 

El complejo, lugar de concentración de La Roja, cumplirá 20 años en 2003 y abarca 12 hectáreas. Dividido en dos áreas, en la deportiva la federación construyó cinco campos de fútbol (uno de ellos con pista de atletismo), un pabellón polideportivo, un hotel-residencia para los futbolistas, restaurante, además del edificio en el que se ubican vestuarios, gimnasio, despachos para técnicos, sala de prensa, entre otros servicios.

Por su parte, en el área administrativa se concentran las dependencias administrativas del regulador del fútbol español, el museo y un auditorio. Sin embargo, desde este año la Rfef cuenta con unas oficinas en pleno Madrid, junto a Plaza de Castilla. Un edificio propiedad de la federación y que hasta ahora ocupaba la Liga Nacional de Fútbol Sala (Lnfs), con quien acumula desencuentros el organismo de Rubiales desde hace años.

La Ciudad del Fútbol es el gran activo inmobiliario de la Rfef, valorada en 47,4 millones de euros

Además de todo este patrimonio, el regulador del fútbol español también es dueño de 45 campos de fútbol y bajo su control están otros 25 campos sujetos a reversión, a cierre de las últimas cuentas publicadas (2020). La mayor parte de estos terrenos de juego propiedad de la Rfef, hasta 34, están “totalmente amortizados” con un valor de coste de siete millones de euros. En esta setentena de campos, la federación ha activado inversiones por 22,3 millones. El total de las amortizaciones acumulados era de 16,3 millones.

Por territorios, Comunidad Valenciana y Tenerife, con 18 y 12 campos, respectivamente, concentran la mayor parte de estos terrenos. La inversión en la zona de Levante supera los seis millones de euros, mientras que en la isla canaria el importe era de cuatro millones.

 

Presupuesto récord de 406 millones para 2022

Para este año mundialista, la Rfef ha presupuestado unos ingresos récord de 406 millones de euros. Entre las claves del negocio, Qatar 2022, el negocio audiovisual y la venta de patrocinios, que se espera que generen 91 millones de euros, el 22% del presupuesto.

La principal partida de ingresos son los derechos audiovisuales de selecciones y competiciones de ámbito estatal, con las que prevé generar 123,6 millones de euros gracias a la Selección Absoluta Masculina, aunque también incluye a la Selección Absoluta Femenina, la Copa del Rey, la Supercopa, así como los derechos audiovisuales derivados del Real Decreto 5/2015.

En la partida de gasto se contabilizan otros 406,5 millones de euros, la misma cantidad prevista para ingresos, por lo que la Federación espera cerrar el año en break even. Hasta 95,4 millones de euros se destinarán a gastos y ayudas a clubes en competiciones de ámbito estatal no profesionales, en lo que se incluyen Primera y Segunda Rfef, así como la Segunda División femenina.

Publicidad

Publicidad