Publicidad

Moncada (Deloitte): “El fitness español tiene potencial y es un mercado atractivo para los fondos”

El gerente de Risk Advisory, y experto en deporte y entretenimiento en la firma de servicios profesionales asegura que, a corto plazo, no ve perspectivas de que una cadena de gimnasios debute en Bolsa.

javier moncada deloitte

Cada año, el sector del fitness se reúne en la feria Fibo de Alemania para presentar las novedades del sector y poner cifras económicas al impacto de esta industria en Europa. Este año, la feria ha vuelto a posponerse, pero EuropeActive, lobby europeo del sector, y Deloitte, han puesto negro sobre blanco para pedir el impacto de la pandemia en los gimnasios. Sólo en España se ha cobrado casi un 40% del negocio y 1.000 millones de euros. Sin embargo, hay espacio para el optimismo, la recuperación, y el apetito inversor. “España es un mercado con perspectivas de crecimiento y, a ojos de los inversores, es un mercado atractivo”, explica Javier Moncada, gerente de Risk Advisory y experto en deporte y entretenimiento en Deloitte.

¿Cuándo se recuperará el volumen de negocio previo a la pandemia?

El sector apunta que de cara al primer trimestre del 2022 se recuperará el nivel de operación habitual, pero lo que tiene que ver con el volumen de negocio prepandemia no se espera que sea hasta 2023 o 2024.

¿Puede salir potenciado el sector?

A raíz del confinamiento aumentaron las nuevas maneras de practicar deporte y eso ha hecho que se vaya impulsando este tipo de práctica ante la poca alternativa que había para seguir un estilo de vida saludable. La salud continúa siendo un tema que preocupa. Según la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, el 30% de los ciudadanos practica más deporte ahora que la pandemia.

¿Se acelerará la concentración del sector o las compañías con más recursos serán cautas a la hora de expandirse vía compras?

Dentro de la crisis que ha habido en el sector, que ha sido muy fuerte y que ha llevado a pequeñas cadenas a cerrar o vender sus negocios, está la oportunidad a futuro de otros operadores de mayor tamaño para crecer. Es un mercado atractivo para los inversores.

¿Qué lo hace atractivo?

Es un mercado con perspectivas de crecimiento. Su potencial ya viene de antes de la pandemia, y tras el impacto sufrido por la pandemia las perspectivas son buenas. El 45% de las 25 cadenas españolas tienen a fondos de inversión detrás. Y, tras la crisis, son empresas con necesidades de financiación y caja para salir adelante. De ahí que, a ojos de los inversores, sea un sector atractivo.

¿Se acelerará también la entrada de fondos de inversión en las fitness tech?

La oferta de entrenamiento digital es algo que el consumidor está demandando y que debería irse integrando en la oferta de los gimnasios. El interés por los fondos en las empresas de fitness digital responde a que es un ámbito con recorrido, que se está demandando mucho y que además permite interaccionar con los usuarios, generar datos y más información.

Has comentado que es un sector con recorrido que, tras la crisis de la Covid-19, ha reducido su tasa de penetración en la sociedad…

Es una oportunidad para crecer. España es un mercado que, en comparación con otros países de Europa, tiene un nivel de penetración todavía bajo. Aquí estamos en torno al 10%, mientras que a países como Reino Unido o Alemania están entre el 13%-15%, y creo que el fitness español puede alcanzar una penetración de entorno al 15%, aunque no sé decir cuándo. Tiene sentido que el fitness gane penetración en este mercado porque el buen clima del país hace que la gente esté más preocupada por su físico y su estilo de vida.

“No veo a cadenas extranjeras entrando en España, pero sí a fondos de inversión adquirieron cadenas españolas”

¿Cómo será el gimnasio del futuro tras la pandemia?

Algo positivo que se puede sacar del impacto de la pandemia ha sido el impulso que ha tenido la transformación digital en el mundo del fitness. El gimnasio del futuro lo imagino integrando cada vez más las modalidades online, algo que ya se ve debido a las restricciones que existen dentro de los gimnasios, y tomando el viento de cola que ha favorecido el entrenamiento virtual. De ahí que muchas estén ofreciendo estos servicios para entrar en casa. No obstante, el gimnasio de puertas hacia adentro seguirá estando presente porque la experiencia del usuario es distinta. No todo el mundo tiene la capacidad económica y el espacio en el hogar como para disponer de los diferentes elementos por los que se acude al gimnasio, desde la socialización como el acceso a servicios y equipamiento.

¿En qué lugar queda la salud en esa oferta del gimnasio del futuro?

Siempre se ha asociado que acudir al gimnasio a la mejora del aspecto físico, pero es algo que ya no va por ahí. Dependiendo del ángulo o segmento socioeconómico donde nos encontremos, se valora de otra manera y se piensa en el gimnasio como un servicio de salud. Quizás desde la perspectiva de la oferta aún hay que mejorar, y ya se están viendo cambios en la oferta de ellos gimnasios al respecto. Muchas cadenas están desarrollando dispositivos y software vinculado a la prevención y rehabilitación de lesiones. Es un tema que tomará importancia y los gimnasios dirigidos al público de mayor poder adquisitivo incorporarán

Algunas cadenas de gimnasios apuntan a que hoy día hay menos clientes que antes de la pandemia en los centros, pero, los que acuden, van con una frecuencia semanal superior. ¿Responde a un mayor interés de la sociedad por cuidarse, o al cierre de otras opciones de ocio?

Los efectos de haber estado confinados con una imposibilidad de poder ir al club han hecho que quienes acudan, lo haga más. Ahora muchos se están empezando a animar acudir porque se sienten consigo mismo al hacerlo. No sé si es algo que se mantendrá en el tiempo, pero sí que se está viendo. También es verdad que nos comparamos con respecto a mayo de 2019, el crecimiento que ha habido en cuanto a incremento de altas ha sido un 29% superior, pero es lógico porque partimos de una base menor.

¿De qué manera pueden los gimnasios competir con plataformas de intermediación de gimnasios y las de entrenamiento en el hogar?

Cuando algo disrumpe en un mercado se tiende a ver como una amenaza, y el ejercicio está en verlo como una oportunidad. Están asociados a un cambio de tendencia de consumo del cliente, y por lo tanto hay que tenerlo en cuenta. Los gimnasios no tienen que competir con las plataformas online y las de integración; si funcionan es porque el público lo demanda y deben reflexionar sobre cómo integrar este tipo de servicio en su oferta.

¿El futuro pasa por crear un servicio abierto que integre Apple Fitness + y otros servicios de entrenamiento? En EEUU, Fitness Time ofrece esa suscripción incluida en la cuota, pero los datos de los clientes son de Apple…

Hay que verlo desde la perspectiva estratégica. Tienes que saber cómo seguir ofreciendo esa máxima de experiencia, pero también valorar que, en el momento en que pierdes el poder sobre la información del usuario, hay desventaja competitiva. Hay que poner a un lado de la balanza el retorno que puede ofrecer abrirte a una plataforma para dar más servicio a tu cliente, y, al otro lado, lo que supone no tener acceso a esos datos. Existe oportunidad y riesgo.

En los últimos meses han salido a Bolsa, o preparado su debut en el parqué, F-45 y Xponential Fitness. ¿En España veremos empresas de gimnasios saltando al parqué?

Por un lado, hay que tener en cuenta que una cadena de gimnasios y una fitness tech ofrecen modelos diferentes a ojos de los inversores. Centrándonos solo en las cadenas de gimnasios, hay que recordar que los principales operadores ya están participados por fondos de inversión, y Basic-Fit es la única cadena cotizada que opera en España. Puede ocurrir que, con la desinversión de un fondo en una cadena, esta apueste salir a Bolsa, pero a priori, y a corto plazo, no veo que haya cadenas españolas debutando en el mercado de valores. Quién sabe si más adelante sí. Es algo que está más en manos de fondos ahora mismo. Lo que sí creo que puede suceder es que un fondo de inversión que tiene participaciones en varias cadenas de gimnasios entre en el fitness español mediante la compra de un operador.

¿Cómo cuando Bridges Fund Management, propio de Viva Gym, entró en el mercado luso con la compra de Fitness Hut?

Sí. Quizás no tiene sentido traer una cadena del extranjero e introducirla en España, pero sí invertir en el fitness español operación corporativa mediante.

Entonces, ¿no veremos cadenas extranjeras entrando en España?

Creo que se hará a través de fondos que invierten en varias cadenas, o mediante masterfranquicias. No hay perspectiva de que haya cadenas que entren por sí mismas, pero sí de la mano de fondos que han invertido en otras cadenas y en otros países. Si conocen el sector y el mercado, podrían introducirse con la compra de otra cadena. También podrían entrar opedores extranjeros mediante masterfranquicias, como Énergie Fitness.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés