La bebida bio asturiana RAW entra en el ‘Gran Circo’: firma con Alpine F1 en su plan de expansión

De la mano de Fernando Alonso, accionista de la compañía, la marca da un salto en su internacionalización como patrocinador de la escudería de Fórmula 1. “Queremos ser los número 1 de las bebidas isotónicas”, aspira su fundador, Rubén González.

Alonso Raw F1

Una start up nacida hace justo dos años llegará al multimillonario Gran Circo de la Fórmula 1 en 2021. RAW Superdrink, marca asturiana de bebida isotónica bio, será la bebida oficial de Alpine F1 Team esta temporada, adelanta Rubén González, fundador de la compañía, a 2Playbook. Se desconocen los términos económicos del acuerdo, que supone un notable paso hacia delante de la marca en su plan de internacionalización que tiene en marcha.

Alpine F1 Team -heredero del equipo Renault y propiedad del grupo automovilístico francés- se estrenará este año en la Fórmula 1 junto a un icono de las cuatro ruedas: Fernando Alonso. No es casualidad que RAW llegue a la principal competición del motor en el equipo de otro asturiano. El doble campeón del mundo es accionista y embajador de la compañía, que ha elaborado una bebida para deportistas bio, ecológica y sin azúcares añadidos, edulcorantes o ingredientes artificiales. También ha sido reconocido con el Premio Emprendedor XXI, impulsado por CaixaBank.

RAW estará presente en el box de la escudería y el hospitality, “y Fernando llevará un bote personalizado para hidratarse”. Además, la marca está negociando estar presente en el casco del piloto. ¿Y en el monoplaza? “Somos una start up, no podemos aspirar todavía a eso”, reconoce González.

Alonso nunca antes había firmado con una marca de bebidas. Sin embargo, “probó el producto, le gustó, y a partir de ahí hubo conexión. Le gustan nuestros valores, que sea una bebida eco y bio, que sea innovadora; además le atrae la imagen y, a partir de ahí, tratamos de buscar sinergias y acabó entrando en el accionariado”, resume el fundador sobre cómo se llevó a cabo el acuerdo.

“Somos una bebida isotónica y ahí el marco de juego es el deporte. Queríamos apostar dentro del mundo del deporte y construir marca desde ahí”, apunta González. Es un terreno que el ideólogo de RAW Superdrink conoce a la perfección, especialmente, la del motor, pues este emprendedor fue uno de los primeros empleados de Monster.

“Empecé a trabajar en 2001 en el proyecto, en California, y cuando la marca creció y llegó el momento de aterriza en Europa, pensaron en mí”, dice González. Cuando los amantes del motociclismo empezaron a ver a Rossi con esta bebida energética, o los dakarianos a Peterhansel con su Mini tuneado con el logo de la marca, estaba este ejecutivo asturiano detrás.

 

“Queremos ser los nº1 en bebidas isotónicas”

Ahora, González está centrado en lanzar su propia marca. Pero todo ese know-how le sirve para llegar a los deportistas de primera línea. Pilotos como Aleix Espargaró, uno de sus primeros embajadores y también accionista de RAW. El boca-oreja incluso ha dado réditos a la marca. Espargaró, que vive en Andorra y es un gran aficionado al ciclismo, dio de probar la bebida a sus amigos ciclistas del Movistar Team. Estos le dieron de probar la bebida al nutricionista de la estructura, “le gustó, y de ahí cerramos el acuerdo”. En este caso, como es habitual en los equipos ciclistas, la alianza supone la provisión de bebidas a cambio de presencia en su lista de socios comerciales.

Más allá del motor y el ciclismo, RAW cuenta con acuerdos con el RC Celta y con la Federación Española de Rugby. En el fútbol, “tenemos propuestas de muchos equipos de LaLiga”, apunta González, que no desvela ningún nombre.

En el deporte, más allá de las grandes competiciones, tiene acuerdos con equipos de eSports, figuras del CrossFit, el esquí y la natación. “Mi misión es cambiar hábitos de consumo y ahí educar a eSports, con la generación Z, que vean que pueden beber una bebida sana y eco”, afirma el fundador.

¿Un objetivo a medio plazo? “Ser la bebida isotónica nº1 en el mundo, superando a Powerade y Gatorade”. Para ello, RAW tiene en marcha un plan de internacionalización que seguirá el mismo patrón que se ha utilizado en España, “que deportistas de las regiones a las que vayamos se sumen al accionariado de la marca”.

Tras abrir recientemente mercado en Caribe y Centroamérica, trabaja para llegar a Estados Unidos y Latinoamérica en 2021. “El objetivo es establecernos en esa área de negocio de América, en general, y llegar a Asia, con China en primer término. Y a partir de ahí, a Europa”. Esta será la particular vuelta al mundo proyectada por la marca bio asturiana a través del deporte y los deportistas.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés