Publicidad

Port Aventura tiene la licencia para operar un Ferrari Land en Tarragona.
Port Aventura tiene la licencia para operar un Ferrari Land en Tarragona.

Ferrari, el ‘Disney’ del deporte que tiene en jaque un negocio de 540 millones de euros

La escudería admite que su negocio comercial, que incluye la escudería de F-1, tiendas y parques temáticos, se resintió un 30% en el primer trimestre de 2020. Su ambición es instalarse en China y Norteamérica con recintos como el de Port Aventura.

Clientes capaces de pagar más de 200.000 euros por uno de sus modelos, pero también aficionados al motor que lo más cerca que podrán estar de uno de sus coches es en un museo o un parque de atracciones. Ese es el desafío de Ferrari, una de las marcas más potentes de la industria del deporte y la que más años lleva explotando el concepto de sportainment. Es lo que, con el tiempo, le ha permitido construir un negocio paralelo a la venta de vehículos que en 2019 facturó 538 millones de euros.

Esta división creció un 6,4% interanual el último año y ya roza el 15% de toda la facturación del grupo, pese a que inicialmente surgió como una plataforma de marketing con la que construir su imagen. Eso sí, desde 2019 con un enfoque distinto, pues a finales de ese año la dirección presentó “los principios de su estrategia de diversificación de marca, reconociendo a Ferrari como una marca única con una doble identidad: exclusiva, pero también inclusiva en relación con nuestras comunidades de aficionados a la F-1”, señala en su último informe anual.

Hay momentos en que esos dos públicos conectan, pues la marca del Cavallino Rampante señala que “utilizamos la plataforma proporcionada por la Fórmula 1 para una serie de iniciativas de marketing asociadas, como el alojamiento de clientes y otros socios clave en el Ferrari Formula 1 Club Hospitality para ver y experimentar las carreras”, así como organizar eventos promocionales.

Sin embargo, la propiedad hace años que decidió buscar alternativas a los grandes premios para construir identidad y alcanzar al público más generalista. Fue en 2010, con la inauguración del Ferrari World Abu Dhabi, que en 2017 tuvo su réplica con el Ferrari Land de Port Aventura, en España. En ambos casos, la compañía cobra un royalty por la cesión de su marca a los promotores de estos parques.

Se desconoce cuál es el peso de estos dos proyectos en la facturación de esta división, aunque la automovilística deja claro que quiere más. “A largo plazo, nuestro objetivo es abrir un parque temático en cada una de las principales áreas geográficas donde operamos, incluyendo Norteamérica y Asia”, avanza. Eso sí, en el corto plazo el foco está puesto en minimizar el impacto negativo del Covid-19.

La división de Ferrari que agrupa la escudería de F-1 y su negocio comercial factura 538 millones

En el primer trimestre de 2020, la facturación del área comercial, patrocinios y marca retrocedió un 30%, hasta 89 millones de euros. La compañía atribuye esta circunstancia a la suspensión temporal de los grandes premios, pero también al cierre de sus dos museos, los parques y toda su red de tiendas. Además, la caída de ventas del sector de la automoción y la mencionada parálisis de la Fórmula 1 provocó una caída del 44% en la venta de motores a Maserati y a varios equipos privados del Mundial de automovilismo.

El complejo de Tarragona ha aportado casi un millón de visitantes a Port Aventura, una cifra nada desdeñable si se atiende a las cifras de los dos museos de Ferrari, situados en Maranello y en Módena, que atrajeron a más de 600.000 visitantes en 2019. En ambos establecimientos hay tienda oficial, el otro gran generador de dinero para la marca entre aquellos seguidores que jamás podrán comprarse uno de sus bólidos.

Al 31 de diciembre de 2019, Ferrari disponía de una red de 44 tiendas oficiales, de las que 24 son franquicias; de estas, 15 son Ferrari Store Junior, dirigidas al público infantil. Es una distribución muy localizada en Italia, donde se ubican quince locales, algunos de ellos en aeropuertos. Además, están presentes en Macao, Miami, Los Ángeles, Johannesburgo, Dubái y Abu Dhabi, entre otros. En España hoy sólo tienen abierto el punto de venta de Ferrari Land, ya que años atrás rompieron con su franquiciado en Barcelona, debido a la caída de ventas tras la salida de Fernando Alonso.

En estos establecimientos hay todo tipo de referencias, desde lujos hasta puramente deportivas, como la colección de moda con Puma. “Para garantizar un crecimiento rentable a largo plazo, Ferrari tiene la intención de centrar su oferta en categorías de productos que mejoren la vitalidad de la marca”, asegura en su memoria anual.

Eso sí, siempre con una idea clara en mente: “La participación en el Campeonato Mundial de Fórmula 1 con la Scuderia Ferrari es el elemento central de nuestro esfuerzo de marketing”, argumentan. Ahora bien, desde 2008 no han logrado añadir un Mundial a los 16 que ya posee, un giro en la historia que podría tener acento español con el fichaje de Carlos Sainz.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés