Publicidad

Callaway duplica su facturación en 2021 y gana 282 millones impulsado por Topgolf

La compañía dedicada a la fabricación y distribución de artículos de golf disparó sus ventas un 97% respecto a 2020. En el último trimestre de 2021 su negocio aumentó un 90% interanual hasta los 712 millones de dólares (390 millones de euros).

callaway golf

Callaway Golf Company ha logrado dejar atrás el impacto de la pandemia. El fabricante estadounidense cerró el 2021 con una facturación de 3.133 millones de dólares (2.723 millones de euros), un 97% más que en el ejercicio de 2020. Además, el beneficio de la compañía ascendió hasta los 321,98 millones de dólares (282,21 millones de euros), frente a los números rojos de 126,9 millones de dólares (111,4 millones de euros) registrados en 2020.

Hay que tener en cuenta que a principios de 2021 se completó la integración de Topgolf en el grupo, una división que ha aportado un 35% de la facturación del grupo, alcanzando los 1.088 millones de dólares (955 millones de euros). “La combinación de Callaway con Topgolf ha disparado nuestras ventas y nuestra rentabilidad superando todas nuestras expectativas iniciales”, ha destacado Chip Brewer, presidente de la empresa.

En el último trimestre del año, Callaway generó un negocio de 721 millones de dólares (625,48 millones de euros), el doble de las ventas registradas en el mismo periodo de 2020. Durante este trimestre, la actividad del fabricante estadounidense se vio fuertemente impulsada por el aumento del tráfico y las reservas, especialmente en la recta final del año, en Topgolf, su división de entretenimiento de golf.

En cuanto a los mercados en los que opera Callaway, la compañía superó sus ventas de 2020 en todas las regiones. El mayor incremento se registró en Estados Unidos (EEUU), donde la facturación aumentó se más que dobló hasta los 2.067 millones de dólares (1.815,3 millones de euros). Le siguieron Europa y Japón, con crecimientos de un 33,9% y un 15% respectivamente y unas ventas de 449,5 millones de dólares (394,8 millones de euros) y 243,8 millones de dólares (214,1 millones de euros).

Por categoría de producto, el equipamiento de golf lideró las ventas concentrando un 39% del total con una facturación de 1.229 millones de dólares (1.079 millones de euros). Esta cifra supone un aumento de un 25,1% respecto a los datos obtenidos en 2020. Por detrás se situaron Topgolf y el textil y otros artículos, que generaron 816 millones de dólares en ventas (716,8 millones de euros), con un aumento de un 34,6% respecto al ejercicio anterior.

 

Previsiones

Al igual que otras grandes empresas del sector, Callaway ha destacado el impacto que la pandemia y las restricciones adoptadas para contenerla han tenido en sus resultados. La firma estadounidense ha destacado el papel que la crisis de suministro que se vive a nivel mundial ha jugado en el retraso y el proceso de entrega de algunos de sus productos. Además, la compañía ha destacado que estos condicionantes todavía podrían afectar a la empresa a lo largo del 2022.

El fabricante y distribuidor de artículos de golf prevé cerrar el 2022 con una facturación de 3.780 millones de dólares (3.320,7 millones de euros) y espera que su negocio crezca en todos sus segmentos de actividad. Para el primer trimestre de 2020 la firma tiene previsto registrar unas ventas de 1.005 millones de dólares (880 millones de euros).

Publicidad

Publicidad