Publicidad

El director de marketing de Scott en España lanza Panot, su propia marca de ‘ebikes’ urbanas

La compañía nace con una primera tirada de bicicletas eléctricas para ciudad y con el objetivo de explorar más servicios vinculados a la movilidad urbana sostenible. Al frente está Didac Sabaté junto a su socio Álvaro Ovejero.

Panot Bikes

El segmento de la movilidad urbana tiene un nuevo competidor. Se trata de Panot, una nueva marca de ebikes para la ciudad que busca posicionarse en plena efervescencia de las tendencias de sostenibilidad y del uso de la bicicleta. Al frente está Didac Sabaté, quien aún se mantiene como director de marketing de la marca Scott en España, y su socio Álvaro Ovejero, especializado en el sector financiero.

“Es un proyecto que comenzó cuando volví a vivir a mi ciudad, a Barcelona, hace algo más de un año, porque aquí la movilidad estaba despegando”, explica Sabaté a 2Playbook. “Comenzamos a desarrollar el proyecto porque nos dimos cuenta que había llegado el time to market para la movilidad urbana, no solo las bicicletas, y de la profunda transformación que las ciudades están viviendo y van a vivir”.

La inversión para lanzar Panot no ha trascendido, pero Sabaté confirma que se ha realizado íntegramente con fondos propios de ambos socios. “Antes de llegar al mercado ya habíamos recibido interés de inversores, pero estamos en una posición en la que no necesitamos más recursos económicos en estos momentos”, sostiene.

“Eso nos ha permitido ser más ágiles en la toma de decisiones y acelerar el proyecto”, asegura. Sabaté es quien se ha encargado de aportar el know how dentro del sector ciclista y tejer la red de contactos para poner a punto la bicicleta. Fruto de estas alianzas nace el acuerdo con Shimano como proveedor del motor de la ebike en un momento de gran escasez de componentes y en el que los grandes proveedores están conteniendo la demanda.

La inversión en Panot ha corrido con fondos propios de Sabaté y Ovejero

Ovejero, por su parte, es el principal socio capitalista y aporta conocimiento técnico dentro del sector financiero. Pero Sabaté advierte: “La relación con Álvaro no es de socios capitalistas, es un apasionado del ciclismo que ha tenido todos los modelos de bicicleta de todas las marcas; es quien hace las recomendaciones técnicas sobre cómo diseñar nuestros modelos y quien nos ha permitido tener un aterrizaje más preciso sobre lo que busca el consumidor final”.

Panot ha aterrizado en Barcelona con una flagship ubicada en el barrio de Les Corts, cerca del centro comercial L’Illa Diagonal. “No es una tienda, sino un showroom donde mostrarnos y que esperamos que funcione como espacio experiencial donde realizar eventos y otras acciones vinculadas a la movilidad de cara a la comunidad”, subraya el directivo.

La marca tampoco trabaja con previsiones de ventas, ya que hace menos de un mes que acaba de lanzarse al mercado. Su fabricación se realiza íntegramente en Portugal y el ensamblado final se produce en su sede de Barcelona. Por ahora, ambos directivos han apostado por controlar toda la cadena de producción y distribución, apostando por la venta directa al consumidor.

Las unidades puestas a la venta en 2021 son limitadas y “será a partir del año que viene cuando vayamos dando forma a nuestro modelo de negocio”. En él no solo se contempla la venta de ebikes, sino explorar más oportunidades dentro del sector de la movilidad urbana sostenible. “Es el momento de adentrarnos, porque por primera vez hay apoyo y recursos económicos institucionales”, explica Sabaté. El propio nombre de la compañía así lo indica, ya que en lugar de Panot Bikes ha nacido como Panot Mobility.

 

 

Las cifras de las ebikes

La industria de la bicicleta movió 18.300 millones de euros en la Unión Europea y Reino Unido en 2020, un 40% más que el año anterior. En total se vendieron 22 millones de bicis completas, lideradas por las ebikes, cuya venta aumentó un 52% interanual, hasta 4,5 millones de unidades, según el último informe La industria de la bicicleta europea y el perfil del mercado, elaborado por la patronal Conebi.

Por cada 1.000 bicicletas eléctricas que se producen en Europa se generan entre seis y nueve empleos cualificados, según el informe. Es el doble de lo que se requiere para producir otro tipo de bicis convencionales y, además, aún se espera el despegue de este tipo de modelos en países como España, cuya evolución está siendo más tardía que en los principales mercados europeos.

En España, la venta de bicicletas se disparó un 40%, hasta 2.607 millones de euros en 2020, según el último estudio elaborado por Asociación de Marcas de Bicicletas de España (Ambe) y SportPanel. Al igual que en la UE, el motor fueron las ebikes, cuya venta se disparó un 49% hasta superar por primera vez la barrera de las 200.000 unidades. Los principales modelos, no obstante, aún son los de montaña, y la gran esperanza para tirar del sector en los próximos años está puesta en las ebikes urbanas.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés