Publicidad

Los fondos de capital riesgo tantean la compra de Reebok a Adidas atraídos por su línea de clásicos

Permira y Triton están entre los candidatos para hacerse con el control de la marca de artículos deportivos, que está siendo valorada en 2.000 millones de euros por la multinacional alemana.

Atleta de Reebok, propiedad de Adidas desde 2006.

Adidas empieza a recibir las primeras muestras de interés por Reebok. La multinacional alemana ha decidido desprenderse de la marca de artículos deportivos de origen británico, y los fondos de capital riesgo han sido los primeros en presentarse. En concreto, se trata de Permira y Triton, que estarían planteando ofertar de manera formal, si bien el proceso está en una fase muy inicial, según Financial Times.

Las dos firmas valoran especialmente el histórico de productos de la marca, aprovechando que las tendencias apuntan a un regreso de los diseños de prendas y zapatillas clásicas. A eso hay que añadir su fuerte posicionamiento en el segmento del fitness, y en especial en entrenamiento funcional, donde durante años ha sido la enseña de referencia para CrossFit.

Estos dos potenciales compradores se suman a VF Corporation, propietario de marcas como The North Face y Vans, y Anta Sports, que el año anterior cerró la compra del 100% de Amer Sports por 4.660 millones de euros, según apuntó en su día Manager Magazin.

En 2020 se han cumplido veinte años desde que Adidas adquiriese Reebok por 3.100 millones de euros. Las ventas de la firma de Massachussets, lejos de crecer, han retrocedido un 12,6% desde entonces, hasta 1.748 millones de euros a cierre de 2019, según los últimos datos disponibles. Es más, en los quince años de tándem Adidas-Reebok, la marca estadounidense no ha logrado alcanzar la rentabilidad. 

Adidas compró Reebok en 2005 por 3.100 millones y está dispuesto a venderla por menos de 2.000 millones

En estos quince años Adidas ha reconvertido a Reebok como una marca “100% fitness”, según se destaca en su última memoria económica. Pese al retroceso en su facturación, el último año se saldó con un alza del 2% en las ventas, que en el caso de Estados Unidos se elevó hasta el 18% a pesar de haber cerrado más de la mitad de sus puntos de venta en el país, donde hoy sólo cuenta con 66 tiendas monomarca.

Según el plan estratégico elaborado por Adidas hace cinco años, Reebok debía aportar el 25% de las ventas de calzado deportivo en 2020. Sin embargo, desde 2018 la compañía dejó de reflejar la aportación de la firma en esta categoría y la facturación total de Reebok apenas equivale al 7,4% del grupo. Adidas, al igual que otros gigantes del retail deportivo, ha iniciado un plan de ajuste global tras solicitar un préstamo de 3.000 millones de euros con el Gobierno alemán. 

La memoria no detalla cuál es el peso aportado por Reebok al negocio de Adidas en España, que se cerró con un incremento del 6,6% en la facturación, hasta 474,6 millones de euros el último año. Entre enero y marzo de 2020, cuando aún no se había decretado el estado de alarma, las ventas bajaron un 13% respecto al mismo periodo del año anterior.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés