Giant prevé facturar 35 millones en la Península Ibérica e integrar su sistema omnicanal en 2021

El fabricante de bicicletas espera poner en marcha el sistema de compra online y recogida en tienda en España y Portugal en el primer semestre del año. La previsión es que los ingresos aumenten un 15% respecto a 2020 pese a las dificultades de stock.

giant bikes

Tras un año de boom del mercado ciclista, llega el reto de estabilizar la oferta y la demanda. Con la cadena de producción y abastecimiento aún en jaque por el aumento de pedidos durante la pandemia, los principales fabricantes de bicicletas han puesto el cepo a su crecimiento en 2021 para ajustarse a las condiciones del mercado. Es el caso de la filial de Giant en la Península Ibérica, que tras un año récord espera crecer un 15% en 2021, hasta 35 millones de euros.

“En los dos primeros meses hemos facturado un 40% más interanual y, aunque creemos que se podría mantener este ritmo, es mejor ser cautos”, asegura José Casla, director general de Giant Ibérica. La filial cerró el último ejercicio en beneficios tras crecer un 38% en comparación con 2019, y su cartera de pedidos, lejos de aflojar, es aún más intensa en 2021.

“Podemos ser el mayor fabricante de bicicletas, pero hemos sufrido igual que todos”, lamenta Casla. “Al final, la situación depende de un número concreto de proveedores y, si no hay suministro, no podemos ensanchar el mercado”, admite. Por ahora, Giant ha podido capear la crisis dando salida al stock existente y utilizando las reservas de bicicletas, aunque no ha logrado aumentar su capacidad de producción.

La filial española no ha sido una excepción. Giant cerró 2020 con una facturación global de 2.080 millones de dólares (1.768 millones de euros), y países como Alemania, Italia o Países Bajos registraron crecimientos similares. Para garantizar el suministro a todas sus filiales, la compañía optó por prorratear los pedidos en base a lo que cada mercado es capaz de absorber, reforzando los más estratégicos donde ciertas gamas de producto tuvieran más tirón.

Giant Ibérica prevé alcanzar una facturación de 35 millones en 2021

Uno de los objetivos de Giant pasa por tener 100% operativa su nueva fábrica en Hungría, un proyecto planteado hace ya tres años. Este será el segundo centro de producción propio que sume el fabricante en Europa, ya que también cuenta con una factoría y un centro logístico en Países Bajos, desde donde se cubría gran parte de la demanda europea.

“Queremos atacar el mercado europeo y asumir una mayor parte de la gestión directa en la cadena de producción y distribución”, explica Casla. Otro de los motivos responde a la subida de los aranceles: “La importación de bicicletas está fuertemente gravada en la Unión Europea (UE), por lo que la rentabilidad puede ser mayor trayendo parte de la producción para este mercado dentro de sus fronteras”, sostiene.

La apertura del nuevo hub en Hungría será crucial para agilizar la logística y desarrollar las estrategias omnicanal. Giant Ibérica espera tener listo el sistema de compra por Internet y recogida en tienda en el primer semestre de este año, aunque el directivo asegura que “en los principales países ya estaba implantado desde hace años”.

“Hasta ahora no habíamos dado ese paso porque la venta online de bicicletas sigue siendo compleja, no solo por la inversión, sino por la logística”, sostiene. “No es igual entregar unas zapatillas que una bicicleta, cuyo montaje final es muy complejo”. De hecho, las ventas online aún se realizan desde el ecommerce comunitario y apenas tienen peso en la facturación total.

La nueva fábrica de Hungría estará lista al 100% este año

El foco del fabricante seguirá puesto en la red de retail tradicional, y la gran esperanza sigue estando en el desarrollo de la bicicleta eléctrica, sin renunciar al resto de modalidades. “Nos hemos decantado por la ebike porque su precio es muy superior, pero no por la urbana, donde en España nunca ha despegado, sino por la deportiva y de ocio, que son modelos que funcionan mejor”, afirma.

El grupo también se encarga de la distribución de otras marcas como Liv, la única centrada exclusivamente en la mujer, y Cadex, esta última introducida en España en 2021. Se trata de marcas complementarias que “aportan a la cadena de valor de Giant”. En el caso de Cadex, además, tiene otra particularidad: “Los componentes de Giant son sólo para nuestros modelos, pero Cadex puede montarse en cualquier bicicleta, y eso le abre mucho mercado porque será el cliente final el que decida la opción”.

Ambas marcas tienen presencia en el ciclismo profesional a través del patrocinio al Kern Pharma, que este año compite en UCI ProTeam. Casla asegura que “nuestra estrategia no es ser espónsor técnico de muchas escuadras, sino apostar por un proyecto en desarrollo, de cantera, y crecer de la mano”.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés