Publicidad

Orbea se muda en Estados Unidos: traslada su sede a un ‘hub’ de Colorado tras 15 años

El fabricante vasco de bicicletas dejará su sede en Little Rock (Arkansas) para trasladarse al municipio de Boulder (Colorado), donde se encuentra uno de los principales hubs de innovación y desarrollo tecnológico del país.

orbea mtb

Orbea se cambia de casa en Estados Unidos. El fabricante vasco de bicicletas trasladará su cuartel general en el gigante norteamericano tras más de 15 años en el municipio de Little Rock (Arkansas), desde donde comenzó a operar cuando se introdujo en este mercado. Su nuevo hub estará ubicado en Boulder (Colorado), uno de los ejes entre la tradición ciclista y el desarrollo tecnológico de la zona central estadounidense.

Al frente de la filial de Orbea seguirá Nick Howe, quien fue promocionado a finales de 2020 como director general de la marca en EEUU. El directivo responde directamente a Gonzalo García de Salazar, quien en 2015 fue ascendido como responsable global de ventas y se encarga de supervisar el negocio de las filiales. 

La compañía no ha especificado a cuántos trabajadores afectará la localización, pero sí que algunos de los empleados tendrán la posibilidad de trasladarse a la nueva localización. Tampoco se conoce cuántos empleados hay actualmente en su sede de Arkansas.

A cierre de 2019, el número de empleados totales de Orbea era de 241 personas, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil. La filial norteamericana es propiedad de la cooperativa al 100% y, a cierre de 2019, contaba con un capital social de siete millones de euros.

Orbea ha ofrecido la relocalización a algunos trabajadores pero se desconoce a cuántos

La mudanza se ha iniciado en las primeras semanas de mayo y se culminará a principios de junio. “Creemos que la increíble cultura de la bicicleta y el entorno progresista se alinean perfectamente con nuestras metas como marca y compañía”, ha destacado Howe en un comunicado de la filial norteamericana.

El municipio de Boulder está considerado como uno de los principales centros de innovación del país. El plan de Orbea pasa por instalar un hub que combine los avances tecnológicos, la educación y la cultura que replique el modelo de Mallabia, su sede en España. Por otro lado, la nueva sede no incluirá un centro logístico, y todos los pedidos llegarán desde Europa.

De esta forma, Orbea espera capitalizar el boom del ciclismo en Estados Unidos, al que la compañía ha señalado durante los últimos años como uno de los países de más crecimientoSe espera que las ventas de bicicletas en EEUU aumenten un 5,5% entre 2020 y 2025 y que cada año se venden entre 15 y 20 millones de bicis.

El mercado de exportación, donde la cooperativa incluye la venta a todos los países fuera de la Unión Europea (UE), representaba en torno al 15% de la facturación total de 2019, con 23,63 millones de euros. Se desconoce su evolución en 2020 y el peso de EEUU en dicha cifra de negocio.

Estados Unidos es uno de los países donde más crece Orbea pero lejos en volumen de facturación

El grueso de las ventas se produce en el mercado intracomunitario y es, a su vez, el que mayor ritmo de crecimiento presenta en los últimos años. Los ingresos por la venta de bicicletas a otros miembros de la UE aumentaron un 37% en 2019, hasta 96 millones de euros, mientras que el mercado español rozó los 50 millones en un ejercicio en el que la facturación total ascendió a 168 millones de euros.

Ahora bien, el crecimiento de Orbea no se frenó por la pandemia. La cooperativa vasca creció un 22% en 2020, un año en el que rebasó por primera vez la barrera de los 200 millones de euros. Su plan para 2021 es incluso más ambicioso, pues espera que sus ingresos se disparen un 30%, hasta alcanzar una cifra de negocio próxima a 267 millones de euros.

Todo ello con el pulmón financiero que aportan los 50 millones logrados de la banca para capear la pandemia y hacer frente a inversiones como el traslado de su sede norteamericana, tal y como adelantó 2Playbook.

Hoy Orbea es el principal fabricante español de bicicletas y su volumen de negocio superará en casi 200 millones a su principal competidor en el país, BH Bikes. El objetivo, por tanto, es claro, y así lo planteó su director general, Jon Fernández, recientemente: distanciarse del pelotón de marcas ciclistas en España y construir las bases para mirar a los gigantes del sector, como Giant, Merida Bikes, Trek, Canyon, Scott o Specialized. 

El movimiento, además, se produce en plena ofensiva por el reposicionamiento de Orbea como marca, en lo que será uno de sus pilares de su estrategia para seducir al consumidor.

Son cambios que llegan tras años fuertes ajustes en su negocio internacional, con una fuerte apuesta por relocalizar la producción y las operaciones. Hoy toda su actividad se dirige desde Mallavia y el capital de todas sus filiales está controlado al 100% por la cooperativa. La única excepción es la sociedad Anaitasuna, a través de la que se gestionan las fábricas en China y Taiwán junto a socios locales.

Dentro de la nueva estrategia para potenciar el valor de su marca, Orbea otorgará un mayor peso a los servicios, experiencias e innovación tecnológica.

Publicidad

Publicidad