Publicidad

VF Corporation gana 1.311 millones y aumenta sus ventas un 12% en 2021-2022 pese al golpe en Asia

El dueño de marcas como The North Face y Vans elevó su facturación el pasado año en todos los mercados menos en la región de Asia-Pacífico, donde cayó un 10%. Los ingresos a través del canal mayorista repuntaron un 16%.

VF Corporation sede

VF Corporation deja atrás el impacto de la pandemia. El holding estadounidense, propietario de firmas como The North Face, Vans, Timberland o Eastpack, duplicó su beneficio durante el último ejercicio fiscal, que comprende entre mayo y abril, hasta 1.386,9 millones de dólares (1.311 millones de euros). Además, su facturación creció un 12%, con unos ingresos totales de casi 11.842 millones de dólares (11.234 millones de euros).

Dentro de las marcas que conforman el grupo, The North Face fue la que más creció durante 2022 con una subida del volumen de negocio de un 26%, alcanzando los 769,5 millones de dólares (727,5 millones de euros). A pesar de ello, Vans sigue liderando la actividad de VF Corporation, con unas ventas de 991,2 millones de dólares (937 millones de euros), un incremento de un 2%. La suma de estas dos marcas concentra un 62% de los ingresos de la empresa.

A nivel de mercados, el holding estadounidense tuvo una evolución muy positiva en todos, excepto en la región de Asia-Pacífico. En estos países las ventas cayeron un 10%, lastradas principalmente por la situación sanitaria y las restricciones adoptadas para contener la propagación del virus. A pesar de ello, la actividad se vio impulsada por el negocio en Europa, Oriente Medio y África (Emea) y Latinoamérica, donde los ingresos subieron un 22% y un 18% respectivamente. Sin embargo, es el mercado de Estados Unidos (EEUU) el que sigue capitaneando la actividad de VF Corporation, ya que el grupo obtiene un 50% de sus ventas allí.

En cuanto a los canales de venta, la facturación procedente del canal mayorista se incrementó un 16%, alcanzando los 1.667,9 millones de dólares (1.576,8 millones de euros), frente a los 1.156,8 millones de dólares (1.090 millones de euros) que representa el direct to consumer, que ha subido un ligero 1%.

 

Previsiones y retos

La compañía ha destacado el reto que ha supuesto la pandemia de coronavirus para la actividad del grupo, con numerosas tiendas cerradas ante las restricciones de las administraciones. A pesar de ello, el grupo estadounidense espera que la crisis sanitaria se mitigue, y no produzca mayores alteraciones a lo largo del ejercicio 2022-2023. El otro gran reto para VF Corporation es la cadena de suministro y logística, que asegura que ha provocado numerosos retrasos en la entrega de los pedidos durante el último año.

Steve Rendle, presidente y director ejecutivo de VF, ha remarcado que “a pesar de los numerosos retos con los que el mercado está teniendo que lidiar durante los últimos años, estoy satisfecho con los resultados que hemos obtenido. Hemos cumplido con casi todas las previsiones que nos habíamos fijado de cara a 2021-2022 por lo que continuaremos invirtiendo en nuestras marcas”.

De cara al próximo año fiscal, el holding espera que la facturación aumente al menos un 7%, con The Nort Face mejorando su volumen de negocio a doble dígito y Vans creciendo a un ritmo constante. La compañía espera que el margen operativo de la empresa repunte un 13,6%.

Publicidad

Publicidad