Publicidad

El Barça pagó 120 millones por Antoine Griezmann hace un año.

23 Capital cesa su actividad en España tras financiar los pases de Griezmann y Joao Felix

La firma, que fue clave en las dos grandes operaciones del mercado de fichajes de 2019, se ha desvinculado de su oficina en Barcelona y ha empezado a liquidar una cartera de préstamos de 1.000 millones de dólares.

La crisis por la que atraviesa la industria del deporte y el entretenimiento se ha cobrado una de sus primeras víctimas. 23 Capital, firma de inversión especializada en deuda para clubes de fútbol, se ha desvinculado de la oficina de Barcelona con la que aterrizó en España, sólo un año después de que integrara en su estructura a SRG Capital. “En el mercado había otros agentes que ofrecían precios muy competitivos y era difícil que pudieran competir, pues ellos por otro lado se protegían mucho para asegurarse los cobros”, explican fuentes del sector a 2Playbook.

Su salida sorprende, especialmente porque el verano pasado fue el protagonista en la sombra del mercado de fichajes. El FC Barcelona recurrió a ellos para financiar la compra de Antoine Griezmann al Atlético de Madrid por 120 millones de euros y la de Joao Félix por parte de los rojiblancos por 126 millones de euros. “Ellos podían hacer operaciones muy sofisticadas y de gran importe, pero eso al final da para lo que da”, explica un asesor de clubes de LaLiga

El propio Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça, admitió poco después de este fichaje que negociar la liquidez “no ha sido fácil; ha sido una operación compleja, que ha requerido unos días”. “El Barça ha pedido un préstamo de 35 millones de euros a devolver en seis meses, y con los otros 85 millones hemos anticipado las facturas que teníamos pendientes este año por muchos cobros de jugadores”, añadió, sobre la operativa con la que más cómodo se encontraba 23 Capital y otros competidores en el segmento de la financiación alternativa para clubes de fútbol, como Rights & Media Funding, IBB o Aqualis.

“El mercado está realmente en operaciones de entre tres millones y veinte millones de euros”, apunta un banquero, sobre el tipo de actividad que da la recurrencia necesaria para soportar una estructura en un determinado país.

A esta competencia de fondos especializados como el suyo, la firma fundada por Jason Traub y Stephen Duval también tuvo que enfrentar a una banca comercial que cada vez se muestra más receptiva a las solicitudes de préstamos por parte de los clubes. Aun así, la gran ventaja de estos especialistas es su flexibilidad en la aprobación de operaciones y su menor aversión a contratos a medio plazo. De hecho, como ya adelantó este diario, la exposición de las entidades de crédito hacia la competición alcanzó su punto más alto de los últimos siete años en 2018-2019, hasta 757,15 millones de euros.

23 Capital había conseguido participar en grandes operaciones de traspasos, pero no en las pequeñas y medianas

Fuentes de la industria señalan que los profesionales que hasta ahora trabajaban bajo el paraguas de la firma británica continuarán en el sector, aunque probablemente con un approach distinto al que se imponía hasta ahora. De hecho, SRG Capital, fundada por Jonny Nye y Andrés Mendoza, continúa operativa desde Barcelona, ya sin el paraguas de 23 Capital.

La de Barcelona era la tercera oficina que abría la compañía fuera de Reino, tras entrar en Los Ángeles y Nueva York con su unidad de negocio volcada en financiación para el mundo del entretenimiento, como productoras de cine o promotores musicales. Sin embargo, toda esta expansión global ahora ha quedado suspendido, pues los dos fundadores han decidido separar sus caminos y liquidar la cartera de préstamos que mantenían por más de 1.000 millones de dólares, según avanzó Financial Times.

Traub sí tiene intención de continuar buscando operaciones de financiación para la industria del fútbol preservando una marca que contenga igualmente el número 23; de momento, ha tenido que refinanciar la deuda con algunos de los clubes. Según el rotativo económico, Duval se centraría en las operaciones para el sector de la música y el entretenimiento, que es en lo que estaba especializado.

Este es el final de una aventura que se aceleró en 2017, cuando la firma logró el respaldo financiero de un fondo de inversión administrado por Soros Fund Management, Quantum Partners, y Corrum Capital. Ese influjo de recursos le permitió batir su récord de operaciones en 2018, con más de 1.500 millones de dólares en préstamos. Este importe equivale a la mitad de las transacciones en las que había asesorado desde 2014, con compromisos financieros de más de 2.000 millones de dólares.

La ruptura empresarial entre sus dos fundadores no es el único borrón en la trayectoria de 23 Capital, que hace dos años fracasó en su intento de crear una red social formada por los principales atletas del mundo. Arropada por Neymar, Messi, Zidane y Beckham, Otro aspiraba a conseguir que los aficionados al fútbol pagaran una suscripción mensual de 3,99 dólares a cambio de acceder a contenidos exclusivos de estos deportivas. Sin embargo, al poco tiempo suprimió la cuota y finalmente ha optado por cerrar la red social y reconvertirse en una productora de contenidos para marcas.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés