Publicidad

De 270 millones al Barça a los 5 millones del Mirandés, ¿a cuánto toca cada club por LaLiga Impulso?

El acuerdo con CVC establece un sistema de reparto basado en el peso que cada club ha tenido en la distribución de los ingresos por televisión desde 2015. La devolución será a cuarenta años, sin intereses y con cláusulas en caso de salida del torneo.

Valencia Nuevo Mestalla Estadio LaLiga

El acuerdo beneficia al FC Barcelona porque tiene que inscribir a Leo Messi. No, el que más gana es el Real Madrid, que así puede acabar las obras del Santiago Bernabéu. Que no, que esto es salvar al resto de los clubes con el valor que tienen los protagonistas de El Clásico. La inversión de CVC en el negocio comercial de LaLiga durante los próximos cincuenta años a cambio de inyectar 2.700 millones de euros generó ayer todo tipo de teorías, algunas conspiratorias, sobre qué se esconde tras la operación. De momento, y lo más evidente, es una importante entrada de dinero en el conjunto del sistema a cuenta de los beneficios futuros. Pero, ¿cómo se repartirá este dinero?

La organización presidida por Javier Tebas ha optado por utilizar un modelo de distribución que los clubes ya conocen, y no es otro que el de la televisión. En este caso, el criterio de asignación de los recursos tendrá en cuenta el porcentaje que ha representado cada club en los ingresos audiovisuales durante los últimos siete años, coincidiendo con la venta centralizada de las retransmisiones. De este modo, se puede ajustar el dinero a la implantación social, las audiencias y el rendimiento deportivo de cada uno.

El cálculo no es sencillo y se desconoce qué ajustes introducirá la competición para corregir la situación de aquellos equipos que no lleven siete años en la élite o que, como el CF Burgos o la UD Ibiza, justo debutan en LaLiga SmartBank. A falta de datos más claros, 2Playbook ha realizado una aproximación a partir de los estados financieros de los equipos que han competido en el fútbol profesional desde 2015, con importes que han sido contrastados con varios equipos para asegurar que se aproximan a las cifras que se les han facilitado internamente.

El club que más dinero recibiría es el FC Barcelona, con unos 270 millones de euros, equivalentes al 11,1% de los 2.430 millones que recibirán los participantes. Son cuatro décimas más que el Real Madrid, que se embolsaría unos 260 millones. Ambos son los que más o menos han dejado entrever que se opondrán a la entrada de CVC en el negocio comercial y su participación en las ganancias del audiovisual, por comprometer derechos hasta 2070.

Las fuentes consultadas indican que no hay ningún tipo de cláusula Superliga por la que se les vaya a exigir renunciar a ese proyecto, como por ejemplo sí se está planteando en la Serie A. No obstante, sí hay puntos del contrato en los que se recogen las condiciones bajo las que cualquier equipo debería devolver anticipadamente el dinero si decide abandonar la competición o influye en una hipotética devaluación de la misma.

Por encima de los 200 millones ya sólo quedaría el Atlético de Madrid, mientras que en la horquilla de los 100 millones y 200 millones se ubicarían Athletic Club, Sevilla FC, Valencia CF y Villarreal FC. Todos ellos coinciden en que cuentan con importantes masas sociales o han conseguido ser bastante consistentes en la clasificación para disputar competiciones europeas.

A partir de aquí, los equipos con varios años ya en Primera División lograrían más de 50 millones de euros, mientras que los calificados como ascensor, aquellos que ascienden y descienden con frecuencia, estarían en la horquilla de entre 20 millones y 30 millones de euros, según las proyecciones realizadas. La brecha en la categoría es importante, y donde más difícil es conocer el factor corrector que se puede acabar aplicando, de lo contrario, el montante para un debutante superaría los dos millones de euros.

En cualquier caso, el criterio de destino de los fondos es el mismo para todos: 15% para refinanciar deuda contraída a causa de la Covid-19 (364,5 millones de euros), otro 15% para mejorar el límite salarial (364,5 millones), con opción a fraccionarlo en tres temporadas, y un 70% (1.701 millones de euros) a infraestructuras o desarrollo de nuevos negocios.

Este no es un aspecto menor, pues la competición considera que estas últimas inversiones son las que pueden marcar el crecimiento a medio y largo plazo del fútbol español, toda vez que la explotación audiovisual empieza a tocar techo con el actual modelo de comercialización.

Aquí no se incluirán sólo la remodelación de estadios o nuevas ciudades deportivas, sino que también podrán financiarse planes de desarrollo internacional, desarrollo de marca y producto, estrategia de comunicación, plan de innovación, tecnología y datos y plan de desarrollo de contenidos en plataformas digitales y redes sociales.

Sobre el papel, la alianza entre LaLiga y CVC considera que esas inversiones harán crecer los ingresos a un ritmo superior al que lo hubieran hecho sin esta inyección de recursos. Y así es como, en teoría, los clubes podrán compensar la devolución del préstamo participativo a interés cero en un plazo de cuarenta años. La fórmula, escogida porque fiscalmente es más beneficiosa, también facilitará acometer inversiones que hoy se veían frenadas por el escaso margen que daban bancos y fondos especializados a la hora de acometer proyectos patrimoniales.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés