Publicidad

La AS Roma apuesta por talento español para la dirección digital con el regreso de Enrique García

El ejecutivo español, ex de Barça y Real Madrid, estuvo temporalmente fuera del club durante la fase de reestructuración posterior al cambio accionarial. Tras dos años al frente del negocio del estadio, ahora liderará la transformación tecnológica.

as roma enrique garcia

Enrique García asume galones en la AS Roma. El ejecutivo español ha pasado de estar virtualmente fuera del club italiano en medio de la fuerte reestructuración emprendida por la nueva propiedad, a ganarse el ascenso. Y el reto no es sencillo: liderar la transformación digital de la organización, según ha podido saber 2Playbook.

Licenciado en Ingeniería Técnica en Informática por la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC), García se incorporó al conjunto transalpino a principios de 2018 como responsable de negocio del Estadio Olímpico, con el foco puesto en el diseño de la oferta para el nuevo recinto deportivo en el que trabajaba James Pallotta, propietario de la mayoría accionarial hasta el año pasado.

Su trabajo en ese ámbito incluyó una fuerte digitalización de procesos, aprovechando la experiencia adquirida en su paso por el FC Barcelona como director de ticketing. En sólo un año, se desarrolló una aplicación para llevar el abono en el smartphone y facilitar la cesión del asiento. También se logró triplicar el número de socios que renovaban de forma telemática su pase de temporada.

El reto ahora es mucho mayor, pues García también supervisará la transformación digital en el área deportiva, con todo lo que eso conlleva en términos de herramientas de mejora del rendimiento, y también en el área de negocio, por ejemplo.

Enrique García llegó en 2018 como responsable de negocio vinculado al estadio y ahora ascenderá a la dirección digital

El ascenso de García se produce tres meses después de la llegada del holandés Max Van Den Doel a la dirección de marketing, incluido todo el negocio de retail, después de 16 años de carrera en Adidas, con una última etapa en la dirección de la división de fútbol y deportes olímpicos en Asia-Pacífico.

El giro de los acontecimientos en cuanto al futuro de García no se ha repetido en el caso de Francesco Calvo, quien sí abandonará próximamente la AS Roma después de tres años. Procedente también del Barça en octubre de 2018, primero asumió la dirección de ingresos y después la dirección de operaciones. Tampoco continuará Giorgio Brambilla, que en enero de 2020 llegó procedente del Inter de Milán para asumir la dirección comercial.

Todos estos cambios están siendo ejecutados por la familia Friedkin junto a sus asesores, que de momento han ratificado en la dirección general a Guido Fienga, fichado en 2013 por James Pallotta para el área de medios y que hace año y medio asumió la dirección general. Bajo su mandato, el club no ha podido alcanzar nunca la rentabilidad económica y las pérdidas han sido abultadas.

Con tal de buscar un modelo deportivo más sostenible, hace tres años ficharon a Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi, para la dirección deportiva. Su paso por Italia no fue el esperado para ninguna de las partes, pero la AS Roma mantiene la idea de contar con una dirección de fútbol que sepa anticipar jóvenes talentos para competir a alto nivel y sacar posteriormente plusvalías por traspasos. Esa es la misión de Tiago Pinto, fichado desde el Benfica.

La familia Friedkin pagó 591 millones por el 86,6% del club, que cerró 2019-2020 con unas pérdidas de 204 millones de euros

En esta fase de transición cuentan con el apoyo de Friedkin, que en agosto de 2020 pagó 591 millones de euros por el 86,6% del club que estaba en manos del grupo inversor de Pallotta. Posteriormente lanzó una oferta pública de adquisición (opa) por el resto de los títulos, asumiendo que su valor era muy inferior dada la delicada situación de su balance. A su vez, a finales de 2020 asumió la conversión de créditos por 104 millones de euros en acciones.

 Sólo en 2019-2020 las pérdidas ascendieron a 204 millones de euros a causa de la Covid-19, mientras que el primer semestre de 2020-2021 arrojó unos números rojos de 74,8 millones de euros. El club de la Serie A perdió 74,8 millones de euros en el primer semestre de 2020-2021, un hecho que, unido al contexto económico general, también le ha obligado a dejar en el aire la construcción del nuevo estadio. A pesar de ello, logró rebajar los números rojos un 14% entre junio y diciembre, respecto al mismo periodo de 2019-2020.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés