Publicidad

Barça: beneficio en 2021-2022 gracias a la refinanciación y bajando masa salarial a 470 millones

La junta directiva presenta un presupuesto de 765 millones en ingresos, pero con un resultado de explotación negativo en 19 millones. La deuda neta escala hasta los 680 millones de euros y el gasto total se recortará un 21% interanual.

fc barcelona comite direccion laporta

El FC Barcelona muestra las cartas con las que espera recuperar la senda del beneficio en 2021-2022 y cerrar un periodo de dos años nefastos en los que las pérdidas acumuladas ascenderán a 578 millones de euros. Eso sí, esta temporada los ingresos seguirán por debajo de los gastos y sólo el efecto de operaciones financieras permitirán dar un beneficio neto de 5 millones de euros. Siempre y cuando se cumpla el plan de negocio y la contención de gastos planteada.

La información remitida a los socios, y a la que ha tenido acceso 2Playbook, revela que los ingresos ordinarios subirán un 21,2% interanual esta temporada, hasta 765 millones de euros. Los gastos se recortarán un 21% por los costes extraordinarios cargados al último ejercicio, de modo que se pasará de 1.136 millones a 784 millones de euros. Es decir, que el resultado de explotación será negativo en 19 millones de euros.

¿Y el beneficio? “Se prevé compensar con la obtención de un resultado neto financiero positivo de 23 millones de euros”, señala la información remitida a los propietarios del club. En este punto, fuentes próximas a la entidad señalan que esto se debe, en parte, al impacto de la refinanciación de deuda acordada con Goldman Sachs, que ha abarato el tipo de interés a pagar, así como otras operaciones extraordinarias. El préstamo es de 595 millones a diez años, con la opción de ampliarlo en 70 millones más.

La junta señala que la deuda neta a 30 de junio de 2021 alcanzó los 680 millones de euros, un 39,5% más interanual. La deuda ajustada baja a 558 millones, debido a que el sistema de cálculo de LaLiga permite dejar fuera del importe todas las inversiones en patrimonio. De ahí que se incumpla ampliamente el ratio de deuda sobre ebitda, de nueve veces frente a los dos que marcan los estatutos. De ahí que la junta haya pedido una carestía de al menos dos años para incumplir sin tener que presentar su dimisión.

En cuanto al patrimonio neto, las pérdidas de 481 millones del ejercicio 2020-2021 han provocado que a cierre de junio el saldo pase a ser negativo en 451 millones de euros. Esto implica que el club se encuentre en una situación de quiebra técnica, si bien la realidad es que cuenta con activos suficientes para mantener las operaciones.

En lo que se refiere a la mejora de ingresos, el salto más importante tiene que ver con la explotación del estadio, cerrado durante el último año y medio. La junta de Joan Laporta confía en que su aportación pase de 25 millones en 2020-2021 a 119 millones de euros, siempre y cuando se mantenga un aforo permitido de al menos el 60% de la capacidad del Camp Nou y el Palau Blaugrana.

Los derechos de televisión aportarán un 3% menos, hasta 273 millones, pues el año pasado se contabilizaron parte de los ingresos de 2019-2020 al disputarse parte de la temporada en julio y agosto. Aquí está por ver cómo puede afectar negativamente la no clasificación del primer equipo para octavos de la Champions League, lo que podría suponer una merma de más de 21 millones respecto al presupuesto, en el que suele contabilizarse que mínimo se alcanzan los cuartos de final.

En el área comercial se ha contemplado un crecimiento del 9% interanual, hasta 292 millones de euros. El club atribuye esta previsible mejora a “la reapertura de las tiendas de venta de merchandising”, que compensarían “las extensiones de algunos patrocinadores de una temporada a la baja firmadas durante la temporada pasada”.

Por último, la partida de traspasos y otros extraordinarios se disparará un 45%, hasta 81 millones de euros, y aquí puede haber cierta polémica de cara a la asamblea. Parte de esos ingresos se corresponden con “la reversión de los deterioros de los jugadores cedidos (Griezmann y Trincão)”. Es decir, que parte de las costes extraordinarios de 138 millones por la depreciación de jugadores que se ha cargado al último año de Josep Maria Bartomeu en la presidencia, en 2021-2022 ayudarán a hacer crecer los ingresos.

La junta ya anunció que presentará un cierre de ejercicio de 2020-2021 con unas pérdidas de 481 millones de euros, en los que a los 138 millones por el deterioro acelerado del valor de la plantilla, se le suman 90 millones en provisiones por litigios, de los cuales aún no ha explicado cuáles son. En su momento, el club confirmó que ahí estaba el pulso legal con Neymar, con el que se llegó a un pacto, pero finalmente echaron marcha atrás en esa decisión.

De ahí que sea tan difícil ver una evolución real del gasto del próximo curso, pues la partida de otros pasará de 350 millones a sólo 64 millones de euros. El esfuerzo más alto se ha realizado en la reducción de salarios deportivos, que bajarán un 24%, hasta 470 millones de euros, tras la salida de Leo Messi y las rebajas salariales acordadas con los capitanes (Gerard Piqué, Sergio Busquets, Jordi Alba y Sergi Roberto).

El resto de sueldos no deportivos se incrementarán un 14%, hasta 57 millones, por la recuperación del personal de tiendas y “nuevas posiciones previstas para cumplir con las exigencias del Plan Estratégico”.

El resto de gastos de gestión, donde ahora se incluye las amortizaciones de fichajes, se incrementarán un 39%, hasta 193 millones de euros. Aquí, el argumento es “la reapertura de las instalaciones y los costes necesarios para poner en marcha toda la operativa de partido (venta de entradas, seguridad, limpieza, etc.), así como por los costes de venta de las tiendas propiedad del Club”, según la documentación.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés