Publicidad

Del Barça al Dépor: radiografía de cómo ingresó y en qué gastó LaLiga en 2019-2020

El club blaugrana es el que más facturó y el que más perdió la última temporada, en una cuenta de resultados agregada que evidencia que los dos elementos que marcan la diferencia entre clubes son la taquilla, los pagos de Uefa y el patrocinio.

laliga puma balon recurso 19 20

Son un total de 462 celdas en un Excel. Una cascada de datos en las que cada club puede sacar sus propias conclusiones, pero que en líneas generales deja una reflexión: la crisis de la Covid-19 impactó en las líneas de ingresos de LaLiga que mayor diferencial generan entre grandes y pequeños, en un 2019-2020 en el que la facturación ascendió a 4.801 millones de euros. Pero ¿cómo se compone la cifra de negocio de cada club? ¿Quiénes lideran cada línea de negocio? ¿Y a qué se destina cada euro?

El líder en términos de facturación fue un año más el FC Barcelona, con una cifra de negocio de 708,3 millones, por encima de los 676,2 millones de euros del Real Madrid. Para entender las diferencias que existen el fútbol profesional: con esos ingresos ordinarios generaron catorce veces más que el Real Valladolid y cien veces más que el CF Fuenlabrada, el que menos ingresos obtuvo en LaLiga en 2019-2020, con 6,49 millones de euros, según los datos extraídos de 2Playbook Intelligence, la unidad de inteligencia de mercado de 2Playbook, que cuenta con toda la información económica de las cinco grandes ligas durante la última década.

Los blaugranas dominaros en todas las áreas de negocio, sólo superados por los blancos en la partida de competiciones, que incluye los pagos de Uefa por la Champions League, giras estivales y recaudación por taquilla y hospitality. Aquí las diferencias son capitales y muy marcadas por el hecho de competir o no en Europa, pues es lo que permite que los dos gigantes facturen 250 veces más que muchos de sus rivales: de 170 millones a menos de un millón que logran con el ticketing muchos equipos.

El diferencial no es tan amplio si se analizan los ingresos por el área social, si bien clubes como Barça, Madrid y, recientemente, otros como Atlético de Madrid y Sevilla FC tienen una ventaja: tienen desdoblada la figura del miembro y cobran tanto por ser socio como por el pase de temporada. Eso, unido a que el Barça tiene tantos socios como diez Primera juntos, explica que la horquilla vaya desde sus 55 millones a los 819.000 euros de la SD Eibar.

Los clubes de LaLiga facturaron 4.801 millones de euros en 2019-2020, con los ingresos por competiciones y comercial como los más determinantes

Esa diferencia no es tan abismal en LaLiga SmartBank, pues aquí el grueso de la factura corresponde a venta de entradas puntuales y ya es habitual que el peso del día de partido proceda de los abonados. El Real Zaragoza lidera sin discusión en esta categoría, con 1,3 millones por competiciones y 4,5 millones en cuotas de socios. Un hito frente al medio millón que, en total, puede obtener un AD Alcorcón.

Ese abismo que separa a los históricos del fútbol español del resto desaparece al hablar de televisión, donde los criterios de reparto corrigen de forma importante estas diferencias con tal de fomentar la competitividad. Así, la diferencia en Primera División entre el que más cobró y el que menos fue de 3,9 veces, con un mínimo de 40,9 millones; en Segunda, este ratio baja a 1,7 veces y casi 6 millones para cualquier equipo recién ascendido.

En esta categoría, el elemento que cada vez pesa más es la ayuda al descenso -o ascenso, según se mire-, con importes cada vez más elevados. Así se explica que Girona FC o Rayo Vallecano rondaran los 20 millones de euros en total en 2019-2020 por televisión, con ayudas de más de diez millones que en algunos casos ya era más que el presupuesto total de algunos de sus rivales. Esta situación ha ido a más en 2020-2021, con las ayudas récord que han recibido RCD Espanyol o CD Leganés, por ejemplo.

La dimensión social y la visibilidad que otorga jugar en Europa influyen de forma directa en los ingresos comerciales, donde la diferencia entre Barça y SD Eibar es de 81 veces. Aquí hay elementos contables que influyen mucho en las diferencias, como por ejemplo la gestión del merchandising. En los despachos del Camp Nou decidieron recuperar la gestión directa del retail en 2018, pasando de computar unos 30 millones de ingresos a más de 60 millones. A menor escala, hay equipos que tienen externalizada la gestión y sólo cobran un variable en función de ventas.

La última línea de ingresos relevante es la de plusvalías por traspasos, si bien aquí no hay una lógica tan clara a la hora de explicar las diferencias. Al margen de los grandes, que en su propia dinámica de compraventa constante superan cada año los 50 millones, las diferencias no son siempre las mismas. Por ejemplo, CD Leganés y SD Eibar, dos de los que menos generan de forma ordinaria, se situaron en media tabla por ventas de jugadores con en torno a 20 millones. En Segunda, los líderes por este concepto fueron dos de los recién descendidos, necesitados de hacer caja para compensar la caída de ingresos por televisión.

En cuanto al gasto en personal, la brecha no es tan amplia como en los ingresos ordinarios. Por ejemplo, el Barça gastó casi 70 millones más que el Real Madrid en sueldos y multiplicó casi por veinte la partida destinada por el RCD Mallorca en LaLiga Santander, que sólo pudo gastar 25,5 millones. Esa diferencia en LaLiga SmartBank fue de sólo 4,6 veces, entre los 24 millones del Girona FC y los 5,2 millones del Fuenla. Este orden prácticamente se reedita en cuanto a las amortizaciones, que sobre todo recogen la inversión anual en fichajes.

En total, quince de los 42 equipos que compitieron en Primera y Segunda División cerraron 2019-2020 con números rojos el último año, si bien las pérdidas agregadas están muy lejos de las sufridas por el resto de grandes ligas. El agujero provocado por la Covid-19 se situó en sólo 19,9 millones de euros, según los datos extraídos de 2Playbook Intelligence, frente al de 213,4 millones que sufrió la Bundesliga o los más de 600 millones que se proyectan para la Serie A o la Premier League tras los anuncios de los principales clubes.

A diferencia de España, donde los ingresos por televisión apenas sufrieron, en el resto de países no fue tan frecuente la renegociación de salarios para mitigar el golpe de la crisis. De hecho, el único caso realmente preocupante es el del FC Barcelona, que se dejó 97,3 millones de euros, por los 20,8 millones del Athletic Club, los 10,1 millones del Málaga CF o los 8 millones del Valencia CF.

El interrogante es si todos ellos serán capaces de mantenerse la senda de la rentabilidad en 2020-2021, después de que se haya prácticamente confirmado que los ingresos por taquilla y abonados serán casi nulos este año, aunque se reabra en mayo, y el mercado de traspasos siga a la baja. En dos años, el fútbol profesional español ha perdido 2.013 millones de euros en ingresos y, a falta de cuatro meses, el agujero que quedaba por tapar ascendía a 1.030 millones.

Un estudio de Pwc señala que el impacto neto de la pandemia fue de 175 millones en 2019-2020, mientras que en 2020-2021 podría alcanzar los 854 millones de euros. Se confía en aminorar el golpe en 300 millones este año con rebajas salariales y ventas. De momento, Barça, Athletic y Betis están entre los que han acordado rebajas.

El golpe será mayor en 2020-2021, debido al desplome del mercado de traspasos, tanto en el verano de 2020 como el invierno de 2021, y a la incertidumbre sobre el regreso de público a los estadios. Pwc cifra en 1.647 millones los ingresos que se han evaporado por el impacto de la pandemia para este año, de los que 727 millones son por la ausencia de plusvalías por jugadores y 683 millones por el cerrojo en los estadios.

Este desajuste ya se ha podido mitigar parcialmente con una reducción de la masa salarial en 321 millones y del resto de costes operativos en 235 millones. El desfase actualmente para esta temporada es de 854 millones de euros (sin incluir diferimientos y rebajas salariales por pactar), pero Javier Tebas, presidente de la competición, confió semanas atrás en que la cifra podría acabar situándose en una horquilla de entre 550 millones y 600 millones de euros. “Hay poco margen de maniobra”, admitió.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés