Publicidad

El Barça logra amparo legal para frenar el pago de 23 millones en multas de Hacienda

El club ha recurrido a la Audiencia Nacional la ejecución de dos inspecciones por irregularidades en la liquidación de rendimientos del trabajo de 2012 a 2015. Alega que la caída del negocio por la Covid-19 ha comprometido su tesorería y no puede pagar.

barça 2020 2021

El FC Barcelona vuelve a la Audiencia Nacional, pero esta vez para solicitar amparo legal para no afrontar inmediatamente la liquidación de dos inspecciones de la Agencia Tributaria. El pago asciende a 23 millones de euros, pero el club sostiene que la caída del negocio y la devaluación de la plantilla a causa de la Covid-19 le impide asumir esta liquidación.

La Sala de lo Contencioso ha aceptado la petición del club, si bien debe presentar un aval antes de dos meses, según adelantan El Confidencial y La Información. La entidad, inmersa en un proceso de transición hasta la celebración de las elecciones, alega que la dramática caída de ingresos por el cierre de los estadios no se ha visto acompañada por la reducción de los gastos operativos, que cifra en 16 millones de euros.

El Barça, al igual que el conjunto del fútbol español, lleva años bajo el foco de Hacienda. Tras perseguir la tributación de los derechos de imagen, el último filón ha sido el de los pagos a los agentes de los jugadores, que los equipos entendían como una relación mercantil y el Fisco considera que son rendimientos del trabajo encubiertos. Es decir, los clubes estaban pagando en nombre del futbolista y, en lugar del IVA, deberían estar sujetos al IRPF.

Esta inspección en concreto se refiere a estos pagos entre 2012 y 2015, con Sandro Rosell, primero, y Josep Maria Bartomeu, después, como presidente. El club recurrió ante el Tribunal Económico Administrativo Central de la Agencia Tributaria, que ha dado la razón a la Administración. La deuda era de 8,7 millones de euros entre cuota e intereses de demora, a lo que hay que añadir sanciones por 14 millones de euros adicionales.

El club blaugrana se está viendo seriamente afectado por la Covid-19. Sólo en el Camp Nou, la caída de la facturación por su cierre al público supone 220 millones de euros de ingresos, según los datos facilitados por la gestora del club. Eso sí, Carles Tusquets ha elevado esta cifra hasta los 300 millones de euros al referirse de los ingresos que debe lograr el Barça a corto plazo para capear el impacto de la clausura del estadio a los aficionados culés.

De ahí que acometer una rebaja salarial a los jugadores sea tan relevante. La junta de Bartomeu aprobó, poco antes de su dimisión, unos ingresos de explotación de 828 millones de euros para 2020-2021, frente a los 791 millones que se había contemplado de inicio. Aun así, son 27 millones menos que en 2019-2020 y un retroceso de 231 millones en comparación con el escenario original que se dibujó para el último curso antes de la pandemia. En cuanto a los costes, la dirección confiaba en rebajarlos hasta 796 millones de euros si logra el recorte en nóminas. Incluidos los costes financieros y los impuestos, el beneficio neto de esta temporada podría llegar al millón de euros.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés