Publicidad

Carlos Suárez deja de ser presidente de honor del Real Valladolid

El antiguo propietario del club, que vendió en el verano de 2019 el 51% de las acciones de la entidad a Ronaldo Nazário, ocupaba el cargo desde entonces. Ahora, la junta directiva ha anunciado que ha expirado su contrato sin dar más detalles.

valladolid ronaldo suárez

Veinte años después, Carlos Suárez abandona el Real Valladolid. El que fue fuera primero presidente, y más adelante propietario del club de LaLiga SmartBank, ya no continuará ostentando ningún cargo en la entidad. La actual junta directiva, presidida por Ronaldo Nazário, ha anunciado que el empresario deja de ser presidente de honor del club.

Este miércoles vencía su contrato en su último cargo en la entidad, y no se ha renovado el acuerdo. El club no ha informado los motivos del mismo, pero sí ha agradecido “su compromiso y la defensa que, durante todo su mandato previo y en su nuevo cargo, ha ejercido de los intereses de la entidad y sus abonados”.

Suárez dice adiós a dos décadas en la primera línea del equipo blanquivioleta, al que entró como presidente en 2001. Diez años después, adquiriría un 58,09% de las acciones de la entidad para convertirse en su máximo accionista. En el verano de 2019, el empresario vendió el 51% de sus acciones al exfutbolista Ronaldo que cesó a Suárez de su cargo de consejero delegado y le otorgó unas nuevas funciones como presidente de honor.

El pasado diciembre, Ronaldo ya decidió hacer cambios en el consejo de administración del Valladolid, dando salida a Suárez para que se incorporara en su lugar David Espinar, director de gabinete de presidencia.

 

Diez millones de beneficio récord gracias a la venta de Salisu

Tras más de una década, el Valladolid cerró 2019-2020 con fondos propios positivos. En aquella temporada, la entidad registró un beneficio neto récord de 9,9 millones de euros, a pesar de los estragos causados por la pandemia, como adelantó 2Playbook.

La obtención de unas ganancias elevadas era más que necesario, pues en el último curso se tenían que abonar 10,3 millones de los 15,56 millones de euros que quedaban por pagar del concurso de acreedores. De ese importe, 7,98 millones correspondían a la Agencia Tributaria que ya se han liquidado. En este sentido, el nivel de apalancamiento también se corrigió de forma acelerada gracias a las plusvalías por traspasos (se anotó 8,25 millones por la venta de Fernando Calero al RCD Espanyol) y los derechos de televisión.

El plan inicial del club dirigido por Matthieu Fenaert era cerrar el último ejercicio con unas ganancias de 14 millones, pero el impacto de la Covid-19 y un mayor gasto en plantilla deportiva explican ese descenso.

De cara al cierre de 2020-2021, el Valladolid preveía superar los 10 millones de ganancias con un presupuesto de ingresos que rondará los 65 millones de euros. Nueve de esos diez millones los logrará gracias a la venta de Mohammed Salisu al Southampton FC el pasado agosto.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés