Publicidad

Gil Marín (Atleti): “¿Quién debe pagar el sueldo de los jugadores mientras están con su Selección?”

El consejero delegado del club apuesta por independizar los calendarios de liga y selecciones, “con un mes y medio para las federaciones”, como oportunidad para desatascar la guerra entre Fifa y las grandes competiciones nacionales.

atletico madrid gil marin

“Si nos obligan a decidir, no queda otra que irnos de casa”. Comparándolas con las discusiones dentro de un hogar o el “elegir entre papá y mamá”, Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético de Madrid, ha dado respuesta a las batallas que envuelven hoy la industria del fútbol en la jornada de inauguración del WFS Europe, el evento profesional organizado por World Football Summit (WFS) en el Wanda Metropolitano. Otra de las reflexiones que ha dejado en el encuentro el dirigente tiene relación con la lucha entre Fifa y las grandes ligas europeas: “¿Quién debe pagar el sueldo de los jugadores mientras están con su Selección?”.

Este miércoles y jueves se reunirán en el estadio colchonero buena parte de los máximos ejecutivos del fútbol europeo. Entre ellos habrá representantes de clubes, competiciones y, también, asociaciones y federaciones. Enfrentadas por el incremento de partidos y la condensación del calendario, Gil Marín tiene una apuesta alternativa. Su propuesta es generar dos temporadas independientes entre sí, en las que las ligas abarquen “nueve meses y medio, un mes y medio para las selecciones y un mes de descanso para los futbolistas”.

Gil Marín ha recordado que “los clubes pagamos los salarios de los jugadores, sumimos grandes riesgos. Ahora en octubre se nos irán quince jugadores (con sus selecciones): vendrán cansados, espero que no lesionados”. “No más de 55 partidos” por temporada para los jugadores, ha solicitado.

Esta pelea entre organizadores “lo único que nos hace es sufrir”. “Eso sólo puede terminar en un escenario: la emancipación. Si no se remedia por las organizaciones que regulan las competiciones, terminará pasando. No en formato Superliga, pero habrá cambios, porque es inviable condicionar así el día a día de los clubes”, ha asegurado el máximo dirigente rojiblanco.

Al respecto, Gil Marín, ha reconocido la dependencia económica de los clubes con los gestores de las competiciones: “Más de un 50% de nuestros ingresos dependen de la gestión de ingresos que hace LaLiga y Uefa”.

Por ello, también, se ha mostrado preocupado por el ambiente “crispado” que existe actualmente en el ecosistema del fútbol. “Tenemos que estar unidos y conseguir que el aficionado se sienta que forman parte del espectáculo”, ha solicitado.

Asimismo, el dirigente español ha loado el trabajo de Uefa con sus torneos, buscando encontrar el balance correcto entre los grandes y los más modestos clubes, y ha destacado que “gestionar para todos los clubes es casi imposible”.

Sobre la Superliga ha reconocido que, “cuando nos invitaron pensamos, ¿cómo no vamos a estar en esa mesa? Por todo lo logrado en la última década”, pero que tardaron 48 horas en desmarcarse de la nueva competición tras darse cuenta de que “el fútbol tradicional es quien nos ha traído hasta aquí y percibir también el rechazo de nuestra masa social”. La Superliga sentía que estaba “precipitada, no estaba suficientemente trabajada”.

 

CVC, ciudad deportiva y un Wanda con ‘cashless’

Respecto al acuerdo entre LaLiga y CVC, Gil Marín ha apuntado que “el tipo de interés es excesivamente alto, pero no hay que analizarlo desde el punto de vista financiero, sino qué sinergias nos genera como socio estratégico por el conocimiento y experiencia que tiene en otros deportes”.

“La rentabilidad no se va a conseguir de forma pasiva; con ese dinero hay que recuperar más de ese 3% anual. Para el Atleti va a ser rentable y para la mayoría también lo va a ser”, ha agregado. Y sobre los derechos audiovisuales, prevé que “no se mantenga el crecimiento de los derechos en Europa. Nosotros en el tender buscamos empatar”. Eso suponen algo más de 3.000 millones de euros, con los 1.070 millones de euros de los derechos nacionales y los 2.000 millones de venta internacional, horeca, resúmenes y resto de activos.

“A mí me va a servir para desarrollar el entorno del Wanda Metropolitano”, ha comentado Gil Marín sobre el uso que hará el club de los fondos. El club avanza para iniciar “a corto plazo” el desarrollo de su nueva ciudad deportiva y de entrenamiento en el que se unirán “deporte y entretenimiento”. Todo ello después de lograr el apoyo del fondo Ares Management para su ampliación de capital, y por la que se ha hecho con el 33,9% del hólding de Gil Marín y Cerezo para seguir controlando el club, que permite sostener unas pérdidas de 86 millones en 2020-2021.

Por la parte tecnológica, el club planea crear un Wanda Metropolitano adaptado al cashless y el pago por móvil, para que todos sus aficionados puedan realizar compras en el recinto deportivo sin tener que sacar la cartera.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés