Publicidad

El Gobierno financiará las ayudas a los clubes de la ACB con los 25 millones extra de LaLiga

La subvención, que finalmente no absorberá fondos europeos, tendrá en cuenta la caída de ingresos y el incremento de gastos de cada club por la Covid-19, con un factor corrector de rendimiento deportivo y aportación de jugadores a la Selección.

Movistar Estudiantes. ACB Photo / A Arrizabalaga
Movistar Estudiantes. ACB Photo / A Arrizabalaga

P. López / M. Menchén

Algunos clubes de LaLiga financiaban su equipo de ACB con el dinero del fútbol, pero ahora será el conjunto de la competición de baloncesto el que se beneficie del negocio del deporte rey. Según ha podido saber 2Playbook, el Gobierno repartirá ayudas directas a los equipos de la Liga Endesa -no habrá rescate global-, y lo hará gracias a la aportación adicional al deporte español que LaLiga tuvo que asumir a cambio de asegurar que podía completar la última temporada. En total, unos 25 millones que podrían cubrir casi la totalidad del roto provocado por la Covid-19.

En virtud de los Pactos de Viana se acordó que la gestora presidida por Javier Tebas elevara su contribución al Consejo Superior de Deportes (CSD), del 1,5% al 3% de sus ingresos por televisión. El primer punto y medio tiene un destino muy claro, que es el de financiar las cuotas de la Seguridad Social de atletas de alto nivel y apoyar al fútbol femenino y aficionado, pero la nueva partida es mucho más abierta.

El actual Real Decreto-ley 5/2015, que regula la venta centralizada de los derechos de televisión, se modificó el año pasado para incluir que ese nuevo 1,5% adicional se destine a “la promoción, impulso y difusión del deporte federado, olímpico y paralímpico, así como a la internacionalización del deporte español”. Fuentes próximas a la gestora del fútbol profesional señalan que ese porcentaje hoy equivaldría a entre 25 millones y 30 millones de euros. El CSD ha preferido no hacer comentarios al respecto, aunque Irene Lozano ya comentó el pasado abril que de los Pactos de Viana se derivarían recursos para apoyar al deporte español tras esta crisis.

Algunos clubes de fútbol consultados mostraron ayer su malestar, al no compartir que ayudar a los equipos de baloncesto implique cumplir con los objetivos a los que se acordó destinar ese dinero. Para ello, según las fuentes consultadas, el CSD ha decidido que el reparto de ayudas tendrá en cuenta elementos como el rendimiento deportivo o la aportación de jugadores a las selecciones nacionales. En esencia, marca España.

De este modo, el CSD no destinará parte de los fondos europeos a compensar a los clubes, la idea que inicialmente muchos de ellos barajaban tras anunciarse una partida de 50 millones de euros. El interrogante es cómo se establecerá el criterio de reparto en caso de que no haya dinero suficiente para compensar a los clubes y haya que prorratear el dinero, pues tampoco está claro que esos 25 millones o algo más vayan íntegramente al baloncesto. Inicialmente, debían reservarse al Plan ADO.

La taquilla generó 33,4 millones de euros a los clubes de la ACB en 2018-2019

Fuentes del sector afirman a este medio que el reparto de los recursos se hará en función de diversas variables. Por un lado, la caída de los ingresos como consecuencia de la pandemia, por lo que se contabilizarán los ingresos asociados al matchday que no se han podido facturar. En 2018-2019, esta línea de negocio generó 33,4 millones de euros a los clubes de la ACB, según los datos recopilados por el CSD. Este año la factura global es mayor, puesto que la Liga Endesa cuenta con un equipo más, el Acunsa Gipuzkoa Basket.

Los clubes deberán contabilizar también la caída del negocio del patrocinio como consecuencia de la crisis sanitaria, ya que la puerta cerrada ha provocado que algunos espónsors locales hayan ajustado su presupuesto, al no poder activar su patrocinio del mismo modo que si los pabellones estuvieran llenos.

Por otro lado, los equipos también deberán contabilizar el gasto adicional que ha supuesto la pandemia, pues los equipos han tenido que destinar una serie de partidas a la adquisición de equipos de protección individual (EPIs), test, el gasto en viajes y hospedaje siguiendo el protocolo Covid-19, e incluso el alquiler de instalaciones para garantizar la seguridad de los equipos. Se estima que estos gastos han superado incluso el medio millón de euros en algunos clubes.

Los equipos facilitaron esta información al CSD antes de la Copa del Rey, cuando la ACB pidió a los participantes que contabilizaran ingresos cero por taquilla y abonados para esta temporada, como adelantó 2Playbook. De este modo, se buscaba medir el impacto de la pandemia de cara a que los equipos que lo desearan pidieran ayudas públicas para que el CSD las estudiara.

Realizado este balance, todo apunta a que el Consejo de Ministros aprobará un Decreto Ley que regule la subvención, según avanzó Marca. Es una actuación necesaria para que el procedimiento sea correcto, al tratarse de ayudas públicas. El segundo paso es la presentación de documentación por parte de los clubes para justificar la solicitud de la subvención y así dar a conocer cuál ha sido el impacto de la pandemia en sus cuentas.

El Gobierno aprobará un Decreto Ley para regular la subvención que se repartirá entre los clubes de la ACB

Si la ACB cerrara la temporada jugando sin público en las gradas, la competición dejaría de tener 2,1 millones de espectadores en los pabellones, con el derivado impacto que ello tiene en ticketing, abonos y patrocinio. Según cifras de la ACB, la venta de entradas suponía un promedio del 23% de los ingresos de los clubes antes de la pandemia, un porcentaje que en algunos casos se eleva el 40%. La patronal no ha dado a conocer de cuánto es el roto, pero supera los 33 millones de euros, según el informe económico del baloncesto español, elaborado por el CSD.

“Son varios millones de euros los que se han dejado de ingresar, se está haciendo un gran esfuerzo en mantener su competitividad, y nuestra obligación como ejecutiva es proporcionarle las ayudas, y las estamos buscando a nivel privado para aliviar las tensiones de tesorería, y a nivel público”, afirmó ayer Antonio Martín, presidente de la ACB, en los Desayunos Deportivos de Europa Press.  Al igual que LaLiga, la patronal del baloncesto está en conversaciones con el CSD para tantear el regreso de público a los pabellones, aunque aún no hay fecha definida para ello. “Estamos en un momento en que podemos mirar con optimismo los meses venideros para el regreso de aficionados; deseo que vuelvan a las gradas antes de que finalice la temporada”, comentó.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés