Publicidad

El grupo americano Krause, a punto de comprar el Parma en una operación de más de 100 millones

La familia del multimillonario estadounidense Bill Krause pasará a controlar el 60% del club italiano de la Serie A tras imponerse a ofertas de inversores de Catar.

Jugadores del Parma, de la Serie A.

El mercado de fichajes en Parma va más allá del terreno de juego. El club italiano de la Serie A está a punto de pasar a manos americanas. La familia del multimillonario estadounidense Bill Krause ha realizado una oferta superior a 100 millones de euros para el control del 60% del club. La operación, que se realizaría a través de Krause Goup, podría sellarse en los próximos días.

La venta del club no supondrá la salida inmediata de los actuales inversores, empresarios locales en su mayoría, entre los que se encuentra Guido Barilla, propietario de la marca de pasta homónima. Este grupo de grandes accionistas, denominado Nuovo Inizio, mantendrían una participación del club durante al menos cinco años, según Financial Times.

El cambio de manos del Parma llega dos años después de la fallida compra del club por parte de Hope Group, el holding chino propietario del Granada CF. Su dueño Jiang Lizhang, junto a Link International, llegaron a ir a juicio contra los inversores locales, tras perder el grupo asiático la mayoría accionarial –llegó a controlar el 60%– por una maniobra de Nuovo Inizio con la que recuperó un 30% del club alegando incumplimientos en algunos puntos del acuerdo de compraventa de la entidad parmesana.

Ahora, el grupo Krause, con ingresos por valor de 2.800 millones de dólares (2.360 millones de euros) en 2019, apuesta por el club italiano, aumentando así sus inversiones en el país transalpino donde ya controlan la explotación de dos bodegas vinícolas en el Piamonte. La familia Krause obtuvo su fortuna en la cadena de supermercados Kum&Go en Estados Unidos, y cuenta ya con un club de fútbol estadounidense, el Des Moines Menace de la USL (Cuarta División).

La inversión de los Krause se conoce un mes después de la compra del AS Roma por parte del multimillonario estadounidense Dan Friedkin y la adquisición la pasada temporada del ACF Fiorentina del magnate de los medios de comunicación Rocco Commisso. La Serie A se ha convertido en un muy atractivo mercado para la inversión de fondos, y no sólo americanos, también asiáticos, como demuestran las operaciones que trajeron a Milán al gigante chino Suning Holdings, que pagó 270 millones de euros en 2016 por una participación mayoritaria del Inter y del empresario, también chino, Yonghong Li, que un año después intentó hacerse con el control del AC Milan por 740 millones de euros.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés