Publicidad

Herbalife Gran Canaria esquiva las pérdidas por el recorte salarial y el reparto de la ACB

La entidad, que pactó con los jugadores una rebaja del 50% de las nóminas de abril, redujo sus ingresos un 38% en 2019-2020, hasta 4,5 millones de euros, pero abandonó las pérdidas y cerró el año con un beneficio de 33.638 euros.

Herbalife Gran Canaria. Fuente: ACB Photo.
Herbalife Gran Canaria. Fuente: ACB Photo.

Herbalife Gran Canaria abandona las pérdidas en el año de la Covid-19 pese a la fuerte caída de su negocio en 2019-2020. El club de la ACB cerró el año con un beneficio de 33.638 euros, que contrasta con las pérdidas de casi 800.000 euros que sufrió en el año anterior. Esquivó y abandonó los números rojos pese a que el negocio cayó un 37,9%, hasta 4,5 millones de euros, como consecuencia de la pandemia y de no disputar competición europea.

Así lo reflejan los datos de las cuentas anuales extraídos de 2Playbook Intelligence, la herramienta de inteligencia de mercado de 2Playbook. Fue fundamental la ayuda del Gobierno canario, que con la conversión del club en SAD pasó a manos del Cabildo de Gran Canaria, pero también fue clave el acuerdo de recorte salarial del 50% en abril alcanzado con los jugadores.

“Es por ello que se ha generado un superávit, debido principalmente por la diminución de costes de los jugadores del primer equipo, gastos de desplazamientos y organización de partidos, y a un aumento de los ingresos de reparto de la competición por la participación del primer equipo en la fase final de la Liga Endesa”, recoge el informe de gestión al que ha accedido este medio.

Sin ir más lejos, el gasto en personal deportivo cayó un 15,3%, hasta 4,43 millones de euros. Los gastos de explotación se redujeron un 55,4%, hasta 2,1 millones de euros, por el ahorro que supuso no viajar ni organizar partidos, tras pararse la competición a mediados de marzo; la Eurocup se canceló, y la fase final de la ACB se disputó en Valencia y fue el empresario Juan Roig quien aportó 1,5 millones para organizar la cita.

Disputar esa fase final permitió al club anotarse ese aumento de los ingresos por el reparto de la ACB, que corresponden al dinero de los derechos audiovisuales y de patrocinio. Finalizar la temporada fue clave para que no cayera el reparto económico, aunque el club sí que notó una caída de los ingresos por el hecho de no disputar ni la Euroliga ni la Eurocup.

Herbalife Gran Canaria facturó 4,5 millones en 2019-2020, una caída del 38% al no jugar en Europa y la puerta cerrada

De ahí que los ingresos por televisión cayeran un 18,1%, hasta 860.000 euros. También se resintió el área comercial, pues el patrocinio se redujo un 48,1%, hasta 2,4 millones de euros. La partida de abonos y socios cayó un 16,7%, hasta 1,1 millones de euros, mientras que los ingresos por la venta de entradas se redujeron un 64,2%, hasta poco más de 50.000 euros.

El informe de gestión reconoce que la Covid-19 provocó “un cambio drástico afectado directamente a las fuentes de ingresos de la entidad; ante la disminución de ingresos en partidas de abonados, ticketing, merchandising, cuotas de cantera y patrocinios, se buscaron alternativas en la reducción de gastos, en parte generados por la cancelación de la propia competición, en parte por el convenio en reducción de salarios con la plantilla de jugadores profesionales”.

La partida que se mantuvo intacta fue la de 3,32 millones de otros ingresos, correspondientes a la subvención de la Instituto Insular de Deportes, que se ha mantenido estable en los últimos años, y que está presupuestada para 2020-2021.

La entidad insular tiene deuda financiera y con otros acreedores por 1,34 millones, de los cuales debe pagar 926.775 euros vencen en 2020-2021 y el resto están comprometidos a largo plazo. Su principal acreedor es la banca, con la que tiene comprometidos 290.599 euros esta temporada y 418.324 euros a largo plazo.

A los 1,34 millones se suma la deuda con la Administración por un total de 515.000 euros, un 26,5% menos que en el año anterior. En el apartado de pasivos financieros figuran 308.710 euros a corto plazo, correspondientes a los 300.000 euros de la subvención otorgada por el Instituto Insular de Deportes de Gran Canaria con devengo en 2020-2021. También se incluye una estimación del importe a reintegrar al Instituto por las subvenciones recibidas en 2017-2018 y no aplicadas, por un total de 9.812 euros.

 

Presupuesto 2020-2021 al alza pese a la Covid-19

El presupuesto al que ha accedido 2Playbook revela 8,7 millones de euros para esta temporada, una previsión de ingresos un 1,1% superior a la que aprobó para el año pasado. Eso sí, para cumplir esa previsión la entidad tendrá que doblar sus ventas.   El club prevé facturar 960.000 euros a través de los contratos de patrocinio que tiene firmados con el Cabildo de Gran Canaria. Como contraprestación, el Granca ofrece visibilidad en la pernera del pantalón de los partidos de la ACB, en el frontal de la camiseta en los encuentros de Eurocup, en la ropa de calentamiento y en otros activos y soportes en el Gran Canaria Arena y en los soportes de comunicación del club.

La marca turística Islas Canarias, que depende del Gobierno autonómico, también aporta su grano de arena al patrocinio, lo que le permite tener visibilidad sobre el dorsal de la camiseta de juego. La entidad ha presupuestado medio millón de euros por la venta de abonos, una cifra que difícilmente alcanzará, puesto que ya se ha disputado media temporada a puerta cerrada.

Ante el impacto negativo de la Covid-19 en el matchday, el club se encomienda a la subvención del Cabildo de Gran Canaria, por 3,2 millones de euros. El virus no ha alterado los planes de la Administración de seguir apoyando al equipo de la ACB, que lleva décadas bajo el control del Cabildo y recibiendo ayudas económicas directas. Esta subvención es vital para el Granca, pues supone un 36,7% de su presupuesto.

Además de las ayudas públicas por subvención y patrocinio, la entidad presidida por Enrique Moreno espera mejorar sus ingresos vía competiciones y los espónsors privados. Por un lado, espera facturar 850.000 euros por los resultados deportivos; por otro, confía en ingresar 2,3 millones por patrocinio. Entre las marcas que apoyan al club está el main sponsor Herbalife Gran Canaria, Bankia, Aguas de Teror, Dsa, Toyota y HPS. En un segundo rango está la hotelera Barceló, Endesa, Kalise, Worten, Viajes Insular, Tirma, Spalding como socio técnico, HiperDino, Clínica Dental IOC, Clipper, el Aquarim Poema del Mar y la empresa de aislamientos acústicos Atefuer.

El Herbalife Gran Canaria también prevé facturar 550.000 euros mediante el traspaso de jugadores. En cuanto a la previsión de gasto, para este año es de 8,72 millones de euros, con un presupuesto para la primera plantilla de 4,45 millones de euros, apenas un 0,2% más que el año anterior. El club espera destinar 830.000 euros al pago de nóminas del cuerpo técnico del primer equipo, un 65,2% más de lo previsto el año anterior.

 

La venta del club, en la agenda del Cabildo

El Herbalife Gran Canaria es un club controlado por el Cabildo Insular de Gran Canaria, la entidad pública que aportó los recursos necesarios para que la entidad cumpliera con la obligatoriedad de transformarse en sociedad anónima deportiva (SAD) en 1992. Desde entonces, la entidad ha estado controlada por la Administración, incluido el Ayuntamiento de Gran Canaria, aunque parte de su accionariado es privado.

Ahora, el Cabildo quiere dar entrada a más capital privado para dejar de controlar la entidad, lo que le ha llevado a tasar el 100% de las acciones en 6,5 millones de euros. La idea es venderlo a inversores locales, con Elite Sports Management como principal opción. La compañía está liderada por Rafael Calvo, propietario y consejero delegado de la agencia, y entre los inversores está el exjugador de la NBA Joel Freeland.

En cuanto se cierre la operación, el peso del accionariado estará en inversores privados, culminando así un proceso que el Cabildo lleva años tratando de llevar a cabo. Tras la venta frustrada de HMK hace un año y medio, el club dirigido por Enrique Moreno viró hacia una apuesta más segura: capital canario para un proyecto canario en el que se involucrara el ídolo local y ex NBA, Joel Freeland. De momento la venta no se ha cerrado, aunque el Cabildo está interesado en que culmine próximamente

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés