El Gobierno vuelve a salir al rescate del Hipódromo de la Zarzuela con una inyección de 6,6 millones

La Sepi ha garantizado una nueva inyección de recursos al recinto deportivo, que tras sucesivas aportaciones públicas arrastraba unas pérdidas de 9,2 millones en 2019. Su facturación, de 8 millones de euros anuales, en jaque.

hipodromo zarzuela madrid

El Hipódromo de la Zarzuela vuelve a cabalgar a lomos de la Sepi. La gestora del recinto deportivo madrileño realizará próximamente una nueva ampliación de capital por la que percibirá 6,6 millones de euros de sus socios -Sepi y Loterías- para llevar a cabo una reestructuración patrimonial de la sociedad y equilibrar su balance, según ha podido saber 2Playbook. Los números rojos del hipódromo alcanzaron los 6,9 millones de euros en el último año, aumentando hasta 9,2 millones de euros las pérdidas acumuladas hasta 2019.

En este sentido, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) es quien dirige las operaciones, como propietario del 95,78% de la gestora del hipódromo, en el que también está presente la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado (Selae), con un 4,22% de las acciones. El Hipódromo de la Zarzuela forma parte del grupo de empresas públicas que controla la Sepi, entidad adscrita al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que dirige María Jesús Montero.

La aportación de su socio de referencia está siendo una tónica general en la instalación en los últimos años. La gestora del recinto desde 2003 ha percibido 14,8 millones de euros en aportaciones de sus socios públicos en los últimos dos años, a los que hay que sumar los 6,6 millones que serán aprobados en una próxima junta extraordinaria de diciembre, según se desprende de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). En total, 21,4 millones de euros desde 2018 destinados a compensar pérdidas y reestructurar patrimonio.

En este ejercicio en curso, el hipódromo prevé rebajar sus pérdidas hasta 6,77 millones de euros, un 2% menos interanual, a pesar de ingresar un 67% menos a causa de la paralización de las carreras y el cierre obligado del recinto durante el confinamiento y meses posteriores.

En concreto, el recinto deportivo prevé cerrar 2020 con una facturación de 2,39 millones de euros, frente a los 8,87 millones de 2019. Entonces, las carreras aportaron 3,78 millones y las apuestas internas le proporcionaron 4,1 millones de euros. El cerca de millón de euros restante lo facturó a través del centro de entrenamiento que posee el hipódromo.

La dirección ha intentado compensar el desplome de la facturación con un drástico de los gastos de explotación. Sin apenas movimientos en la partida de personal, que se sitúa anualmente en torno a los 2,5 millones de euros, los gastos de explotación registrarán un descenso del 52%, pasando de 14,5 millones en 2019 a 6,9 millones en este ejercicio.

En esta partida destacan la inversión en la reparación y conservación en recinto, que en los últimos dos años ha superado los tres millones de euros anuales, o los gastos relacionados con la organización de las jornadas de carreras y la seguridad del recinto, que superó los dos millones de euros en 2019. La falta de competiciones justifica este ahorro en 2020.

 

Previsiones para 2021: ingresos de 10 millones y cinco más en aportaciones del Gobierno

Para 2021, el hipódromo confía en poder dar vuelta a la situación actual con un notable incremento de los ingresos propios. En total, la gestora ha presupuestado una cifra de negocio de diez millones de euros, proveniente de la promoción y organización de jornadas de competiciones y las apuestas. De cumplirse, la sociedad ingresaría un 12% más por la organización de carreras que en la era preCovid-19. Siguiendo esa misma tendencia alcista, los gastos de explotación aumentarán previsiblemente un 66%, hasta los 11,5 millones de euros. El objetivo del hipódromo es cerrar 2021 con unos números rojos inferiores a cinco millones (4,93 millones).

Asimismo, el Gobierno prevé introducir otros 5,1 millones de euros en la gestora adscrita a la Sepi. De completarse esa futura inyección de capital, la cifra final de aportaciones dinerarias de la entidad pública al hipódromo ascendería a 26,5 millones de euros en cuatro años.

 

Más de un centenar de carreras repartidas en 37 jornadas

Aunque la propietaria de la finca es Patrimonio Nacional, el recinto es gestionado desde 2003 por Hipódromo de la Zarzuela S.A., que puso fin a siete años sin un gestor que organizara carreras de caballos en Madrid.

En un reajustado calendario 2020, que se frenó en seco nada más iniciarse el curso de carreras, allá por el 8 de marzo, la empresa reanudó su actividad en junio y en total prevé cerrar el año con más de un centenar de pruebas repartidas en 37 jornadas de competición. La entrada general a las carreras tiene un coste de ocho euros, aunque también existe la opción premium: por 65 euros, el aficionado tiene acceso a una terraza exclusiva sólo para clientes VIP.

Desde el 28 de junio, el recinto recibe espectadores, aunque el foro está limitado al 75%. Durante los meses de verano, el hipódromo une el deporte con la gastronomía y la música en Las noches del Hipódromo.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter 2P

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés