Publicidad

Unicaja rescata al equipo ACB con 1,73 millones extra en patrocinio para salvar el golpe de la Covid

La entidad bancaria realizó una aportación complementaria de 1,1 millones en 2019-2020 y de 630.000 euros en la anterior temporada. En total, aportó 4,9 millones de euros al club, que equivalen al 53,5% de los ingresos totales en el ejercicio 2020.

Unicaja 2021 2022 ACB Foto M Pozo
Unicaja 2021 2022 ACB Foto M Pozo

Unicaja sale al rescate del club de la ACB para afrontar la pandemia. Y no fue mediante préstamos ICO. La entidad bancaria, propietaria del equipo de baloncesto a través de la Fundación, volvió a realizar aportaciones extraordinarias en 2020 para hacer frente al golpe de la Covid-19, con una inyección extraordinaria de 1,73 millones de euros que fueron determinantes para rebajar los números rojos, según la documentación oficial a la que ha accedido 2Playbook.

El ingreso extra, vehiculado a través de contratos de patrocinio, se dividió entre las dos campañas afectadas por la crisis sanitaria, pues el ejercicio fiscal del club va con el año natural y no con la temporada deportiva. En concreto, fueron 1,1 millones para el presupuesto de 2019-2020, en el que hubo menos margen para recortar el gasto ante la imprevisibilidad de la pandemia, y otros 650.000 euros en 2020-2021.

“El motivo de dicho anexo se encuentra en la extraordinaria situación provocada por la Covid-19 y su incidencia negativa en el club, especialmente en el ámbito comercial y de ingresos asociados al normal desarrollo de las competiciones deportivas siendo, por tanto, el objeto, minimizar estos impactos y que la situación no afecte a la propia utilidad del contrato de patrocinio”, se destaca en la memoria anual.

El contrato comercial más importante se renueva año a año, y en 2019 se acordó mantenerlo en el año siguiente, de modo que en condiciones normales su aportación por dar nombre al equipo y lucir en el frontal de la camiseta hubieran sido 3,17 millones de euros, algo menos que en ejercicios anteriores. Sin embargo, con esos nuevos ingresos no previstos, el peso del máximo accionista en el conjunto de la facturación se fue a más del 53% del total, con 4,9 millones de euros.

Es decir, que la aportación de Unicaja es la principal fuente de ingresos del Baloncesto Málaga, nombre original de la entidad, que en los últimos años también ha recibido aportaciones sin capitalizar de 3,61 millones de socios para reforzar su patrimonio neto, si bien se da por hecho que el club jamás generará suficiente caja como para devolver esos préstamos.

 

Y eso que la situación mejoró en 2020, ya que los números rojos se redujeron a más de la mitad, pasando de 2,86 millones a 690.294 euros. ¿El motivo? De nuevo, el incremento de los ingresos vía Unicaja y los pagos de ACB, que elevaron la cifra de negocio en un 10,5%, hasta 9,14 millones de euros. Además, se produjo un ligero recorte en los gastos, pues los salarios se situaron en 6,9 millones de euros, unos 100.000 euros menos que en 2019. De estos, la plantilla deportiva absorbió 5,75 millones, un 0,7% menos que el año anterior.

La aportación de Unicaja se mantuvo incluso a pesar de los malos resultados deportivos. El club finalizó undécimo en la Liga Endesa, lejos de play-offs aunque sí se ganó una plaza para la fase final disputada en Valencia. En Eurocup, además, cayó eliminado en la fase de grupos a falta de varias jornadas por jugarse. Esta temporada, de hecho, ha roto con la Euroliga para apostar por un contrato de tres años con la Fiba Basketball Champions League (BCL), donde cuenta con uno de los presupuestos más elevados para tratar de conquistar el millón de euros que se reparte al ganador.

A pesar de los resultados deportivos de 2020-2021, los ingresos por competiciones se dispararon más de un 30% en 2020, hasta 1,36 millones de euros. Ello se debe a que ahí se contabiliza la mitad de 2019-2020, donde sí disputó play-offs y que logró salvar el reparto de ingresos de la ACB a los clubes jugando en la burbuja de Valencia.

Por otro lado, la partida que más sufrió los efectos de la Covid-19 fue la de ticketing. La venta de abonos y entradas se contrajo un 64,4%, hasta 594.469 euros. La facturación por publicidad y patrocinios, por el contrario, se disparó un 31%, hasta 7 millones de euros, de los que Unicaja aporta más del 70%.

El resto procede en su mayoría del patrocinio institucional del Ayuntamiento y Diputación de Málaga y la Junta de Andalucía, sus socios premium. “Las negociaciones con los principales patrocinadores y las instituciones no se han visto afectadas por esta nueva situación”, destaca la memoria del club.

La entidad no desglosa cuánto percibe en total a través de estos contratos, aunque las administraciones públicas son las únicas con visibilidad en la equipación de juego junto a Unicaja y Joma, socio técnico. El CB Málaga tampoco hace referencia al presupuesto destinado al equipo femenino, que compite en Liga Femenina 2, la tercera categoría.

Nuevo rumbo en el club

Desde esta temporada el club cuenta con un nuevo presidente, Antonio Jesús López Nieto. El directivo aseguró en su presentación que el presupuesto para 2021-2022 se mantendrá en torno a 10 millones de euros, “con una posible desviación del 6,7%”, destacó en agosto.

El presidente ya avanzó también que uno de los objetivos sería buscar un segundo patrocinador principal para reducir la aportación extraordinaria de Unicaja. Para ello cifró el naming en “dos o tres millones de euros”, aunque “la realidad es que no están haciendo cola en la puerta para este tipo de acuerdos”.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés