Publicidad

Asobal reclama al Gobierno un plan de rescate para cubrir pérdidas de 3 millones y no desaparecer

Con un déficit proyectado de 3 millones de euros por la caída de ingresos y costes operativos al alza por la Covid, los clubes de la élite del balonmano español claman la ayuda pública ante la imposibilidad de “garantizar su viabilidad”.

asobal granollers barça

Ya es oficial. La Asobal, asociación que gestiona la Primera División del balonmano masculino español y formada por la mayoría de los clubes participantes en la competición, ha solicitado formalmente al Gobierno un plan de rescate que le permita terminar la presente temporada y “garantizar su viabilidad”, tal y como adelantó 2Playbook el pasado 3 de diciembre.

“Los clubes de Asobal no disponen de la estructura financiera suficiente para finalizar la temporada y mucho menos para garantizar su viabilidad, con la consiguiente pérdida, no sólo de empleos sino de un patrimonio clave en la vida social como es el deporte, más teniendo en cuenta la labor educativa y de salud que llevan a cabo los clubes en el entorno social y con el deporte de base”, destaca la asociación en un comunicado hecho público este último día del año.

La caída de ingresos económicos derivada de la Covid-19, donde tiene especial importancia la prohibición de acceso del público a los pabellones y la delicada situación de los patrocinadores, ha derivado en unos números rojos conjuntos de cerca de 3 millones de euros, lo que presenta un porcentaje medio del 25% de pérdida económica total.

La Asobal revela también el incremento de gastos, muchos de ellos derivados de la pandemia, en relación a las medidas sanitarias a tomar por los clubes para sus equipos e instalaciones; o a los desplazamientos o estancias en los partidos que disputan como visitantes.

Por todo ello, los clubes de la élite del balonmano español hacen un llamamiento de ayuda a la administración pública, y esperan contar para ello “también con el apoyo del CSD y de la Rfebm”, para la adopción de medidas económicas urgentes y extraordinarias que sirvan para paliar las graves consecuencias económicas de la pandemia en los equipos, “con el único objetivo de proteger el balonmano español y salvaguardar sus puestos de trabajo y así como la existencia de sus clubes”.

El balonmano, tercera disciplina de equipo más practicado en España con más de 100.000 licencias federativas, es un claro síntoma de la enfermedad que sufren los clubes deportivos. “Porque no es sólo lo que hemos dejado de facturar desde marzo, sino lo que seguimos y seguiremos padeciendo si la situación no se normaliza pronto. Sin público en los pabellones, la caída de los presupuestos se puede ir hasta el 30% esta temporada...”, reconocía a 2Playbook recientemente un alto directivo de un equipo de la élite del balonmano español. La pelota está ahora en el tejado del Gobierno.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés