Publicidad

El CSD da seis meses más a los clubes para romper el bloqueo y profesionalizar el fútbol femenino

El Gobierno quiere unanimidad, después de recibir una propuesta de estatutos avalada por el 75% de los clubes y otra alternativa que defienden Barça, Madrid y Athletic en solitario. Mediapro ya ha dejado su contrato de TV ante la incertidumbre.

Athletic Club Real Sociedad Primera Iberdrola 2021 2022

Seis meses más para que todos los clubes de la Primera Iberdrola se pongan de acuerdo sobre el camino a seguir con la profesionalización del fútbol femenino. Ante la “falta de quorum” por parte de los clubes, y con dos propuestas de estatutos encima de su mesa, el Consejo Superior de Deportes (CSD) hace valer la Ley de federaciones para conceder este plazo con el que confían se alcance el acuerdo que “el futbol femenino merece”, según ha podido saber 2Playbook por fuentes del Consejo. La fecha límite para la presentación de unos estatutos consensuados por todos los clubes termina mañana y el acuerdo continúa sin estar cercano.

En concreto, se han presentado dos estatutos: uno en el que van de la mano doce clubes, el 75% de la competición, y otro, “con divergencias sustanciales”, por el que apuestan Real Madrid, FC Barcelona y Athletic Club. Como la liga la componen 16 clubes en 2021-2022, hay un equipo que no se ha decantado por ninguno de los dos bandos que negocian el consenso. El ley de federaciones para resolver el 

La falta de acuerdo entre clubes bloquea de momento “un avance más rápido en el proceso de profesionalización”, explican estas mismas fuentes. Y es que, este consenso unánime parece condición sine qua non para el Gobierno para la profesionalización real de la Primera Iberdrola.

Desde el Consejo aseguran que “no vamos a permitir que la nube tóxica que envuelve el fútbol masculino invada el femenino”. Además del acuerdo entre clubes, el consenso debe llegar -según estas fuentes- con la Real Federación Española de Fútbol (Rfef), alejada de Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (Acff).

Hasta que no haya estatutos, la Rfef será la entidad que organice la competición, por lo que prácticamente se podría celebrar la primera temporada de la liga profesional sin estatutos y siguiendo igual que antes del anuncio del Gobierno sobre este hito para el fútbol femenino.

 

La primera salida: Mediapro

Mientras negocian los clubes, uno de los players de relevancia en el crecimiento de la competición ha decidido abandonarla. Mediapro decidió en verano rescindir el contrato con la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (Acff) ante la ausencia de consensos que garantizaran la explotación de los derechos audiovisuales de forma ordenada, según avanzó este martes 2Playbook.

El golpe de esta decisión es de 2,5 millones de euros sólo en 2021-2022, que se suman a los 31 millones que el Consejo Superior de Deportes (CSD) asegura que pondrá en tres años una vez haya acuerdo por los estatutos y se constituya la liga profesional.

El retraso en la constitución de la liga profesional es la razón por la que ha sido imposible ver un partido de la Primera Iberdrola en las dos primeras jornadas, a no ser que se siguiera en los canales oficiales de algunos clubes como FC Barcelona o Real Madrid cuando han jugado en casa. Y sin visos de resolverse hasta que no se cree formalmente la asociación que gestionará la competición y la que, tras los últimos cambios en el Real Decreto que regula los derechos audiovisuales del fútbol, debe encargarse de comercializar los derechos del campeonato.

Fuentes del grupo audiovisual confirman a este medio su decisión, tomada meses atrás, y críticos con la promesa que se les trasladó de que este año “se arreglaría el tema de los incumplimientos en las retransmisiones”. “Nosotros hemos estado difundiendo la competición durante años, pagando por los derechos, hemos pagado para que se pudiera hacer el convenio y ahora los responsables no son capaces de tirar la liga adelante”, lamentan.

La compañía firmó a principios de 2019 con la Acff, a razón de tres millones de euros anuales. El importe ya tuvo que rebajarse a los pocos meses, hasta 2,4 millones de euros, después de que algunos clubes como el Madrid CFF se salieran del contrato y abrieran un frente legal. Sin embargo, y ante la falta de acuerdo que ya se produjo a cuenta del convenio colectivo, aportó 1,1 millones más para que los once equipos que seguían en el contrato de televisión pudieran asumir los costes extra que suponía el nuevo marco laboral.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés