El drama de la Serie A: números rojos de 275 millones antes de la crisis de la Covid-19

El conjunto del fútbol italiano profesional registró unas pérdidas de 395 millones de euros en 2018-2019, pese a que los ingresos subieron un 8,5% interanual y alcanzaron los 3.854 millones de euros.

serie a ibrahimovic milan

El fútbol italiano está a un paso de dar entrada al capital riesgo en su negocio audiovisual. La necesidad aprieta en un sector que lleva años sin lograr revertir unos números rojos que no han dejado de ir a más incluso con el negocio al alza, pues las pérdidas se dispararon en 2018-2019 hasta 395 millones de euros, según un informe de PwC elaborado juntamente con la Federación Italiana de Fútbol (Figc).

De ese agujero, 275 millones corresponden a la Serie A, 45 millones a la Serie B y 75 millones de euros a la Serie C, tres categorías que se gestionan de forma separada y entre las que no hay mecanismos de solidaridad tan amplios como los de LaLiga o la Premier League. Un presagio que ayuda a entender por qué sólo sus seis principales equipos se dejaron más de 600 millones de euros la última temporada, como ya adelantó 2Playbook.

Los números rojos acumulados por el fútbol profesional de Italia ascienden a 1.674 millones de euros desde 2014-2015, y nada hace pensar en un retorno a la rentabilidad en el corto plazo. Ello, pese a que Serie A, Serie B y Serie C han sumado casi 1.000 millones nuevos en ingresos durante el último lustro; sólo en 2018-2019 mejoró un 8,5% interanual y los clubes alcanzaron los 3.854 millones de facturación.

El avance se ha producido sobre todo gracias al área comercial, con una mejora interanual del 19,7%, hasta 688 millones de euros. La explotación de los derechos audiovisuales, donde la Serie A involucrará a un consorcio liderado por CVC, aportó un 11,8% más, hasta 1.400 millones de euros. La taquilla apenas subió un 0,9%, hasta 344 millones, muestra de la necesaria renovación a la que se quiere someter a los estadios para incentivar un aumento de la asistencia.

Y eso que el fútbol italiano acapara el 24% del deporte federado en el país, con un total de 1,4 millones de licencias. Ahora bien, los cálculos de la Figc apuntan a que hay 4,6 millones de practicantes de esta disciplina y que el 99% de los 570.000 partidos que se disputan cada año corresponden a categorías inferiores y aficionados. Si a eso le sumamos todos aquellos interesados en la disciplina, aunque sea desde el sofá de su casa, la cifra alcanza los 32,4 millones de ciudadanos interesados en el deporte rey, equivalente al 64% de la población mayor de 18 años.

El grave problema de sostenibilidad económica al que se enfrenta el fútbol italiano es fruto de la incapacidad de controlar los costes salariales, especialmente entre los grandes clubes, con ambiciones internacionales. El informe señala que el pago de nóminas superó por primera vez en la historia los 2.000 millones de euros, tras incrementarse en un 14,6%. Es decir, que las retribuciones subieron a un ritmo el doble de rápido del que lo hicieron los ingresos.

Desde el punto de vista financiero, la deuda global del fútbol profesional “se agrava aún más”, como admite PwC, pues en 2018-2019 se superó el umbral de 4.600 millones de euros, tras un alza interanual del 9,3%. Una señal positiva, en cambio, viene de la senda de consolidación del patrimonio neto de los clubes, cuyo valor agregado superó los 623 millones de euros en 2018-2019, un 27,2% más.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter 2P

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés