Publicidad

Futbolistas de LaLiga ‘en venta’: un activo de 2.374 millones de euros para salvar 2020-2021

Los clubes se enfrentan a una recta final de temporada en la que, si no median rebajas salariales, la venta de jugadores se postula como la única opción. A su favor, que su valor de mercado dobla el contable, por lo que las plusvalías podrían ser altas.

sevilla fc 20 21

Jabier Izquierdo / Marc Menchén

Cuatro meses para que acabe la competición, con permiso de la pandemia, y uno más para quien se deje los deberes para última hora. Algo más de 150 días para que los clubes de LaLiga den con la fórmula para esquivar los números rojos en un 2020-2021 aún más difícil. Y sólo con una vía de ingresos posible para tapar el agujero: los futbolistas, cuyo valor contable a cierre de 2019-2020 ascendía a 2.374 millones de euros, según datos extraídos de 2Playbook Intelligence, la herramienta de inteligencia de mercado de 2Playbook.

La 2020-2021 se está erigiendo como la temporada cumbre para mostrar la valía de los directores deportivos de LaLiga. En España, el valor total de las plantillas de LaLiga alcanza los 5.315 millones de euros, según el portal especializado Transfermarkt. Hasta el 91,3% de esa cotización se concentra en LaLiga Santander. Para LaLiga SmartBank, la tasación asciende a 462,5 millones.

La diferencia entre el valor contable que los futbolistas tienen en el balance de los clubes y su valor de mercado es la clave de todo. Esa diferencia, de 2.940 millones, en la mayoría de casos favorable a los equipos, es la que aseguraría las plusvalías por traspasos que hoy la mayoría de directores generales necesitan generar.

Por el momento, el mercado de invierno ha pasado por España dejando temperaturas gélidas en LaLiga, después de un verano en el que la inversión cayó un 66% interanual. Muy pocos fichajes, como ya avanzaban los expertos y directores deportivos, con un gasto total de 22 millones de euros en Primera División.

Prácticamente, la mitad de esa inversión corresponde a la apuesta de futuro de la Real Sociedad, que firmó al delantero del Sevilla FC Carlos Fernández hasta 2027. Con la mitad de lo percibido, pues esa venta fue todo ganancia, el conjunto hispalense firmó en Italia a Alejandro Papu Gómez. Otra operación de relevancia fue la cesión con una opción de compra de 8,5 millones de Jean Clair Todibo, que cerrará la temporada en el OGC Niza, prestado por el FC Barcelona.

Muestra de la cautela con la que han salido al mercado los clubes de LaLiga Santander es que el West Ham ha gastado 23 millones en este mercado de invierno, más que toda la competición española por la llegada de un único jugador: Saïd Benrhama, proveniente de un club de la Segunda División inglesa.

Es indudable el trabajo en pos de la sostenibilidad que están llevando los clubes de Primera, pero necesitarán dar un paso más en los próximos meses para lograr cuadrar las cuentas en 2020-2021, ejercicio para el que LaLiga ya les adelantó hace unas semanas que eliminen todos los ingresos por ticketing y abonos porque es muy probable que no se puedan a volver a abrir los estadios, como pronto, hasta el próximo curso, tal y como adelantó 2Playbook.

¿Qué supone esta medida? Pues nada menos que un ajuste extra de unos 284 millones de euros, que se suman al desfase de 423 millones de euros, ya anunciado por Javier Tebas, presidente de LaLiga, el pasado noviembre. En total, 707 millones de euros que no entrarán en la partida de ingresos de los clubes en 2020-2021. En el sector aseguran que más del 70% de los equipos siguen con un límite salarial superior al autorizado.

El cambio en los presupuestos va a ser sustancial, pues hasta ahora la gestora del fútbol profesional permitió a los clubes que contemplaran unos ingresos por socios y taquilla equivalente al 55% de la media de los tres últimos años. El racional tras ese porcentaje es que, a partir de enero, se produjera un regreso gradual del público a los estadios, un escenario que hoy resulta imposible.

 

El canterano, la mejor venta para el balance

Una de las razones de la diferencia entre el valor contable y el del mercado es que la legislación actual sólo permite registrar en balance aquellos futbolistas por los que se ha pagado un traspaso. Es decir, que los canteranos que han alcanzado el primer equipo y hoy podrían tener colgado el cartel de se vende serían todo plusvalía neta. Incluso Messi, que el pasado verano pudo salir por 100 millones y actualmente vale 0 en el activo del Barça.

Por ello, por ejemplo, el Sevilla es el club que mejor se ha movido en este mercado invernal. En su caso, los 10 millones que percibirá por su canterano Carlos Fernández entran limpios a la cuenta de resultados que presentará el club del Nervión.

La legislación actual sólo permite registrar en balance aquellos futbolistas por los que se ha pagado un traspaso

Siguiendo con el ejemplo del Sevilla, pero que es perfectamente aplicable a la gran mayoría de equipos de LaLiga, la cuestión del valor doble de la venta de un futbolista de la cantera es importante para entender movimientos que no se han producido, como la salida de En-Nesyri a la Premier League. Mismo caso se ha dado con el portero del Barça Neto, con ofertas de la liga inglesa. ¿La razón? Las amortizaciones pendientes por ambos futbolistas aún son altas y su traspaso apenas habría ayudado a la misión de equilibrar los ingresos con los gastos. El equilibrio será fundamental, por tanto, también en este partido que disputan desde marzo de 2020 los clubes del fútbol profesional.

 

El ‘Atleti’ y la Real Sociedad, los más ‘fuertes’

Claro está que el mercado será quien ponga precio a los futbolistas. Pero si nos centramos en los clubes y las diferencias entre el valor contable de la plantilla y el del mercado, dos equipos sobresalen por encima del resto: el Atlético de Madrid y la Real Sociedad.

El conjunto madrileño, líder de LaLiga Santander y clasificado para los octavos de final de la Champions League, cuenta con una diferencia a favor de 399,6 millones de euros. En balance tiene por amortizar 369,5 millones de euros, pero es que el mercado podría llegar a pagar 769 millones de euros por todo su primer equipo, ya que canteranos como Koke o Saúl no han supuesto ningún coste de adquisición.

En el caso de la Real, el conjunto vasco, plagado en los últimos años de canteranos que han adquirido un gran valor y atados con contratos a largo plazo, tiene 52,42 millones de euros por amortizar en una plantilla que ya roza los 338 millones de euros de valor de mercado, según Transfermarkt. Un escenario de fortaleza para ambos conjuntos en caso de necesidad de ventas urgentes.

En el Barça el diferencial es de 210,3 millones de euros, con un valor de mercado de su plantilla de 807 millones de euros, en contraste con los 569,7 millones de euros en amortizaciones pendientes. Mientras, el Real Madrid se sitúa muy cerca en esta clasificación particular, con 207,2 millones de euros. Los blancos tienen una plantilla valorada en 742 millones de euros, con un valor en libros que sumaba 534,8 millones de euros a cierre de 2019-2020.

En LaLiga SmartBank, los equipos que están actualmente en la parte alta tienen una situación desigual. El RCD Espanyol sólo cuenta con 3,2 millones de euros de diferencia, ya que, a su plantilla, valorada en 67,5 millones de euros, se le han de restar los 64,3 millones de euros por amortizar de fichajes recientes, y de gran cuantía, como los de Raúl de Tomás y Leandro Cabrera. En cambio, el CD Leganés, el Rayo Vallecano y el RCD Mallorca tienen un diferencial a su favor de 22,2 millones, 27,5 y 30 millones de euros. Un flotador con la silueta de sus jugadores por si no acaban ascendiendo a LaLiga Santander en tiempos de pandemia.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés