Publicidad

Un informe de Rothschild avala la valoración de LaLiga en la operación con CVC

El banco de inversión ha elaborado un informe para la competición, en el que el precio de mercado del holding a partir de cuatro métodos de valoración sería inferior al que ha ofrecido la firma de inversión.

LaLiga Puma balon 21 22

La pelea mediática en torno a la idoneidad de la operación de LaLiga con CVC continúa. La gestora del fútbol profesional español ha enviado un informe de Rothschild a los 42 clubes, en el que el conocido banco de inversión considera que “la contraprestación ofrecida por CVC es justa desde el punto de vista financiero”, según la documentación a la que ha accedido 2Playbook.

Es decir, que en el mercado no habría opciones que pudieran mejorar mucho más las condiciones por las que se producirá la inyección de 2.700 millones de euros por parte de la firma de inversión a cambio de participar en el negocio audiovisual hasta 2071. Siempre y cuando una mayoría reforzada de la asamblea de clubes dé luz verde, aunque casi se da por hecho tras la única negativa pública de FC Barcelona y Real Madrid.

El informe ha utilizado cuatro metodologías de valoración, para definir si el precio de 24.250 millones pactados con CVC. Y todos los resultados se mueven en una horquilla de entre 20.400 millones y 24.700 millones de euros.

El primer método es el de los descuentos de flujos de caja, que define el precio de LaLiga Impulso entre 21.397 millones y 23.891 millones de euros. Ese es el criterio que usó CVC, estableciendo un retorno bruto de la inversión del 9,3% anual, que fuentes del mundo del private equity consideran bastante razonable.

 

La comparación a partir de múltiplos de ebitda marca el valor entre 21.473 millones y 24.820 millones de euros, a partir de analizar la capitalización bursátil de organizaciones deportivas como el Manchester United, la Juventus, WWE, Fórmula 1 o WPP. En el caso de clubes, el múltiplo es de 9,4 veces, por las 18,3 veces de gestoras de competiciones o agencias. Si la comparativa se lleva al conjunto de la industria del sportainment, la horquilla del precio sería de entre 20.488 millones y 23.836 millones de euros.

El último escenario analizado por Rothschild es el de las compraventas recientes que se han producido en el sector, donde el múltiplo de ebitda utilizado ha sido el de 14,1 veces, lo que situaría la valoración entre 21.123 millones y 24.348 millones de euros, según el estudio.

El banco de inversión considera que la tasa de descuento aplicada “refleja la estructura de capital actual de LaLiga”, por lo que no habría un aprovechamiento de la firma de inversión. Además, al ser una cuenta en participación, recuerda que la inversión de CVC “está sujeta a riesgos”, como el valor futuro de los derechos audiovisuales y las audiencias, la aparición de nuevas competiciones y cambios de formato, o la necesidad de realizar inversiones adicionales en el futuro que reducirían el margen neto a compartir entre LaLiga y su socio financiero.

Al margen de la valoración, que especialmente fue criticada por el FC Barcelona para justificar su no, queda el aspecto del retorno de la inversión. Ahí es donde ha puesto el foco de sus críticas el Real Madrid, que ha distribuido un informe propio entre el resto de propietarios de LaLiga para defender su oposición.

CVC estableció un retorno bruto de la inversión en LaLiga del 9,3% anual

Los cálculos de la junta de Florentino Pérez estiman que la firma podría percibir hasta 212.115 millones de euros durante los cincuenta años del acuerdo; en el escenario más pesimista, en el que se produciría una devaluación del 72% de la competición española, obtendría 2.668 millones al final del periodo, según publicó El País. Bajo la hipótesis de un crecimiento interanual del 3%, más próximo al plan de negocio de la organización de Javier Tebas, el retorno alcanzaría los 21.341 millones de euros.

Por el contrario, del informe de Rothschild se desprende que CVC cobrará entre 150 millones y no más de 300 millones de euros anuales por su participación en el negocio, entre el 10,95% del beneficio neto que ofrezca el negocio comercial de LaLiga y el mismo porcentaje del margen bruto que generen los derechos de televisión, una vez descontados los gastos relativos a la producción de los partidos, los fees a las agencias de intermediación y los pagos a entes como la Federación. Los cálculos internos calculan que CVC acabará cobrando unos 9.000 millones a lo largo de todo el ciclo.

La patronal se defiende con que alcanzar esa rentabilidad para la firma también implica que el crecimiento de los propios clubes será mucho mayor gracias al avance de inversiones en infraestructuras y la capacidad para retener talento esta temporada gracias a que parte del dinero irá a incrementar el límite salarial. De los 2.700 millones, 100 millones se los quedará LaLiga para invertir en tecnología y expansión internacional, 100 millones al fútbol aficionado, y el resto a los 42 equipos.

La gestora del fútbol profesional confía en que el coste anual para los clubes pueda quedar neutralizado con el crecimiento que experimenten gracias a las inversiones que se les invita a realizar. El criterio de destino de los fondos es el mismo para todos: 15% para refinanciar deuda contraída a causa de la Covid-19 (364,5 millones de euros), otro 15% para mejorar el límite salarial (364,5 millones), con opción a fraccionarlo en tres temporadas, y un 70% (1.701 millones de euros) a infraestructuras o desarrollo de nuevos negocios.

CVC no cobrará más de 300 millones de euros anuales por su participación en el negocio

Según sus cálculos una “rentabilidad razonable” sobre estos proyectos estaría en torno al 4% anual, pensando en un aumento de ingresos por matchday o menor coste en la confección de la plantilla por mayor capacidad para generar talento deportivo.

No es una cuestión menor, pues el coste medio de los recursos financieros (deuda y capital) que han sostenido la actividad del fútbol profesional en España ha bajado del 5,1% en 2014-2015 al 4,1% en 2019-2020. “Debe insistirse que esta mejora viene determinada no solo por las excepcionales condiciones macroeconómicas en general, y por la estructura temporal de las tasas de interés de mercado (índice Euribor y tasa libre de riesgo -rentabilidad de la deuda soberana-), en particular, sino muy singularmente por la solidez financiera intrínseca de la competición española”, sostiene LaLiga en su último informe financiero.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés