Publicidad

LaLiga abre la puerta a que por primera vez Relevent, IMG o Mediapro pujen por sus derechos de TV

Los pliegos establecen que podrán pujar por las retransmisiones en España aquellas “agencias o entidades intermediarias” que “puedan explotar por sí mismas o a través de un tercero los lotes”. Es decir, crear un canal que se revenda a las plataformas.

camara tv laliga

Uno de los principales temores de los aficionados al fútbol es saber cuántas plataformas deberán contratar para ver LaLiga a partir de 2022-2023. La gestora ha dividido el tender para el próximo ciclo en varios lotes que podrían obligar al consumidor a tener hasta tres proveedores distintos, pero no es la única vía. Por primera vez en su historia, la entidad que preside Javier Tebas permitirá la licitación de agencias como Relevent, IMG o Mediapro, que posteriormente podrían crear un canal para ser distribuido entre todos los operadores, según explican fuentes de la industria a 2Playbook.

Para ello, los pliegos han incluido un punto aclaratorio en el apartado de requisitos generales para los candidatos en el que se deja claro que el concurso no va dirigido únicamente a televisiones de pago, plataformas OTT o canales ya existentes. “También podrán presentar ofertas por los distintos lotes objeto de este procedimiento agencias o entidades intermediarias”, señalan los pliegos hechos públicos ayer.

Eso sí, la asociación de clubes sólo permitirá que pasen el corte aquellas agencias “siempre que puedan explotar por sí mismas o a través de un tercero los lotes para los que realicen ofertas en las condiciones que se establece en el presente procedimiento”. Es decir, que deberán ofrecer garantías de que son capaces de garantizar que las retransmisiones estarán disponibles en las principales plataformas de televisión.

Y eso pasa por replicar lo que en su día ya hizo Mediapro en 2015 cuando se quedó con el principal lote de la mano de beIN Sports. El grupo audiovisual también lo intentó en Francia este año, y es una fórmula utilizada habitualmente por las grandes ligas para colocar sus derechos en mercados no estratégicos.

Las fuentes consultadas señalan que la introducción de esta cláusula por parte de LaLiga busca fomentar la aparición de un licitador dispuesto a asumir la inversión para después tejer acuerdos con los principales distribuidores, como Movistar+, Orange, Dazn o Amazon. “Les permitiría crear un canal corporativo como el que tienen a nivel internacional, pero eliminan la anomalía de que Telefónica es la que compra, produce y revende”, explica un bróker audiovisual.

El interrogante es si alguna de las agencias que operan actualmente en el mercado tiene el músculo económico para soportar la inversión inicial de 1.100 millones de euros que, como mínimo, quiere conseguir LaLiga por sus derechos en España. Sobre todo por las garantías de pago que exige la patronal y la obligación de presentar un plan de negocio que refleje cómo se va a generar la facturación necesaria.

En concreto, cada licitador deberá incluir una “descripción del espectro de suscriptores o usuarios al que va a dirigirse el contenido audiovisual del Lote o Lotes, estableciendo los objetivos de audiencia/usuarios que se esperan obtener, proporcionando incluso un objetivo cuantitativo estimado por temporada, que permita demostrar que el contenido audiovisual adjudicado va a ser accesible al mayor número de usuarios finales posible”.

Esta definición es una de las claves de todo el proceso, pues una de las críticas de Tebas al modelo actual es que prácticamente les abocaba a trabajar con Telefónica, pues la teleco española era la única con músculo económico. ¿El problema? Sus disputas posteriores con los Orange o Dazn sobre el importe mínimo que debían pagar cada uno de ellos por sublicenciar los derechos.

Este escenario es el que ha llevado a un fuerte encarecimiento del acceso al fútbol en España, critican desde LaLiga, sobre unas tarifas mensuales que superan los 100 euros. “Hay 13 millones de usuarios a plataformas OTT que, ni pagando, pueden ver fútbol. No podemos estar pasivos ante esta situación”, dijo Tebas semanas atrás.

Es más, desde la gestora de la competición añaden que esta situación provoca que “hay más de 2 millones de personas que, aun teniendo canales de pago, no pueden ver el fútbol”. Es más, se ha pasado de un pico de 4 millones de suscriptores en 2016 a sólo 2,4 millones de abonados a cierre del primer trimestre de 2021.

Las candidaturas se conocerán a partir del 13 de diciembre, fecha límite para la presentación de ofertas. Eso sí, la aparición de un operador que cree un canal sublicenciado a todas las plataformas es la que garantizaría un abaratamiento del precio final. La otra alternativa, y que de los pliegos se desprende que sería la favorita por parte de LaLiga, es que Telefónica se quedara siete partidos, Dazn otros tres y Prime Video tuviera la exclusiva de tres jornadas próximas a la Navidad, como ya hace en la Premier League.

 

Los posibles lotes a los que optan los candidatos

En cuanto a los lotes, LaLiga ha apostado por un tender multipropiedad en el que habrá múltiples opciones y que incluye por primera vez la opción de pujar por paquetes más pequeños, de tres o cinco partidos, e incluso por únicamente tres jornadas, como explicó su presidente, Javier Tebas, en una entrevista con 2Playbook en el marco de World Football Summit (WFS). Dazn y Amazon figuran entre los nuevos actores llamados a jugar un papel importante, ampliando el abanico de potenciales consumidores.

El primer lote es el tradicional, dividido entre ocho partidos en exclusiva para la televisión de pago y El Partidazo, en el que ya se elimina el concepto a que siempre será un partido correspondiente a FC Barcelona o Real Madrid. Eso sí, parece la elección obvia para casi cada jornada y ese adjudicatario del denominado Lote A.2. siempre tendrá derecho a elegir primero su partido. Estos son los dos paquetes que hoy tiene Telefónica y por los que acordó pagar una media de 980 millones de euros anuales entre 2019-2020 y 2021-2022.

A partir de aquí, la revolución. En Lote B mantiene este mismo esquema, pero con la novedad de que un tercer licitador podría pujar por la exclusiva de tres jornadas concretas, las cuales no están precisadas en los pliegos. Es un producto muy similar al que ya consiguió quedarse Amazon en Reino Unido con los partidos que se disputan en Navidad, incluido el Boxing Day.

El Lote C tiene una estructura muy similar, pero se divide en 7 y 3 partidos por jornada durante toda la temporada, con la opción de que alguien adquiera tres jornadas completas durante cada curso. El Lote D igual, aunque con la división inicial de 5 encuentros semanales por lote, con esa complementariedad de tres jornadas específicas para un player.

Publicidad

Publicidad