Publicidad

LaLiga solicita la recusación del juez de la Superliga por “parcialidad” en su actuación en la causa

La gestora del fútbol español denuncia “las continuas filtraciones públicas de información concerniente a la causa con carácter previo a la notificación de las partes o la eventual exteriorización pública de su posicionamiento respecto al futuro fallo”.

laliga tebas asamblea cvc

LaLiga solicita la recusación del juez de la Superliga. La gestora del fútbol profesional español justifica su petición, “principalmente, en la apreciación de parcialidad en la actuación del magistrado”, según ha explicado en un comunicado.

Más concretamente, LaLiga denuncia “las continuas filtraciones públicas de información concerniente a la causa con carácter previo a la notificación de las partes” del juez, y “la eventual exteriorización pública de su posicionamiento respecto al futuro fallo”. Todas ellas, “circunstancias que van en detrimento de las indispensables garantías que deben concurrir en todo procedimiento judicial”, según la gestora.

Con esta actuación, LaLiga se suma a la Uefa en su decisión de recusar al magistrado del Juzgado de lo Mercantil Nº17 de Madrid. Ambos organismos quieren que “se haga a un lado de inmediato” en la causa, que ayer tuvo un nuevo episodio tras el cierre por parte de la Uefa de la investigación contra los clubes promotores de la Superliga la suspensión de las sanciones económicas que había previsto el regulador del fútbol europeo.

El ente presidido por Aleksander Ceferin sostiene que “siempre ha actuado de buena fe” y recuerda que, pese a la apertura de los expedientes, en ningún caso impidió que Barça, Madrid y Juventus se inscribieran para la actual edición de la Champions League. “Mantenemos nuestra opinión de que siempre hemos actuado de conformidad no sólo con nuestros Estatutos y Reglamentos, sino también con la legislación de la UE, la Convención Europea de Derechos Humanos y la legislación suiza en relación con el llamado proyecto de la Superliga”.

Los movimientos judiciales no sólo afectan a los tres equipos que aún defienden el proyecto, sino también a los nueve que decidieron renunciar al mismo 48 horas después de su anuncio ante la oposición frontal que suscitó entre los aficionados. Estos aceptaron una penalización del 5% en los ingresos que deberían percibir de la Champions o la Europa League, así como potenciales sanciones de hasta 100 millones de euros en caso de movimientos unilaterales que afecten a la actual pirámide competitiva.

La Uefa indicó que “no solicitará el pago de ninguna de las cantidades” para “evitar cualquier complicación innecesaria”. Eso sí, únicamente mientras “esté pendiente el proceso judicial de Madrid”. “La Uefa sigue confiando y seguirá defendiendo su posición en todas las jurisdicciones relevantes”, concluye.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés