Publicidad

La Ligue-1, al borde del abismo: Canal+ y beIN Sports no presentan oferta por los derechos de TV

Tras la salida de Mediapro, la licitación de los dos lotes en venta de la liga francesa se ha cerrado sin ofertas de sus socios audiovisuales de los últimos años. La situación es crítica: tampoco los futbolistas han aceptado la rebaja salarial del 30%.

mediapro telefoot francia ligue 1

La Ligue-1 no sale de su espiral de crisis y pérdida de valor mediático. Después de la salida de Mediapro, con quien no quiso renegociar el acuerdo audiovisual tras el estallido de la pandemia, ahora son Canal+ y beIN Sports quienes han dejado claro su desinterés por los derechos de la competición. Ninguno de los dos socios de la LFP en los últimos años ha hecho oferta al cierre del periodo de licitación de los dos paquetes audiovisuales que había puesto en venta la gestora.

Este escenario que L’Équipe ha calificado como “boicot” de Canal+, que tiene sublicenciado el pequeño paquete que se quedó beIN Sports, interesado por hacerse con la práctica totalidad de los derechos de la Ligue-1 y Ligue-2, algo ante lo que se niega la LFP.

Ahora ningún gran operador habría realizado una oferta firme por los paquetes. En las últimas horas se ha sabido que tampoco RMC Sports estaría interesada en entrar en la puja por unos derechos que cuando la Ligue-1 firmó con Mediapro superaron los 1.150 millones de euros anuales -sumados los paquetes más pequeños de Primera y Segunda-, lo que suponía una revalorización del 60%.

A pocos días de despedir 2020, Mediapro aceptó pagar 100 millones de euros en concepto de indemnización para deshacerse de su paquete mayoritario -de hasta el 80%- de los derechos. Detrás llegó Canal+, pidiendo una relicitación de los derechos, ante los que la LFP hizo caso omiso y llevó a una denuncia por parte del canal privado.

En estas negociaciones por encontrar un nuevo socio audiovisual, hasta el presidente de la LFP, Vincent Labrune, cogió un avión en las últimas semanas para viajar a Qatar y tratar de atraer a beIN Sports a la puja. No tuvo éxito el dirigente, a pesar de que el PSG es propiedad de la familia real catarí.

Tampoco han resultado mejor las negociaciones iniciadas con los sindicatos de futbolistas de la Ligue-1, a los que la liga les solicita rebajarse el sueldo un 30% para poder hacer “sostenible” la competición y los clubes presentes. No hay acuerdo, y “estamos inquietos”, ha asegurado este lunes Philippe Piat, copresidente del sindicato de jugadores mayoritario (Unfp).

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés