Publicidad

Maria Teixidor deja la presidencia del Circuito de Barcelona-Catalunya dos meses después

La exdirectiva del Barça abandona tras las continuas tensiones con altos cargos de la Generalitat por la figura de presidencia ejecutiva. Le relevará el consejero de Empresa y exeurodiputado Ramon Tremosa, político afín a Junts per Catalunya.

Àngels Chacon y Maria Teixidor, ambas ya ex altos cargos.
Àngels Chacon y Maria Teixidor, ambas ya ex altos cargos.

La inestabilidad vuelve a instalarse en el Circuito de Barcelona-Catalunya. Maria Teixidor ha decidido renunciar a la presidencia del trazado, que teóricamente debía ser ejecutiva, tras fuertes tensiones con altos cargos del área de vicepresidencia de la Generalitat, según fuentes conocedoras de la situación. La exdirectiva del FC Barcelona no ha ocupado el cargo ni siquiera dos meses.

Su posición ya se vio debilitada frente a la Administración con el cese de Àngels Chacón como consejera de Empresa, pues era su gran valedora. La responsable política fue apartada por el presidente, Quim Torra, dentro del pulso entre el Pdecat y Junts per Catalunya sobre el control de la formación política heredera de CDC. Su relevo, Ramon Tremosa, ahora también asumirá la presidencia del circuito.

El exeurodiputado, claramente independentista, emitió ayer un comunicado en el que “lamenta esta decisión personal”. En el mismo, propone volver a un modelo de gestión que “ya se había empleado hasta 2011, cuando el entonces vicepresidente de la Generalitat Josep Lluís-Carod-Rovira cedió el cargo a Vicente Aguilera”. Es decir, que se renuncia a una presidencia ejecutiva asumida por un independiente para que la gestión del negocio sea ajena a los vaivenes políticos.

Esto es lo que se perseguía con la llegada de Teixidor como relevo de Vicenç Aguilera, un perfil mucho más institucional que, no obstante, fue clave para acercar el circuito a la industria del motor. A su vez, también se decidió cesar al director general desde 2015, Joan Fontseré, para relevarlo por un perfil más técnico-deportivo, Josep Lluís Santamaria.

Las fuentes consultadas insisten en señalar como origen del problema de esta situación al director general de Patrimonio de la Generalitat y exregidor de ERC, Francesc Sutrias. Es la persona que se negó en junta de accionistas a aprobar las cuentas de Circuits de Catalunya que sí habían sido aprobadas por el consejo de administración, disconforme con la gestión de salarios. Ahora, añaden, se habría enfrentado por la retribución de Teixidor, que debía regularse en tanto que hasta ahora la presidencia no era remunerada.

Se espera que, con Tremosa al frente, el pulso político no acabe de afectar del todo a la gestión del día a día de la empresa pública. La no aprobación de las cuentas de 2019 pone en riesgo las ayudas recibidas del Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona que rondan los dos millones de euros. Además, se encara una fase vital en los próximos meses, en los que debe renovarse los contratos con la Fórmula 1 y MotoGP.

Licenciada en Derecho por la Universidad Pompeu Fabra, Teixidor admitió no tener experiencia en el mundo del motor, pero sí la especialidad y los contactos para abrir el circuito al resto de la sociedad civil catalana y buscar nuevos ingresos para el complejo. Además, acumulaba cinco años de experiencia en el Barça, principalmente como secretaria de la junta, pero también como responsable del fútbol femenino. Su especialidad es la propiedad intelectual, industrial, gestión de licencias y derechos inmateriales y compliance. Su trayectoria profesional se ha desarrollado en empresas como Vuca Solutions o el despacho Roca Junyent, y también es creadora de herramientas tecnológicas legales (LegalTech) para empresas, organizaciones y para el ámbito educativo.

Santamaria, que sí sigue en la dirección general, es licenciado en Geología por la Universidad de Barcelona y máster en Prevención de Riesgos Laborales, y su trayectoria profesional se ha desarrollado en el mundo de la consultoría y los estudios para la construcción. En el ámbito del deporte, es oficial de automovilismo con más de 30 años de experiencia, y ha estado vinculado al Circuito de Barcelona-Catalunya desde su inauguración, en 1991, donde ha dirigido carreras y donde forma parte de la Comisión de seguimiento deportivo.

Esta inestabilidad también puede alterar la ambición del Ejecutivo catalán de que haya una mayor implicación del sector privado en el futuro de la infraestructura. A principios de 2019 se contrató a Kpmg para explorar fórmulas societarias que permitieran dar entrada en la gestión a instituciones como Fira de Barcelona, Turismo de Barcelona, Cámara de Comercio e incluso el propio Estado. Sin embargo, poco se ha avanzado en este sentido y hoy la titularidad continúa siendo de la Generalitat (76,38%), el Racc (15,75%) y el Ayuntamiento de Montmeló (7,87%).

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés