Menú

Secciones

Relevent agita el concurso de LaLiga: 5.000 millones en cinco años por los derechos de TV en España

La agencia, creadora del principal torneo estival de fútbol y socia de la competición española en Norteamérica, pone sobre la mesa una propuesta para crear un canal que se sublicencie a todas las plataformas de televisión de pago y abarate el precio.

Osasuna Sadar Estadio LaLiga 2021 2022

LaLiga ha encontrado al player que necesitaba para calentar la subasta por sus derechos de televisión en España para el próximo ciclo. La gestora del fútbol profesional modificó los pliegos para permitir que pudieran pujar agencias y no sólo plataformas, y ha encontrado respuesta: Relevent prepara una oferta de casi 1.000 millones anuales para los próximos cinco años por todos los derechos de Primera División, según explican fuentes de la industria a 2Playbook. En el ciclo 2019-2022, Telefónica venía pagando 980 millones al año por emitir LaLiga Santander en los hogares españoles, sin incluir los establecimientos públicos, un lote que está en manos de Mediapro.

La resolución del proceso podría conocerse este lunes, en función de las cantidades planteadas por los licitadores. Se da por descontada la concurrencia de Telefónica, aunque en las últimas semanas ha vuelto a insistir sobre la necesidad de ajustar los precios para hacer rentable la inversión. También estará Dazn, con la que ha habido reuniones en las últimas semanas y ejecutivos de LaLiga se han dejado ver por sus oficinas, y Mediapro.

La propuesta de Relevent, que nunca antes había participado en este tipo de operaciones, cuenta con dos elementos que la competición ha defendido mucho en los últimos meses: la opción de trabajar a más de tres años vista, algo que hasta ahora limitaba la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (Cnmc) y evitar que ver el fútbol siempre exigiera a la práctica ser cliente de Movistar+. Esa situación ha venido provocando un encarecimiento del coste para acceder a este contenido, así como una paulatina pérdida de abonados.

“Hay 13 millones de usuarios a plataformas OTT que, ni pagando, pueden ver fútbol. No podemos estar pasivos ante esta situación”, se quejaba semanas atrás el presidente, Javier Tebas. Y ahí puede ser determinante el plan de negocio que presente la agencia, que conoce muy bien a LaLiga en tanto que es su socio en Norteamérica y ha sido clave en la revalorización de los derechos en Estados Unidos, donde se ha firmado con ESPN por 175 millones de dólares al año, y México, donde seguirán con Sky-Univisión por 500 millones en ocho años.

Fuentes conocedoras de los planes de Relevent indican que su idea es crear un canal corporativo de LaLiga, que posteriormente lo se sublicencie a todas las plataformas de pago, desde Movistar+ a Orange TV, pasando por Yoigo o Másmóvil. “No está claro si en el segmento OTT irán con un producto propio o también sublicenciarán a Dazn; eso es algo que aún no está definido”, señalan.

Es un modelo de explotación que en cierta manera ya se introdujo en 2015 con Mediapro, aunque en su caso sí acudió a la licitación como canal de televisión. Entonces, y de la mano de beIN Sports, el grupo audiovisual se quedó el principal lote, de ocho partidos por jornada, dando forma a un canal que estuvo en numerosas plataformas y una OTT de pago a la que se podía acceder directamente.

Eso sí, aquella negociación ya puso sobre la mesa uno de los grandes retos que deberá afrontar Relevent si gana el tender. La única manera de la agencia para recuperar su inversión es alcanzando acuerdos de distribución, y un obstáculo frecuente en las conversaciones es el precio mínimo garantizado que cada plataforma debe pagar en función del número de clientes.

Los pliegos dan cierta libertad a la hora de sublicenciar los derechos, si bien la competición podrá vetar acuerdos en “situaciones muy concretas y tasadas, ligadas a factores de riesgo financiero y reputacional para LaLiga, incumplimientos normativos o incumplimientos en la explotación del presente Procedimiento por parte del potencial sublicenciatario”, según se recoge en las respuestas a las dudas de los licitadores.

El caballero blanco encontrado por LaLiga podría ser determinante para conseguir el objetivo de recuperar clientes. Según cálculos internos de la patronal, en España hay más de dos millones de personas que no pueden ver el fútbol aunque son clientes de la televisión de pago, mientras que el número concreto de abonados a los canales de fútbol ha pasado de 4 millones de accesos en 2016 a apenas 2,4 millones al cierre del primer trimestre de 2021.

Los posibles lotes a los que optan los candidatos

Si bien hay opción de pujar por todo, lo cierto es que LaLiga ha incrementado de forma considerable el número de lotes, precisamente en busca de una mayor competitividad.  Esta vez ha apostado por un tender multipropiedad en el que habrá múltiples opciones y que incluye por primera vez la opción de pujar por paquetes más pequeños, de tres o cinco partidos, e incluso por únicamente tres jornadas, como explicó su presidente, Javier Tebas, en una entrevista con 2Playbook en el marco de World Football Summit (WFS). Dazn y Amazon figuran entre los nuevos actores llamados a jugar un papel importante, ampliando el abanico de potenciales consumidores.

El primer lote es el tradicional, dividido entre ocho partidos en exclusiva para la televisión de pago y El Partidazo, en el que ya se elimina el concepto a que siempre será un partido correspondiente a FC Barcelona o Real Madrid. Eso sí, parece la elección obvia para casi cada jornada y ese adjudicatario del denominado Lote A.2. siempre tendrá derecho a elegir primero su partido. Estos son los dos paquetes que hoy tiene Telefónica y por los que acordó pagar una media de 980 millones de euros anuales entre 2019-2020 y 2021-2022.

A partir de aquí, la revolución. En Lote B mantiene este mismo esquema, pero con la novedad de que un tercer licitador podría pujar por la exclusiva de tres jornadas concretas, las cuales no están precisadas en los pliegos. Es un producto muy similar al que ya consiguió quedarse Amazon en Reino Unido con los partidos que se disputan en Navidad, incluido el Boxing Day.

El Lote C tiene una estructura muy similar, pero se divide en 7 y 3 partidos por jornada durante toda la temporada, con la opción de que alguien adquiera tres jornadas completas durante cada curso. El Lote D igual, aunque con la división inicial de 5 encuentros semanales por lote, con esa complementariedad de tres jornadas específicas para un player.

 

Relevent, el revulsivo del soccer en Norteamérica

Relevent es el socio industrial de LaLiga en Estados Unidos y México, y ha sido pieza clave para que las operaciones en estos mercados ya sean rentables. Pero también es un viejo conocido del conjunto del fútbol europeo desde hace una década. Fundada por el multimillonario Stephen Ross, su primer proyecto en la industria fue la creación de la International Champions Cup (ICC) en 2013. Esta especie de Champions League estival revalorizó el negocio de las pretemporadas, pero sobre todo ha sido uno de los pilares sobre el que muchos equipos de fútbol han construido su marca en la región.

El coste anual de la cita ronda los 100 millones de dólares, según The New York Times, que a principios de 2020 desveló que la compañía había pedido a Uefa y clubes que dieran carácter oficial a la cita para elevar su competitividad y hacer sostenible económicamente el evento. También es una de las empresas que más empujó en la promoción de la Superliga.

Ross, con una fortuna estimada en 8.300 millones de dólares gracias a sus negocios inmobiliarios, también es el propietario de los Miami Dolphins de la NFL y uno de los promotores para que Miami acoja un gran premio de Fórmula 1.

La redacción propone