Publicidad

Peloton lleva a Lululemon a los tribunales para para proteger su patente de ropa

La compañía de ‘home fitness’ ha presentado una serie de documentos en el Tribunal de Distrito de EEUU para recibir la confirmación de que su gama de ropa deportiva no infringe la propiedad industrial de la compañía canadiense.

Peloton ropa

Peloton busca proteger su patente, esta vez, de ropa técnica deportiva. La compañía especializada en entrenamiento para el hogar, que en los últimos años ha denunciado a varias empresas de la competencia al considerar que estaban infringiendo su propiedad industrial, ha llevado a Lululemon a los tribunales para proteger su patente.

En concreto, la compañía estadounidense está buscando la confirmación en los juzgados de que su gama de ropa deportiva no infringe las patentes de Lululemon, empresa canadiense especializada en la fabricación y la distribución de ropa para la práctica de ejercicio físico. De fallar a su favor, cualquier denuncia realizada por Lululemon contra Peloton por su línea de moda deportiva será inválida.

Este movimiento de Peloton llega después de que el 11 de noviembre los servicios jurídicos de Lululemon dieran a conocer que denunciarían a la compañía de home fitness si no dejaba de vender sus prendas de ropa. Es una línea de negocio que la compañía ha lanzado en 2021, después de varios años vendiendo merchandising fabricado por otras compañías, como Nike.

“Además de las muchas diferencias claras y obvias en el diseño, las marcas y logotipos de Peloton y Lululemon también son distintivos y bien reconocidos con diferencias claras y evidentes que permiten que la confusión de productos sea imposible”, ha defendido Peloton en los documentos depositados en el Tribunal de Distrito de EEUU.

Peloton y Lululemon son dos empresas que operan en los mismos segmentos de la industria del deporte, aunque sus debuts en este sector se han realizado de manera distinta. La primera nació como un fabricante de equipamiento para entrenar en el hogar a través de una plataforma de vídeo para seguir clases dirigidas por streaming y bajo demanda. No ha sido hasta 2021 cuando se ha lanzado a fabricar ropa deportiva.

En cambio, Lululemon nació como fabricante de ropa para la práctica de yoga, y poco a poco ha ido diversificando su negocio. En 2020, antes de la pandemia, adquirió Mirror, un espejo inteligente para ejercitarse en el hogar, lo que la llevó a entrenar de lleno en el ámbito del home fitness.

Las ventas de la compañía canadiense aumentaron hasta 4.400 millones de dólares (3.888 millones de euros) en 2020, un 11% más que en el pasado ejercicio. Por su parte, el negocio de Peloton se dobló en el ejercicio fiscal 2021, que empezó en julio de 2020 y finalizó en junio de este año. En total, la empresa estadounidense facturó 4.021,8 millones de dólares (3.554 millones de euros).

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés