El deporte español saca músculo en el extranjero: bicis, calzado y outdoor despegan en octubre

Las cinco principales categorías deportivas, entre las que también están el fitness y el esquí, volvieron a crecer en el décimo mes del año. En el acumulado de 2020, las exportaciones españolas generaron 672,3 millones de euros, sólo un 1,2% menos intera

bicicleta montaña scott

El deporte español muestra su resiliencia como motor económico frente a la Covid-19. Las exportaciones de artículos deportivos aumentaron un 14,6% interanual en octubre, lideradas por el despegue de categorías como el calzado, las bicicletas y el outdoor, cuyo avance se situó entre el 20% y el 35%. El fitness y el esquí, que cierran el big-5 de la venta de productos deportivos al extranjero, también volvieron a crecer, aunque a menor ritmo, entre un 1% y un 3%.

El despegue de las ventas al extranjero se produjo en plena remontada del retail deportivo en Europa. Lo que se desconoce es cómo impactarán las decisiones de países como Portugal, Alemania, Francia o Reino Unido, que a finales de octubre volvieron a endurecer las medidas para contener el avance de la pandemia a través del cierre de comercios e, incluso, confinamientos domiciliarios.

No es una cuestión menor, pues los estados miembros que han apostado por las medidas más restrictivas son las principales economías de la Unión Europea (UE) y los mayores socios comerciales de España en el ámbito deportivo. Entre los cinco países mencionados compraron productos por 450,4 millones de euros entre enero y octubre, equivalente a más de dos tercios del total de las exportaciones.

De producirse un frenazo, sería en un momento en el que la venta de material deportivo al exterior sumaba cuatro meses al alza. La remontada, que se inició en julio, ha logrado que las exportaciones españolas recuperaran el terreno perdido durante los meses del primer confinamiento. La cifra de negocio se situó en 680,7 millones de euros entre enero y octubre, sólo un 1,2% menos interanual.

De hecho, las categorías clave que han liderado la recuperación del último mes, outdoor, bicicletas y calzado, son las únicas que presentan crecimiento en el acumulado de 2020, de enero a octubre. El caso más significativo es el de las sneaker y el calzado para fútbol, baloncesto o tenis, pues son el principal motor de la industria deportiva made in Spain en el extranjero.

Las exportaciones iniciaron la remontada en verano y en octubre habían cubierto el agujero dejado entre marzo y junio

La comercialización de calzado deportivo ha aumentado un 8% en los diez primeros meses de 2020, hasta 171,4 millones de euros. Mirando únicamente el último mes, el ritmo de crecimiento se multiplica por cuatro, con un avance del 35%. Algo similar ocurre con el material para practicar deporte al aire libre, que entre enero y octubre presenta un alza del 9,2%, hasta 124,3 millones de euros, pero en octubre ha duplicado su crecimiento, hasta un 19,6%.

El caso de las bicicletas también es significativo. Ttras un 2019 a la baja, han subido una marcha y en los diez primeros meses de este año han crecido un 14,8%, hasta 109,3 millones de euros. La venta de bicis ha vuelto a situarse al mismo nivel que la de artículos de fitness, gimnasia y atletismo, que alcanzó 110 millones de euros en este período.

Estas categorías, sin embargo, aún presentan una caída interanual del 23,3%, aunque en los dos últimos meses han presentado los primeros síntomas de recuperación. Lo mismo sucede con el esquí, que hasta octubre vendió artículos deportivos por valor de 33,5 millones de euros, un 25,6% menos interanual, pero que en octubre había logrado asomar la cabeza de nuevo y registrar un tímido crecimiento del 0,7%.

Las importaciones han registrado una línea similar a las exportaciones, aunque menos pronunciada. España compró artículos al extranjero por valor de 132,6 millones de euros en octubre, un 0,3% más que en el mismo mes del año anterior. Este es uno de los principales indicativos de que el consumo había vuelto a reactivarse parcialmente.

Entre enero y octubre, sin embargo, las importaciones deportivas aún presentan una caída interanual del 12,2%, hasta 1.220 millones de euros. La compra de artículos vinculados a la actividad física aún pesa casi el doble que la venta al extranjero, por lo que la balanza comercial española presenta un déficit de 540 millones de euros.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés