El deporte español sigue la remontada en el extranjero: las exportaciones crecen un 6% en septiembre

La venta de artículos deportivos al extranjero aumentó por cuarto mes consecutivo desde la llegada de la pandemia. En el acumulado del año las exportaciones españolas aún presentan una caída del 2,84% interanual, hasta 601,5 millones de euros.

goat reventa sneakers

El deporte español vuelve a apoyarse en el extranjero frente a la recesión. La venta de artículos deportivos al exterior fue una de las principales válvulas de escape para las empresas durante la crisis de 2008 y aspira a volver a serlo frente a la pandemia. La exportación de material para la actividad física creció en septiembre por cuarto mes consecutivo, desde que se decretase el confinamiento. En concreto, las ventas al extranjero aumentaron un 6% interanual en dicho mes, lideradas por el calzado, las bicicletas y el outdoor.

La remontada en las ventas al extranjero comenzó en junio y ha logrado mantener la tendencia hasta el final del verano. En el acumulado del año, entre enero y septiembre, las exportaciones españolas aún presentan una caída del 2,84% interanual, hasta 601,5 millones de euros, lastradas por la paralización de la actividad entre marzo y mayo, según datos de Icex.

El deporte español ha seguido la estela de la recuperación en los principales países, que han registrado picos de consumo en sectores como el ciclismo, el fitness, el running o el outdoor. Estos dos últimos se han convertido en los motores de las ventas de artículos deportivos, como demuestra la facturación de las principales cotizadas del sector.

En el caso de las exportaciones españolas, la venta de artículos para la actividad física al aire libre aumentó un 8,4% en los nueve primeros meses del año, hasta 114,6 millones de euros. En esta categoría no se incluyen las zapatillas para running, que están englobadas dentro del calzado.

 

La venta de zapatillas deportivas y sneakers también ha aguantado el tirón frente a la pandemia y entre enero y septiembre registró un alza del 6% interanual, hasta 155,2 millones de euros. La evolución de las ventas en el calzado es fundamental, pues es la actividad que más ingresos genera en el extranjero y la que tradicionalmente ha liderado las exportaciones españolas.

Mirando únicamente al mes de septiembre, el calzado presentó un crecimiento incluso superior, del 11,2% respecto al mismo mes en 2019. Las ventas estuvieron lideradas por las categorías técnicas, como el baloncesto, el tenis, el running y otras disciplinas, que aportaron el 60% del total de los ingresos de las zapatillas españolas.  

Pese a la evolución favorable de outdoor y calzado, el sector estrella en las exportaciones españolas es el ciclismo. La venta de bicicletas a otros países se situó en 98 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 14% superior respecto al mismo período del año anterior.

Ahora bien, el peso del sector de la bicicleta, estratégico en el comercio exterior durante los últimos diez años, está lejos de recuperar los niveles de facturación de 2017 y 2018, cuando alcanzó su pico. A pesar de todo, la estrategia de relocalizar parte de la producción de los principales fabricantes españoles unida al boom de la demanda en España y otros mercados internacionales, ha vuelto a impulsar al ciclismo made in Spain tras un 2019 a la baja.

 

 

El caso del esquí es diferente. En los nueve primeros meses de 2020 presenta una caída en la venta al exterior del 29%, hasta 26,7 millones de euros. En el mes de septiembre, sin embargo, los artículos para deportes de nieve comenzaron a dar síntomas de recuperación con un alza del 15,4% interanual.

El aumento se debe, principalmente, al inicio del sell-out de la campaña invernal, que coincide tradicionalmente por estas fechas. La mejora sanitaria y la recuperación en las ventas registrada en verano hacía prever una temporada de nieve más fuerte de lo esperado, tal y como se refleja en el barómetro realizado por la Federación Europea de la Industria de Distribución Deportiva (Fesi). Sin embargo, los confinamientos decretados por diferentes países europeos han puesto en jaque la campaña.

Finalmente, el fitness, que en los dos últimos años se había convertido en el motor de las ventas, aún no ha logrado recuperarse del golpe de la Covid-19. La venta de artículos para la gimnasia y el atletismo presentó una caída del 26,6% entre enero y septiembre, hasta 114 millones de euros. A pesar de todo, aún es segundo sector que más facturación aporta por detrás del calzado y continúa siendo uno de los pilares del deporte español en el extranjero.

 

Las importaciones siguen a la baja

Las importaciones son uno de los indicadores que miden la evolución del consumo en el país y la capacidad de gasto de la población. La compra de artículos deportivos al extranjero presenta una caída del 13,5% entre enero y septiembre, hasta 1.084 millones de euros, el peor registro desde el año 2016.

Pese a la remontada de las exportaciones y la tendencia a la baja de las importaciones, la balanza comercial española aún presenta un déficit de más de 400 millones de euros. Se trata de un equilibrio difícil de compensar, pues los principales players del deporte son extranjeros y sus sedes internacionales, así como los centros logísticos, están en ciudades como Ámsterdam, Berlín o Ginebra.

Lo que por ahora se desconoce es cómo impactarán las nuevas medidas de restricción y confinamiento aplicadas por gran parte de los países de la Unión Europea. Entre marzo y mayo las exportaciones y las importaciones se hundieron hasta el mínimo, según los datos del Icex y, dado que el 87% del comercio exterior de las empresas españolas se realiza con otros países europeos, el impacto podría volver a ser significativo.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter 2P

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés