Publicidad

El COI permitirá un 50% de aforo: hasta 10.000 espectadores en Tokio 2020

El Comité Olímpico Internacional y el Gobierno de Japón han acordado abrir parcialmente los estadios para el evento. En caso de jugar a puerta cerrada, la factura habría sido de 90.000 millones de yenes (674,2 millones de euros).

Tokio juegos olímpicos

El Comité Olímpico Internacional (COI) y el Gobierno de Japón dan luz verde a la apertura parcial de los estadios para Tokio 2002. Ambos organismos han alcanzado un acuerdo para permitir hasta 10.000 espectadores en las gradas, lo que supone una capacidad de hasta el 50%, según han informado en un comunicado.

De esta forma, el Gobierno relaja las restricciones que ha impuesto para otros eventos, entre ellos los deportivos, cuyo aforo aún es muy inferior. El país aún tiene declarado el estado de emergencia y las restricciones estarán sujetas a esta medida extraordinaria a falta de poco más de un mes para el arranque de la cita.

El COI ha admitido que el Gobierno “ha formulado directrices para los espectadores asegurando espacios seguros, como el uso de mascarilla en los recintos en todo momento, hablar en voz baja, no gritar, evitar congestiones y abandonar los estadios de forma ordenada, así como viajar directamente de casa al estadio”.

Asimismo, se cancelarán o reducirán el número de eventos públicos para minimizar el movimiento de la gente durante esas fechas. Finalmente, la decisión sobre el aforo para los Juegos Paralímpicos se tomará el 16 de julio, antes de la apertura de los JJOO. Por otro lado, no se han indicado medidas sobre la asistencia de aficionados de otros países.

Esta era una decisión crucial para el COI, pues en caso de haber disputado el evento a puerta cerrada se exponía a una pérdida de ingresos por ticketing de 90.000 millones de yenes (674,2 millones de euros). Ya entonces se estimaba que el aforo fuera de unas 10.000 personas, aunque no se ha confirmado oficialmente hasta hoy.

En los últimos meses se han publicado numerosos informes sobre la viabilidad de la cita olímpica, el impacto económico de celebrarla sin público o sólo con aficionados locales, y el golpe que supondría cancelar el evento. Según las estimaciones hechas el pasado mayo por el Instituto de Investigación Nomura, cancelar los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio de este verano podría costar a Japón unos 1,81 billones de yenes (13.560 millones de euros).

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés