Publicidad

La Federación Internacional de Natación prevé beneficios este año tras perder 20 millones en 2020

La cifra de negocio de la Fina se desplomó un 87% el pasado año, hasta los 8,2 millones de euros, principalmente por el desplome de los ingresos por eventos, que pasaron de 54,8 millones de euros a 5,9 millones de euros en el último ejercicio.

natación europeo

La Federación Internacional de Natación (Fina) se quedó sin agua en la piscina en 2020. Tras el estallido de la pandemia de la Covid-19, la anulación de buena parte de las competiciones organizadas por el organismo ha generado el desplome de sus ingresos, que cayeron en un 87% interanual, hasta los 8,2 millones de euros. Esta situación generó unas pérdidas de 19,7 millones de euros, según ha informado la federación.

En su mayor partida de ingresos, la relativa a los eventos y competiciones, la caída fue del 89%, pasando de los 54,8 millones de euros en 2019 a 5,9 millones de euros en el último ejercicio. En este sentido, cabe recordar que a la suspensión de Tokio 2020 se sumó el necesario retraso del campeonato del Mundo de 2021, que se celebrará en Japón en 2022 para hacer hueco en el calendario a los Juegos.

Por otro lado, la partida de gastos de la Fina se redujo ligeramente tanto en lo relativo al desarrollo de actividades -hasta los 6 millones de euros- como en los gastos administrativos, que se redujeron en apenas 500.000 euros hasta los 7,7 millones de euros.

El tesorero de la Fina, Dale Neuburger, destaca en el informe anual de la federación que el golpe de la Covid en las finanzas del organismo acuático afectará “al menos, hasta el 2022”.

 

Beneficio de 1,3 millones en 2021

Para este año, sin embargo, la Fina es optimista con la vuelta de las competiciones y la celebración de los Juegos de Tokio. La federación internacional ha presupuestado unos beneficios de 1,3 millones de euros para 2021, que se dispararían en 2022 hasta los 11 millones de euros por la celebración del Mundial de natación en Japón.

Al respecto de su recuperación, la Fina confía en percibir una contribución de 35 millones de euros por parte del Comité Olímpico Internacional (COI), a dividir entre 2021 y 2022. De confirmarse, no sería la primera ayuda del olimpismo al organismo acuático, que logró un préstamo de un millón de dólares (822.000 euros) el pasado año para combatir el impacto de la Covid-19 en sus finanzas.

Asimismo, el prize money para los nadadores en 2021 alcanzará los 2,4 millones de dólares (2 millones de euros). Esta es una de las claves que ha destacado en la asamblea general el nuevo presidente de la Fina, el exnadador kuwaití Husain Al Musallam.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés