Publicidad

La Justicia da luz verde a la Uefa para sancionar a Real Madrid, Barça y Juventus por la Superliga

La jueza de lo Mercantil número 17 de Madrids, Sofía Gil García, ha acordado el alzamiento de las medidas cautelares obtenidas por los tres clubes promotores de la competición. “Los intervinientes eran conocedores de las posibles consecuencias”, esgrime.

Real Madrid Champions 2022

Cuando se cumple un año del anuncio de la Superliga, la Justicia da luz verde para que Uefa sancione a sus promotores. Tras la salida de 9 de los 12 clubes fundadores de la sociedad que pretendía revolucionar el fútbol europeo con una competición semicerrada, Real Madrid, FC Barcelona y Juventus de Turín siguen adelante con el ánimo de poner en marcha el torneo. Pero ahora, también pueden recibir sanciones por ello.

Sofía Gil García, titular del juzgado de lo Mercantil número 17 de Madrid, ha acordado el alzamiento de las medidas cautelares obtenidas hace justo un año por los clubes promotores –a través de las sociedades European Superleague Company y A22 Sports Management– para que ni Fifa, ni Uefa ni sus ligas nacionales pudieran sancionarles.

Gracias a ello, los gestores de las competiciones tuvieron que archivar momentáneamente los procedimientos disciplinarios que se les abrieron a los clubes por su participación en el proyecto. Ahora, esta lista de doce se ciñe únicamente a los tres equipos que se mantienen en liza.

“No consta mínimamente acreditado que la amenaza e imposición de sanciones a los tres clubes subsistentes conlleve la necesaria imposibilidad de ejecutar el proyecto, cuya financiación es independiente”, apunta la resolución judicial. Madrid, Barça y Juventus argumentan lo contrario.

Además, la jueza esgrime que “en el momento del desarrollo del proyecto, los intervinientes –incluidas las entidades financieras–  eran perfectos conocedores de las posibles consecuencias, lo que no evitó la adopción de compromisos de financiación, que no cabe suponer ni presumir que se vean frustrados por las eventuales sanciones”.

Por todo ello, la titular apunta a “razonable y justificado” que Uefa y Fifa tuvieran que autorizar este tipo de proyectos de competiciones alternativas para “preservar la igualdad de oportunidades de los clubes que intervienen en el mercado deportivo”.

En su escrito también apunta a “los ingentes intereses económicos que los partidos de fútbol proporcionan a los clubes, jugadores y directivos”, que “suponen un riesgo evidente contra el mantenimiento y defensa de los principios básicos de todo deporte”.

 

Sanciones también para los arrepentidos

La Uefa decidió el pasado septiembre suspender el paquete de sanciones acordado por la asociación para los clubes de la Superliga. Además de la potencial expulsión a los que siguieran adelante –“si juegan otras competiciones, no jugarán las nuestras”, llegó a decir su presidente, Aleksander Ceferin–, también recibirían sanciones los nueve equipos arrepentidos a las pocas horas de saltar la noticia de la fundación de la gestora de la nueva competición.

En el caso de estos últimos, la multa llevaría a la reducción del 5% de sus ingresos Uefa y una contribución al Fondo de Solidaridad del organismo con 15 millones de euros. A ello se sumaría la medida más temida por los clubes: la penalización de 100 millones de euros en caso de incumplimiento si pretenden participar en la Superliga.

El siguiente paso será la audiencia previa al juicio, fijada por la jueza para el 14 de junio. En este punto, destaca la situación de rebeldía procesal de la Fifa por su incomparecencia como codemandado en el plazo requerido por la titular para dar respuesta a la demanda.

Publicidad

Publicidad