Publicidad

Uefa-ECA: más control económico, reforma de los traspasos y ‘no’ a Superliga y Mundial bianual

El regulador del fútbol europeo y la asociación de clubes hacen frente común sobre las reformas que consideran prioritarias para el sistema. Por lo pronto, trabajan en una financiación de 7.000 millones para mitigar el impacto de la pandemia.

uefa eca ceferin 2021

La pandemia forja extrañas alianzas, y una se ha visto hoy en el corazón del fútbol europeo. Aleksander Ceferin, presidente de la Uefa, junto a Nasser Al-Khelaifi, presidente de la Asociación Europea de Clubes (ECA), pero también del Paris Saint-Germain (PSG). Paradójico si se tiene en cuenta que le ha tocado hacer una férrea defensa del fair play financiero que en su día incumplió y que en los últimos meses ha esquivado por defectos de forma.

Era la asamblea general y hoy las amenazas son otras. La concisión y contundencia han ido dirigidas al rechazo frontal de la Superliga, calificada por ambos de “fábula”, “desgracia” o “proyecto fallido”, así como a la idea del Mundial de Fútbol cada dos años. Más tibio el dirigente catarí, más claro el responsable del fútbol continental: “Nuestros jugadores no necesitan pasar más veranos consumiendo torneos en lugar de pasarlos relajados”, ha criticado.

En opinión de Ceferin, “la joya de la Copa del Mundo tiene valor precisamente por su rareza y sostenerla cada dos años conducirá a una mayor aleatorización, menos legitimidad y, lamentablemente, diluirá la propia Copa del Mundo”. Ello, pese a que la única solución hallada ahora para reformar la Champions League sea añadir partidos.

En lo que ambos sí se han mostrado de acuerdo, aunque sin entrar en detalles, es la necesidad de reformar el fair play financiero. Como ya expresó semanas atrás en un estudio sobre las finanzas del fútbol europeo, el dirigente esloveno considera que deben “avanzar hacia un sistema más fuerte que permita el control directo y la responsabilidad financiera”.

Actualmente, las regulaciones de Uefa establecen la permisividad de sufrir unas pérdidas de 30 millones de euros anuales, siempre y cuando sean compensadas por los accionistas y haya un plan para compensarlas en los ejercicios posteriores. Un criterio que, en la práctica, ha permitido que muchos clubes compitieran a pérdidas en la Champions League.

La Uefa y la ECA se han mostrado de acuerdo en la necesidad de reformar el fair play financiero

Ese control directo al que alude Ceferin podría conducir hacia una supervisión previa como la que aplica LaLiga, de modo que existen más y mejores mecanismos para evitar que haya clubes gastando por encima de lo que realmente general o algunas entidades pongan en riesgo su viabilidad para competir a alto nivel.

Ceferin no ha dado pistas sobre las reformas que plantea, aunque de su intervención se desprende la voluntad de permitir gastar por encima de los ingresos a aquellos clubes con capacidad para absorber el exceso de gasto a través de sus accionistas. Aunque ha indicado que “los clubes deben gastar sabiamente y entender que su estrategia financiera puede afectar al resto”, también ha recordado que “control de costes y equilibrio competitivo son dos cosas distintas”.

Uefa siempre ha defendido que la principal amenaza de este equilibrio entre grandes y pequeños no son las acciones individuales de algunos clubes, sino las distorsiones que provocan los ingresos audiovisuales en función del tamaño de cada mercado. En este sentido, ha querido separar la reforma del fair play financiero de la búsqueda de mecanismos que fomenten la competitividad.

Al-Khelaïfi, cuyo club ha estado en el ojo del huracán por el uso de patrocinios inflados de Qatar para alcanzar la élite, se ha limitado a comentar que desde ECA propondrán “nuevas regulaciones de juego limpio financiero para que el fútbol de clubes europeo permanezca en la cima del deporte y el entretenimiento, pero al mismo tiempo garantice una pirámide de fútbol estable, sostenible, inclusiva y competitiva”. En este punto, ha confirmado que se trabaja en una financiación de 7.000 millones de euros para mitigar el impacto de la Covid en el sistema.

Tras un verano en el que el conjunto parisino ha vuelto a agitar el mercado con la llegada de Sergio Ramos y Leo Messi y la retención de Kylian Mbappé, Ceferin también ha abogado por una reforma del sistema de traspasos. “No creo que el viejo sistema sea el correcto”, ha aseverado, en referencia a la espiral de gasto -acelerada con el fichaje de Neymar- y la fuerte inflación salarial.

Un estudio de la Uefa al que ha accedido 2Playbook revela que las pérdidas operativas acumuladas entre 2019-2020 y 2020-2021 oscilarán entre 5.300 millones y 6.200 millones de euros. Ello, tras un 2018-2019 en el que ya se perdió la senda de la rentabilidad, pasando de un beneficio antes de impuestos de 140 millones a unos números rojos de 125 millones de euros.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés