Publicidad

Félix Sancho (Hereda San Pablo Burgos): “Quieren que el circo no pare, pero nos impiden facturar”

El presidente del club ACB, que recientemente ganó su segunda Basketball Champions League consecutiva, reclama apoyos al CSD para cubrir la pérdida de ingresos por el cierre de los pabellones y el aumento de los gastos por los protocolos sanitarios.

felix sancho burgos

Si La Vuelta ha elegido la canción 1932 del grupo burgalés La M.O.D.A como sintonía oficial para 2021, el Hereda San Pablo Burgos bien podría haber elegido Nómadas. “La distancia nos acerca”, cantan sus vecinos, en lo que podría ser una oda a la temporada del club, sextos en Liga Endesa y campeones por segundo año consecutivo de la Basketball Champions League (BCL). Unos éxitos que han tenido que ofrecer a distancia, con sabor agridulce, pero que no han impedido que el club agote las existencias de camisetas con el parche de campeones.

Burgos es uno de los equipos de moda desde hace ya casi tres años. Una moda duradera, que llegó “con aire fresco para la liga, y que ahora aparte de seguir aportándolo, ha madurado como proyecto”, destaca su presidente, Félix Sancho, en conversación con 2Playbook. Su modelo de gestión y los éxitos deportivos le han permitido mitigar el impacto de la Covid-19, aunque Sancho lamenta la falta de apoyo institucional: “Quieren que el circo no pare, que sigamos entreteniendo a la gente, pero se nos deniega generar una parte importante de nuestros ingresos sin compensación alguna”.

 

Segunda Basketball Champions League consecutiva, ¿cómo se capitaliza este éxito para un club humilde como Burgos?

Hay diferentes formas de capitalizarlo. En nuestro caso, es una ayuda extra para reforzar el marketing y lograr más patrocinadores. Para nosotros esto es esencial, porque con el éxito se hacen eco más medios, tenemos más repercusión y eso es visibilidad para el patrocinador. Ya nos han contactado agencias y empresas para trasladarnos propuestas para la próxima temporada. Al final, estamos poniendo a Burgos en el mapa.

 

¿Más éxito y visibilidad implica también poder subir los precios a los activos?

Sin duda. De hecho, es el siguiente paso que tenemos que dar en materia de marketing y patrocinio. Somos conscientes que tenemos que mejorar en volumen económico, que ahora podemos reclamar más que cuando apenas llevábamos dos años en ACB o cuando no jugamos en Europa, pero no solo por los títulos, sino por la repercusión que tenemos como club entre los aficionados al baloncesto, tanto en Burgos como fuera.

 

“Estamos ofreciendo solomillo y no podemos cobrarlo"

 

¿Hay estructura en el club para poder dar ese paso al frente o habrá que fichar en los despachos para acompañar el crecimiento?

Desde el primer día he concebido el club como una empresa, pero como una empresa familiar. Eso quiere decir que los trabajadores que están nos han acompañado desde el primer momento y han crecido como personas y profesionales al ritmo que lo hacía el club. Al principio demostraron que podíamos traer aire fresco al baloncesto, otra forma de hacer las cosas, y lo seguimos haciendo, pero ahora han demostrado que ya no somos tan jóvenes y pueden liderar este paso que queremos dar.

 

Burgos es un club que no depende de administraciones públicas ni del mecenazgo. ¿Cómo gestionáis los recursos para ser competitivos?

Optimización al máximo. Si quieres consolidar proyectos, hay que optimizar los recursos y también saber que hay un techo, y creo que hemos alcanzado el nuestro.

 

¿Te refieres a nivel deportivo o económico?

En ambos sentidos. Como club, consideramos que podríamos jugar Eurocup sin problemas, pero es que es una competición que está perdiendo interés a pasos agigantados. Cada vez más equipos se pasan a la Basketball Champions League, que cada año es más dura y crece más, no hay más que ver la eliminación del Tenerife y otros equipos con mucho más presupuesto que nosotros.

 

¿El techo también está en la ACB?

Sin duda. Real Madrid y FC Barcelona tienen cinco veces más déficit que nosotros presupuesto. Otros tiran de mecenas o patrocinadores que son dueños del club para financiarse y van a pérdidas también, o de instituciones que sostienen a los equipos. Para mí, eso es hacer trampa. Evidentemente, mientras la salud económica de la ACB siga por este camino, hay un techo.

 

"Depender solo de mecenas y apoyo institucional es trampa"

 

¿Qué medidas harían falta para avanzar en sostenibilidad económica en la liga?

Lo principal y lo ideal es hacer proyectos a medio plazo y pensados para que perduren en el tiempo. Eso es lo que da estabilidad, pero tiene un componente de riesgo, al menos para clubes como el nuestro: te obliga a acertar. Eso te hace convivir con otro factor, saber que no siempre se puede acertar, y que algunos años acabarás quinto y, otros, duodécimo, pero estaré igual de contento mientras la gestión sea saludable.

 

Antes hablabas de gestionar el club como una empresa. ¿Cuáles son las prioridades para mantener esta máxima?

En primer lugar, ese tipo de gestión es la que nos da seriedad ante las marcas y socios. Más allá de eso, tenemos dos obligaciones. La primera, cumplir al 100% con las obligaciones de los contratos, tanto de jugadores como del personal. Lo segundo, tenemos que generar un espectáculo para el público, que es lo que permite que eso suceda. Cuanto mejor sea el circo, más gente vendrá a verlo y más recursos tendremos.

 

Otra cuestión diferente: las ayudas del CSD. ¿Qué se puede reclamar al nuevo secretario de Estado para el Deporte?

Lo que el CSD tiene que analizar no es si un empresario aporta más dinero para salvar a un club o si se gasta más o menos en la plantilla, sino únicamente los ingresos que nos están privando generar. Y es sencillo, coger los ingresos por ticketing y abonos de las últimas temporadas, el impacto sobre los patrocinadores y hacer el cálculo. Es lo que reclamamos, ni un euro más y, aun así, estaría dispuesto a alcanzar un término medio para facilitar la solución.

 

¿El deporte profesional se ha sentido discriminado frente a otras competiciones o sectores?

Yo tengo un negocio de restauración y ahí a mí me facilitan tener trabajadores en un Erte, ayudas y medidas para minimizar los gastos al haber menos ingresos y restricciones. Pero en las ligas profesionales no. Nos están pidiendo dar espectáculo corriendo con un 120% de los gastos, porque a los habituales se suman los protocolos sanitarios, y con ingresos que son entre uno y dos tercios inferiores. Ninguna empresa puede sostenerse así. Nos exigen dar espectáculo a pulmón. Es como ofrecer solomillo y no poder cobrarlo.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés